se traspapelaron misteriosamente en el ts

Imputan a la ‘mano negra’ del Supremo que 'perdió' cuatro denuncias contra Lesmes

El juzgado de instrucción número 9 de Madrid ha imputado a María Antonia Cao Barrero, secretaria judicial de la Sala Segunda del Supremo

Foto: El presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes (EFE)
El presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes (EFE)

El juzgado de instrucción número 9 de Madrid ha imputado a María Antonia Cao Barrero, secretaria judicial de la Sala Segunda del Supremo y presunta ‘mano negra’ que traspapeló hasta cuatro denuncias consecutivas contra el presidente del Alto Tribunal, Carlos Lesmes, por presunta prevaricación. Saberlotodo Internet y su administrador, José Vicente Lucas, han conseguido que un tribunal ordinario ayude a esclarecer por qué ninguno de los escritos presentados en el Supremo y con el sello de entrada preceptivo nunca llegaron a su destino final y quedaron en un limbo que fue denunciado incluso por el demandante ante el propio Consejo General del Poder Judicial un mes antes de que este organismo procediera a su renovación y nombrase a Lesmes como presidente.

Como ya informó este diario, una mano negra dentro del Alto Tribunal traspapeló las cuatro denuncias de Saberlotodo Internet y respondió al CGPJ que en la institución “no constaba” que se hubiera recibido ninguna de ellas. Perdidas dentro del propio palacio de las antiguas salesas, la sede del Tribunal Supremo. Esa es, al menos, la propia versión que el Tribunal trasladó al CGPJ ante las diligencias abiertas por este organismo el 14 de octubre. Sin embargo, esta supuesta pérdida encaja difícilmente con la versión que, por su parte, ratificaron por escrito la Secretaría del Gabinete Técnico del Alto Tribunal, que evadió responsabilidades ante las quejas formuladas por el administrador de Saberlotodo Internet.

En un escrito del pasado 3 de febrero, días después de que este periódico publicase la supuesta pérdida de los documentos, el secretario del gabinete técnico del TS, Luis Ignacio Sánchez Guiu certificó que sí que se había producido la entrada de dichas denuncias en el Alto Tribunal. La primera de ellas, con fecha del 27 de julio de 2012; la segunda, el 5 de diciembre de ese mismo año, la tercera, el 26 de febrero de 2013 y, la última, el 25 de abril. “La entrada, según consta, se hizo en la Secretaría de la Sala Segunda que tramita causas especiales”, señala el documento, que evita, eso sí, identificar a la destinataria final, la secretaria judicial María Antonia Cao Barrero. “No procede realizar indicación alguna sobre la persona receptora por cuanto no es función de este secretario la entrega personal de los escritos en las Secretarías; no constándole, por tanto, el funcionario o funcionarios a quienes se hizo materialmente la entrega”.

Hay que recordar que la citada secretaria fue la que firmó la respuesta al CGPJ en la que cerraba todo el caso “sin que conste haber recibido en la Secretaría de mi cargo ningún otro escrito”. Con todos estos documentos y certificados, José Vicente Lucas ha presentado ahora una nueva denuncia que ha sido admitida a trámite y que, de momento, se ha saldado con la imputación de la citada secretaria.

Saberlotodo Internet ha presentado una querella por los supuestos delitos de falsedad en documente público y de retardo malicioso en la administración de justicia. Por ahora, el Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid ha acordado, como diligencias, la citación de la secretaria judicial del Supremo como imputada para el próximo 13 de noviembre y ha solicitado, asimismo, que aporte el Libro de Registro de los escritos presentados en la Sala correspondiente en la fecha de los hechos. Del mismo modo, el juzgado ha citado al secretario judicial del Registro del TS Ignacio Sánchez Giau en calidad de testigo y también al funcionario de la Sala de lo Penal en la que María Antonio Cao desempeña sus funciones.

Origen de la denuncia contra Lesmes

Saberlotodo Internet solicitaba en esos cuatro escritos a la Sala Especial del Tribunal Supremo la reapertura de la causa por prevaricación contra Lesmes que dicho órgano, presidido por el juez Luciano Varela, archivó el 7 de septiembre de 2010. La empresa basa su batalla judicial contra el hoy presidente del Supremo en un documento oficial de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) remitido en su día al propio Lesmes que demostraría su versión de que el citado juez dictó una resolución injusta contra ellos a sabiendas.

El origen de esta denuncia se remonta a mayo de 2009, cuando Lesmes presidía la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional, y desestimó un recurso presentado por Saberlotodo Internet SL contra la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) por una sanción de 60.000 euros. La empresa defendió entonces que la sentencia incurría en “un grave error material” al computar mal la fecha de notificación de la multa de la AEPD y recurrieron, por ello, para que el juez rectificase la sentencia. La aclaración de dicha fecha era decisiva, pues de ello dependía que la multa de 60.000 euros hubiera caducado o no, “dado que habrían transcurrido más de seis meses entre la fecha del acuerdo de incoación del expediente sancionador y la de notificación de la resolución sancionadora”.

Tribunal Supremo. (EFE)
Tribunal Supremo. (EFE)

La sanción fue notificada por la AEPD a Saberlotodo Internet SL el 2 de enero de 2008 y no el 7 de diciembre de 2007, como sostuvo Lesmes en su sentencia por error, fecha que no accedió a corregir tras el recurso presentado por José Vicente Lucas en el que se alertaba del error. A partir de entonces, el caso ha sido un continuo sostenella y no enmendalla que ha acabado en un callejón sin salida dentro del Tribunal Supremo y que no se ha corregido ni siquiera cuando Saberlotodo Internet ha presentado ante el Alto Tribunal una carta de Artemi Rayo Lombarte, exdirector de la AEPD, dirigida al propio Lesmes en la que él mismo reconocía que la sanción “fue notificada al ahora recurrente el 2 de enero de 2008”. La misiva está fechada el día 20 de febrero de 2008; la sentencia de Lesmes es, sin embargo, del 1 de abril de 2009. Poco después, el 26 de junio de 2009, Lesmes firmaba otro auto en el que decía, textualmente, “no haber lugar a la aclaración de sentencia” sobre el error de la fecha.

“Ante la incapacidad de la Sala de rectificar un error evidente que simplemente hubiese requerido ir al folio nº 273 del expediente administrativo, comprobar que la fecha de notificación recogida en la sentencia era errónea y rectificarla, estimando la nulidad de la resolución sancionadora por caducidad del procedimiento sancionador, esta parte no tuvo otra alternativa que instar al correspondiente procedimiento penal por prevaricación judicial de la Sala enjuiciadora, al emitir a sabiendas una resolución judicial y arbitraria”, relata el abogado de Saberlotodo en su escrito de amparo al CGPJ.

Como se ha explicado, la querella criminal contra Lesmes fue archivada por el Supremo en septiembre de 2010. Sin embargo, Saberlotodo no encontró el citado documento firmado por Artemi Rayo hasta el 26 de junio de 2012, por lo que, a partir de ese momento, José Vicente Lucas lucha por reabrir el procedimiento al entender que había hallado “un documento esencial que demostraba el elemento cognoscitivo y volitivo del delito imputado a la Sala”.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios