ÁNGEL DE CABO ESTABA EN PRISIÓN DESDE DICIEMBRE DE 2012

La Audiencia deja libre al socio de Díaz Ferrán tras presentar avales por 600.000 €

El socio de Gerardo Díaz Ferrán, Ángel de Cabo, ha quedado en libertad después de presentar avales hipotecarios por valor de unos 600.000 euros

Foto: Ángel del Cabo y Gerardo Díaz Ferrán (EC)
Ángel del Cabo y Gerardo Díaz Ferrán (EC)

El socio de Gerardo Díaz Ferrán, Ángel de Cabo, ha quedado en libertad después de presentar avales hipotecarios por valor de 600.000 euros, según ha podido saber El Confidencial de fuentes jurídicas. La Audiencia Nacional ha decretado la libertad de De Cabo, encarcelado hasta hoy en Soto del Real como su socio, el ex presidente de la CEOE, y como Luis Bárcenas, el extesorero del PP. De Cabo llevaba en prisión desde diciembre de 2012.

La Fiscalía de la Audiencia presentó en abril el escrito de acusación en el que pidió quince años de cárcel para el expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, por el vaciamiento de Viajes Marsans. Le acusó de un delito de alzamiento de bienes, otro de concurso fraudulento, blanqueo de capitales y uno de integración en grupo criminal. También le piden cinco millones de euros de multa en caso de ser condenado.

Asimismo, el fiscal Daniel Campos solicitó para el ‘liquidador’, Ángel de Cabo, ocho años de cárcel. En su caso, se le rebajó la petición porque ha estado colaborando con la Policía en la búsqueda de parte del dinero y, sobre todo, en obtener más pruebas contra Díaz Ferrán, según consta en el último informe de la UDEF.

Según el escrito del fiscal, con la finalidad de hacer desparecer de su patrimonio “cuantos bienes pudieran servir para satisfacer sus deudas, Díaz Ferrán procedió a transferir algunos de sus inmuebles de los que disfrutaba a sociedades controlados por De Cabo”, una vez que Viajes Marsans comenzaba a pasar por graves dificultades económicas.  

El precio total de la compraventa ascendió a 14.260.000 euros, que retiene la parte compradora para abonarlo directamente a los bancos acreedores, “por lo que en ese acto de compraventa no hubo entrega de cantidad alguna”.

Otro de los bienes que Díaz Ferrán trató de ocultar a los acreedores fueron sus dos apartamentos en Nueva York. “En ejecución al plan urdido para ocultar su patrimonio a los acreedores, el acusado procedió a enajenar ambos inmuebles”, recoge el escrito fiscal. El precio de la venta se destinó en parte al pago de la hipoteca que gravaba los apartamentos y el resto ha sido ocultado por Díaz Ferrán “fuera del alcance de los acreedores y de las autoridades judiciales españolas”.

Junto a De Cabo y Díaz Ferrán, hay otros nueve acusados, entre ellos el hijo del expresidente de la patronal, Gerardo Díaz Santamaría, para quien se solicita ocho años y nueve meses de prisión por participar en el desvío y ocultación de los bienes e su padre. Para el máximo colaborador de De Cabo, Iván Losada, el fiscal solicita cuatro años y tres meses de cárcel. El siguiente paso es que los acusados se sienten en el banquillo de los acusados, que podría ser en los próximos meses.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios