Rajoy pide “patriotismo” y reclama al nuevo PSOE unidad frente al reto separatista
  1. España
reconciliación aznar-rajoy en faes

Rajoy pide “patriotismo” y reclama al nuevo PSOE unidad frente al reto separatista

Durante el discurso de cierre del Campus, Rajoy pidió “patriotismo sereno” y reclamó al PSOE la misma posición de Rubalcaba frente al reto separatista

Foto: Clausura del campus FAES en Guadarrama. (Efe)
Clausura del campus FAES en Guadarrama. (Efe)

Mariano Rajoy y José María Aznar se han reencontrado en público después de todo un curso de choques, el último por la campaña europea, y lo han hecho como si no hubiera pasado nada. Sonrisas, apretones de mano y bromas en los posados e intercambio de referencias afectuosas (“Querido Mariano”, “Querido amigo José María”) en la clausura del Campus de verano que FAESha celebrado en la localidad serrana madrileña de Guadarrama.

El presidente del Gobierno ha aprovechado la visita con título de jefe máximo a la Fundación del expresidente para defender en su discurso un patriotismo “sereno, cívico y orgulloso de lo que somos” y para reclamar al PSOE que mantenga la misma posición de defensa de la unidad de España y contacto con el Ejecutivo frente al desafío independentista en Cataluña que ha tenido el secretario general saliente, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Aznar salió a recibir a Rajoy a la puerta acompañado por el secretario general de FAES, Javier Zarzalejos. Luego dedicaron unos minutos a posar muy sonrientes ante fotógrafos y cámaras de televisión, comentaron el sincorbatismo del jefe del Ejecutivo y se sentaron después juntos en el salón actos para asistir a la clausura del Campus.

Si en mayo el ex presidente del Gobierno no tuvo tiempo para encajar en sus planes algún acto de apoyo a la campaña electoral de su partido ni la dirección del PP se adelantó para buscarle un hueco, en Guadarrama todo fueron elogios a las actividades de FAES, tanto por parte del presidente de la Fundación como del invitado de honor.

Aznar destacó la “ambiciosa” reforma del mercado laboral emprendida por Rajoy además de recordar el contenido del curso desarrollado sobre el desafío secesionista en Cataluña. Como el hoy jefe del Ejecutivo no se ha perdido ni una de las 11 ediciones del Campus de verano celebrados hasta ahora, su antecesor en el cargo hizo la broma de expresar su confianza en que a Rajoy no le entre “la fatiga” de dejar de hacerlo dado que ya es el ponente más estable y consolidado con elque cuenta la Fundación.

El presidente del Gobierno devolvió las alabanzas, aludió a que estaba ante su tercera presencia en el Campus desde que llegó al poder y calificó las actividades de FAEScomo “referencia ineludible” en el campo de la reflexión y el debate político. Rajoy soltó integro su conocido discurso del salvamento de España del rescate en 2012, más el de la recuperación económica para hacer un llamamiento al optimismo y a la fe en el futuro de España después de las reformas aplicadas por su gabinete.

Pero esta vez el jefe del Ejecutivo no quiso quedarse en el capítulo económico, el de la crisis y los primeros datos de recuperación en el empleo, y volvió a la carga con sus compromisos y propuestas para la “regeneración democrática”: reducción del número de aforados, estatuto del algo cargo, control de las finanzas de los partidos, respeto a la lista más votada en la elección de alcaldes o disminución del aparato político del Estado.

Rajoy insistió en su frase de que España es una gran nación yque lo va a seguir siendo gracias a los ciudadanos. Citó la solidez y la estabilidad de unademocracia que acaba de acometer en 15 días el relevo en la jefatura del Estado “sin que pase nada” y apeló a un patriotismo “sereno, cívico y orgulloso de lo que somos los españoles”.

El presidente del Gobierno también tocó el asunto del reto separatista de Artur Mas y Oriol Junqueras citado por Aznar cuando pidió al PSOE que, cuando supere su crisis sucesoria, mantenga el hilo directo que Rubalcaba tenía tendido con Rajoy para coordinarse en la defensa de la unidad de España amenazada por el independentismo catalán.

Terminada la clausura hubo grandes aplausos, nuevos corrillos entre el jefe del Ejecutivo y los responsables de FAES, más sonrisas y reiterados apretones de manos a la salida del Campus.

Mariano Rajoy Recuperación económica Alfredo Pérez Rubalcaba Artur Mas Oriol Junqueras Independentismo FAES José María Aznar
El redactor recomienda