Bernardino León: "Madina es diferente y carismático como Felipe o Zapatero"
  1. España
UNO DE LOS CEREBROS DE LA CANDIDATURA

Bernardino León: "Madina es diferente y carismático como Felipe o Zapatero"

Los madinistas andaluces, entre los que figura el malagueño Bernardino León, luchan para minimizar el apoyo masivo del PSOE-A a Pedro Sánchez.

Foto: Imma Aguilar (c), jefa de campaña del candidato Eduardo Madina, junto al exsecretario de Estado Bernardino León (2d). Foto: EFE
Imma Aguilar (c), jefa de campaña del candidato Eduardo Madina, junto al exsecretario de Estado Bernardino León (2d). Foto: EFE

Los madinistas andaluces se mueven para intentar minimizar el respaldo masivo del PSOE-A a Pedro Sánchez. Madina cuenta con dos apoyos relevantes en Andalucía: Carlos Sanjuán, histórico dirigente, exsecretario general del PSOE-A; y sobre todo Bernardino León, exsecretario de Estado de Asuntos Exteriores del presidente Rodríguez Zapatero, el diplomático apagafuegos de Moncloa.

En Málaga, una de las provincias claves para conocer el resultado de las elecciones internas a la Secretaría General del partido, Sanjuán agradece que Madina no se “haya doblado” a los barones del PSOE. “Tomó una decisión totalmente acertada, manteniéndose firme para que votaran los militantes”, explica Sanjuán a este diario.

León, que este verano dejará el cargo de enviado especial de la Unión Europea para el Mediterráneo Sur, cree en el liderazgo de Madina. No lo compara abiertamente con Felipe González o Zapatero (“los tres son muy diferentes”, precisa), pero sí remarca que el socialista vasco reúne “el carisma y el magnetismo” de los dos expresidentes socialistas, con capacidad para trasladar ideas y convencer de una manera muy natural y tiene una fuerza especial, “que es lo que necesita ahora mismo el PSOE”.

Hace dos años y medio, en una entrevista a El Confidencial, León resaltó: “Más que un cambio de líder, el PSOE tendría que plantearse “un cambio de liderazgo: tiene que hacer algo más. La solución es un cambio más profundo; hace falta también plantearse un tiempo nuevo, una manera nueva de hacer política”.

–¿Alfredo Pérez Rubalcaba no es el hombre adecuado para ejercer ese liderazgo? –preguntaba este diario en diciembre de 2011.

En ese momento, León no quería contestar a nombres propios. “No lo veamos sólo como un microproceso de cambio de líder. Hace falta un cambio muy profundo en el partido, en sus planteamientos, en sus maneras de hacer política, de enlazar con una sociedad que también tiene que cambiar profundamente”. Su hombre se llamada Eduardo y por eso se ha convertido en el cerebro de esta campaña al generalato de Ferraz, tan sólo un paso previo para las primarias socialistas a la Presidencia del Gobierno.

León descarta que Madina haya estado en los últimos años en el núcleo duro de Rubalcaba. “Estaba ahí, evidentemente estaba, pero no como núcleo duro. Esos eran Soraya Rodríguez o Elena Valenciano. Alfredo no sabía que estábamos trabajando en este proyecto. Es más, la mañana en la que Eduardo pidió que votara toda la militancia los hombres más cercanos a Rubalcaba lo desmintieron de forma inmediata”, argumenta el exsecretario general de la Presidencia, que valora la renuncia a su escaño en el Congreso del por ahora jefe del PSOE. “Ha querido asumir una responsabilidad que no se da con mucha frecuencia. Rubalcaba tiene muchísima experiencia e inteligencia política. Seguirá siendo escuchado y valorado, de eso no tengo ninguna duda”.

“Camarillas, ‘aparatos’ y gente conspirativa”

El voto de las bases es clave, a juicio de León, tras el “divorcio que existe entre la sociedad y la política más tradicional, donde primaba el partido por encima de las individualidades”. “Hay que cambiar”, explica, “la forma de comunicar y abandonar las camarillas, los aparatos y la gente conspirativa que toma decisiones. Los congresos se han hecho por los órganos centrales y luego los regionales y locales; eso debe cambiar”.

Tras admitir que el partido no está ante su final después de 135 años de historia, sí admite que vive un momento “muy difícil”. Quiere abundar en esta cuestión. “Hay actitudes que han hecho daño al PSOE para obtener un beneficio personal”, dice León, que no quiere dar nombres. “No quiero entrar ni señalar a unos y otros”, se excusa.

“Madina va a integrar a todo el mundo”

Carlos Sanjuán también corrobora la “complicada” coyuntura socialista. “El PSOE es un partido absolutamente necesario para este país; la historia de nuestra democracia no se puede entender sin el Partido Socialista Obrero Español. Somos nosotros quienes debemos dar una salida a la situación actual con una persona que se lo crea realmente, y esa persona es Eduardo Madina”, resalta el exsecretario general del socialismo andaluz.

Bernardino León admite que Susana Díaz habría sido una “dura competidora” para Madina y que su decisión de no aspirar a la Secretaría General (en realidad porque se oponía al plan del socialista vasco de ‘un militante, un voto’) le hace “bien a ella, al PSOE y a la política en general”. Carlos Sanjuán espera que el socialismo andaluz mantenga su “neutralidad exquisita; sería muy triste que no lo hiciera después del gran favor que nos ha hecho la presidenta a todos los andaluces quedándose en la Junta”. En mayo de 2012 se mostró muy crítico con la presuntas cualidades políticas de Díaz en una entrevista concedida a este diario.

“Ejemplar y ejemplarizante” con los imputados políticos

“Yo sé que Eduardo Madina va a integrar a todo el mundo. También sabe administrar los éxitos y las derrotas que ha tenido con el socialismo vasco. Lleva muy dentro el PSOE y lo ha dado todo por el partido”. Sobre la diferencia en el número de avales, el exsecretario de Estado con Miguel Ángel Moratinos aclara que supone apenas “un trámite dentro del proceso”. “Hay que centrarse en el explicar el proyecto y que todos los militantes escuchen a todos los candidatos”. Entre las medidas que especifica León que llevará Madina, será una actitud “ejemplar y ejemplarizante” con los políticos imputados.

Vídeo: Las diferencias entre los tres candidatos del PSOE

Hay que ser muy exigente. La dimisión por una imputación se lleva hablando mucho tiempo en el partido, pero cuesta trabajo implementarla hasta el final. Yo estoy convencido que Magdalena Álvarez es inocente en el caso de los ERE, pero estoy a favor de que haya dimitido. A los ciudadanos les cuesta trabajo entender este tipo de situaciones. Y si luego no se cumplen es muy difícil recuperar el crédito de la gente. La exigencia debe ser igual para todos y por ejemplo no se entiende que la ministra Ana Mato siga en el Gobierno”, insiste el político.

Madina, argumenta León, también trabaja en una idea de partido de abajo hacia arriba, rechaza la acumulación de cargos, aboga por la “rendición de cuentas y más transparencia”; tampoco quiere renunciar al “alma republicana” del PSOE, pero con “la mejor relación con la Monarquía constitucional”: “Los ciudadanos esperan mucho de Felipe VI”. Y los madinistas de Eduardo.

Bernardino León Eduardo Madina
El redactor recomienda