La Guardia Civil acusa a UGT de quedarse "sistemáticamente" con dinero para parados
  1. España
la formación era su principal fuente de fondos

La Guardia Civil acusa a UGT de quedarse "sistemáticamente" con dinero para parados

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha concluido que UGT utilizó las ayudas públicas a la formación de trabajadores para financiarse de forma irregular.

Foto: Última operación de la Guardia Civil contra UGT por el fraude de los cursos. (EFE)
Última operación de la Guardia Civil contra UGT por el fraude de los cursos. (EFE)

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha concluido que UGT utilizó las ayudas públicas a la formación de trabajadores desempleados para financiarse de forma irregular. La acusación gravitaba sobre el sindicato desde que la jueza Mercedes Alaya comenzó a diseccionar el presunto fraude de los ERE, pero los especialistas del Grupo de Delincuencia Económica de la UCO han acreditado ahora que los responsables financieros del sindicato crearon un sistema de facturas falsas que tenía como único objetivo conseguir subvenciones de la Junta con las que alimentar una contabilidad paralela que habría estado funcionando al menos durante la última década.

Los agentes de la Guardia Civil detuvieron este martes a 14 personas en Madrid, Jaén, Sevilla y Gran Canaria y realizaron seis registros en empresas y viviendas vinculadas con el fraude. Entre los detenidos en la operación Cirene, como se le ha denominado, figuran exempleados de UGT responsables de la trama, pero también administradores de empresas que habrían accedido a elaborar las facturas falsas con las que el sindicato justificaba ante la Administración andaluza gastos por la realización de los cursos para trabajadores superiores a los que realmente había ejecutado. Con la diferencia resultante alimentaba una contabilidad B o “bote” –según la denominación de los propios implicados– con el que se cubrían gastos de publicidad y propaganda, regalos y comidas para simpatizantes y hasta el catering de la caseta de UGT en la Feria de Abril de Sevilla.

Según el Instituto Armado, “el fraude se realizaba de manera sistemática año tras año, siendo perfeccionado en el transcurso del tiempo”. “Se considera que la vía más importante en la financiación de este sindicato podría haber sido esta presunta práctica ilícita”, concluyen los investigadores. Es decir, que la malversación de las ayudas para la formación de empleados habría aportado incluso más fondos a UGT Andalucía que las subvenciones directas que habría recibido en ese tiempo de las diferentes Administraciones, una circunstancia que explicaría la importancia que las centrales de trabajadores siempre le han concedido al control de esos cursos.

"Muebles para 10 sedes"

Entre los detenidos se encuentra el tesorero de la federación andaluza de UGT hasta 2013, Federico Fresneda, a quien los agentes de la UCO atribuyen el diseño de la malversación. Por un lado, habría conseguido que imprentas, agencias de viajes y tiendas de muebles facturaran a UGT muy por encima de lo que desembolsaba el sindicato. Con esos justificantes obtenía fondos públicos para gastos que en realidad nunca se habían producido. Fuentes de la investigación aseguran a El Confidencial que “si realmente UGT hubieran comprado todos los muebles que reflejaban las facturas, habría tenido mobiliario para 10 sedes como la suya”.

La otra técnica que empleaba el sindicato para captar más subvenciones consistía en conseguir descuentos por el enorme volumen que contrataba y que esas rebajas no quedaran luego reflejadas en las facturas que aportaba a la Junta. La diferencia también acababa en el bote con el que se habrían financiado decenas de partidas opacas. Los especialistas en delitos económicos de la UCO aún no han cuantificado la dimensión del fraude, pero podría alcanzar una cifra astronómica. Sólo en los ejercicios 2009 y 2010, UGT recibió de la Junta de Andalucía 63,5 millones de euros para subvencionar supuestos programas de formación como los que habrían servido para engordar su contabilidad B.

La operación continúa abierta

La operación ha estado dirigida por el Juzgado de Instrucción número 9 de Sevilla, donde se encuentra esta causa centrada específicamente en el fraude de la formación de UGT Andalucía. La operación de este martes permitirá al instructor del caso, el juez Juan Jesús García Vélez, dar un fuerte impulso al procedimiento. También a la UCO. De hecho, los investigadores no descartan que se produzcan nuevas detenciones o registros en las próximas horas. Sospechan además, según ha podido saber este diario, que el cobro fraudulento de subvenciones mediante facturas falsas podría haber sido habitual también en otros sindicatos y organizaciones empresariales.

Al margen de este caso, la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional trabaja en una investigación relacionada también con un fraude masivo en las ayudas para los cursos a trabajadores que igualmente habría tenido a Andalucía como centro de operaciones. En concreto, los expertos en delitos económicos de la Policía rastrean en este procedimiento el destino de miles de subvenciones para la formación recibidas por empresas y particulares que no reunían los requisitos para conseguir las ayudas y que, en muchos de los casos, ni siquiera celebraron los cursos para los que habían sido financiados. La parte principal de esta otra investigación se encuentra bajo secreto de sumario en el Juzgado de Instrucción número 8 de Málaga.

Ministerio del Interior Terrorismo Guardia Civil Unión Europea Islam Al Qaeda
El redactor recomienda