El PP negocia la nueva ley de personal de la Guardia Civil para calmar a los oficiales
  1. España
el plazo de enmiendas concluye este martes

El PP negocia la nueva ley de personal de la Guardia Civil para calmar a los oficiales

La nueva Ley de Personal de la Guardia Civil ha enfrentado al Ministerio del Interior con las asociaciones más representativas del Instituto Armado, especialmente, con las más vinculadas a la Escala de oficiales.

Foto: A la derecha, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en una visita a Bilbao (EFE)
A la derecha, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en una visita a Bilbao (EFE)

La nueva Ley de Personal de la Guardia Civil ha enfrentado al Ministerio del Interior con las asociaciones más representativas del Instituto Armado. El departamento deJorge Fernández Díazha impulsado la norma para dar cumplimiento a la Ley de Carrera Militar de 2007 ymodernizar los procedimientos de acceso, formación, promoción y jubilación de la Guardia Civil. El proyecto fue aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 21 de marzo y remitido al Congreso para que iniciara su tramitación parlamentaria, peroha encontrado desde el principio la oposición de una amplia mayoría de los oficiales del Instituto Armado. El PP negocia ahora un acuerdo con el resto de fuerzas políticas y los representantes de los agentes que consiga aplacar ese enorme malestar. El plazo de presentación de enmiendas concluye este mismo martes..

El punto que ha desatado la polémica es la integración de las cuatro escalas de oficiales que conviven actualmente dentro de la estructura de la Guardia Civil. Interior quiere convertirlas en una sola y que todos sus integrantes tengan al menos una titulación universitaria homologada en el marco del Espacio Europeo de Educación Superior. Las asociaciones admiten esa exigencia, pero discrepan en los procedimientos diseñados por el departamento de Fernández Díaz para conseguir esa unificación.

Cuatro escalas con diferentes orígenes

La primera de las cuatro categorías de mandos es la Escala Superior de Oficiales, integrada por los guardias civiles formados en la Academia General Militar de Zaragoza y en la Academia de Oficiales de la Guardia Civil de Aranjuez. Tras cinco años de formación, los alumnos salen directamente como oficiales, concretamente,con el grado de teniente. Las otras tres escalas se dividen en dos grupos. Por un lado, están la Escala Facultativa Superior (licenciados, ingenieros superiores y arquitectos) y la Escala Facultativa Técnica (diplomados, ingenieros técnicos y arquitectos técnicos), integradas por profesionales que han ingresado en la Guardia Civil para ejercer una especialidad. El último y más numeroso grupo de mandos es la Escala de Oficiales, de la que forman parte todos aquellos agentes que han alcanzado o superado el rango de alférez mediante un complicado proceso de promoción interna que arranca en la parte más baja del escalafón.

placeholder Desfile de la Guardia Civil. (Efe)

Las principales asociaciones del Instituto Armado denuncian que la integración impuesta por Interior y la Dirección General de la Guardia Civil sólo beneficiará a los integrantes del primer grupo, los miembros de la Escala Superior de Oficiales, que ocupan los puestos de mayor responsabilidad en el organigrama del cuerpo. Lo cierto es que las disposiciones transitorias de la ley de personal establecen que la integración en la futura única escala de oficiales de los miembros de la Escala Superior se efectuará de forma automática. No tendrán que cumplir ningún requisito adicional. Pasarán automáticamente al grupo que creará la Ley de Personal.

Sin embargo, tal y como está redactada, la normaobligará a los mandos de las otras tres escalas –que representan en torno al 65% del total de oficiales– a conseguir como mínimo el grado de capitán (alféreces ytenientes se quedan fuera)y a realizar además un curso de un año de duración si quieren incorporarsea la futuraescala integrada de oficiales.

Dudas sobre el sistema de ascenso

Las asociaciones de la Guardia Civil se oponen porque, a su juicio, el proyecto sólo valora la formación de los oficiales que han pasado por la Academia General de Zaragoza cuando, aseguran, muchos mandos del resto de escalas también disponen de titulación universitaria que han conseguido por su cuenta. Critican también que la ley no aclare los mecanismos de ascenso al grado de capitán y que los oficiales que no cumplan los requisitos para la integración entren en vía muerta, sin posibilidad de nuevos ascensos hasta que llegue el día de su jubilación.

Francisco García Ruiz, presidente de la Unión de Oficiales de la Guardia Civil, una de las asociaciones que más ha alzado la voz para criticar la nueva ley de personal, asegura que la norma provocará “la desmotivación de la mayoría de los oficiales del cuerpo, porque no les va a ofrecer ninguna salida”. “Además", prosigue, "la norma dice que se producirá el ascenso a capitán cuando haya vacantes, pero no aclara cuándo se producirán”. “Tampoco estamos de acuerdo en que no se valore la formación universitaria que hemos adquirido muchos oficialesy que sólo se considere relevante la formación de la Academia General de Zaragoza. Además, la edad media de un capitán de promoción interna es de 53 años. Pedirle a esa edad que deje a su familia durante un año para hacer un curso en Aranjuez cuando en realidad sólo le quedan unos años para retirarse no tienesentido”.

Ascensos para motivar a los mandos

La Unión de Oficiales propone que la ley de personal establezca salidas para los oficiales que se queden fuera de la integración, como por ejemplo, la posibilidad de conseguir como mínimo un ascenso hasta que se produzca la extinción total de las escalas destinadas a desaparecer. García Ruizapoya la unificación, pero reclama al Partido Popular que utilice su mayoría absoluta en el Congreso y el Senado para modificar las disposiciones transitorias de tal modo que no castiguen a los agentes que han llegado al grado de oficiales partiendo desde el nivel más bajo del cuerpo.

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Comisión de Interior del Congreso, Conrado Escobar, encargado de defender y negociar la norma con el resto de grupos, ha admitido que su formación baraja introducir cambios en las próximas horas. El plazo de presentación de enmiendas concluirá este martes. Aunque también será posible realizar cambios durante la tramitación del texto en el Senado, los populares están negociando con el Ministerio de Hacienda y la Dirección General de la Guardia Civil la rebaja de las exigencias para la integración de los mandos de las Escalas Facultativas y de la Escala de Oficiales. La redacción actual ha generado un enorme malestar entre losmandos delcuerpoy el PP no quiere que se extienda.

Senado Guardia Civil Ministerio del Interior
El redactor recomienda