La Fiscalía quiere mantener a Bárcenas en prisión mientras siga ocultando dinero
  1. España
ruz sigue buscando el dinero del extesorero

La Fiscalía quiere mantener a Bárcenas en prisión mientras siga ocultando dinero

Luis Bárcenas cumple el próximo viernes 27 un año en la cárcel y la Fiscalía Anticorrupción no tiene intención de que vuelva a ver pronto la luz

Foto: El extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas. (Efe)
El extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas. (Efe)

Luis Bárcenas cumple el próximo viernes 27 un año en la cárcel y no parece que vaya a ver la luz pronto. La Fiscalía Anticorrupción tiene una cosa clara: mientras siga teniendo patrimonio oculto repartido por el mundo, el extesorero del Partido Popular no saldrá a la calle. Sus días de celda, paseos por el patio de Soto del Real y comida carcelaria van a seguir siendo su pan de cada día mientras no cesen las sospechas de que mantiene dinero oculto en paraísos fiscales.

Según fuentes consultadas por El Confidencial, Anticorrupción se va a oponer a la última petición de libertad del exsenador ‘popular’, quien considera que no hay indicios suficientes contra él como para mantenerle en la cárcel ni un día más. La última petición viene a raíz de la decisión de un juez suizo de suspender cautelarmente el uso por parte de las autoridades españolas de toda la información remitida sobre las cuentas bancarias que Bárcenas disponía en ese país.

Está pendiente que Ruz haga efectiva esa suspensión, que es temporal hasta el que Tribunal Federal suizo confirme si la Justicia española puede utilizar toda la información remitida y en qué términos. Un juez helvético ya lo autorizó pero se ordenó la suspensión cautelar del empleo de esta documentación tras el recurso interpuesto por Bárcenas y uno de sus testaferros.

Ante esta decisión judicial de la justicia suiza, Bárcenas ha considerado que es oportuno pedir su libertad teniendo en cuenta que se acordótras conocerse que llegó a acumular hasta 48 millones de euros en dos bancos suizos y cuyo origen es sospechoso. Sin embargo, no va a encontrar el apoyo del Ministerio Público, que ha tomado la determinación de dejarle en prisión preventiva hasta que no se aclaren los hechos.

El juez Ruz, con el fin deintentar encontrar el dinero que Bárcenas tiene escondido, sigue remitiendo a varios países comisiones rogatorias para analizar cuentas de sociedades relacionadas con el extesorero. La última petición fue el pasado lunes 16, cuando Ruz reclamó a Uruguay toda la documentación sobre una tarjeta de crédito del Discount Bank de Tesedul S.A., empresa utilizada por Bárcenas para regularizar su dinero negro en España por la ‘amnistía fiscal’.

Otro extremo le acaba de complicar aún más su petición de libertad. La Agencia Tributaria ha notificado al magistradoque sospecha que Bárcenas ha podido utilizar a su cuñada -la hermana de su mujer, la también imputada Rosalía Iglesias- para pagar al abogado que le defiende, Javier Gómez de Liaño.Según consta en el informe remitido al juez, Armida Iglesias, de 62 años, tiene una retribución salarial de 21.000 euros anuales por parte de una empresa de productos cárnicos y sin embargo hay una transferencia realizada al bufete de abogados por 65.000 euros. Tiene una casa cuyo valor catastral es inferior a los 50.000 euros y un coche Seat Ibiza del año 2003.

“Por considerar que los datos anteriormente expuestos pudieran tener transcendencia, a efectos de localizar posibles rentas ocultas de Bárcenas, se pone en conocimiento del Juzgado Central de Instrucción número 5, a los efectos oportunos”, recoge el documento que Ruz ha remitido a la Fiscalía para que informe al respecto.

Su prisión ya está normalizada

Durante el año que Bárcenas lleva en la cárcel el asunto se ha ido normalizando. Aprincipios de 2013 salió a la luz que el tesorero del PP, hasta ese momento una persona anónima para la opinión pública,se encontraba imputado en la causa, lo queprodujo un escándalo a nivel nacional.Un caso de corrupción salpicaba al PP desde los años de Rosendo Naseiro. El descubrimiento se produjo dentro de la investigación del ‘caso Gürtel’, una trama de corrupción de empresariosliderada por Francisco Correa, quienpagaba a alcaldes por adjudicación de obras y trabajos.Bárcenas optó por tirar de la manta.

Quiso salpicar al actual presidente del Gobierno y del partido, Mariano Rajoy, y a la secretaria general, María Dolores de Cospedal, entre otros, por dejarle de lado cuando se conoció el dinero que tenía oculto en Suiza. Durante seis meses, Ruz observó cómo Bárcenas movía dinero a cuentas de otros paraísos fiscales, se contradecía en sus declaraciones e intentaba jugar con su partido, con el juez y con la Fiscalía.

Algunas fuentes de la investigación recriminan a Ruz que, tras conocerse los conocidos como ‘papeles de Bárcenas’ con la presunta contabilidad B del PP, no ordenara una entrada y registro en su casa. Parecía que el extesorero tenía todo planeado.Acudió al notario para dar fe de la existencia de esa contabilidad B, demandó al PP por despido improcedente, a sabiendas de que le habían tenido trabajando a pesar de encontrarse imputado en un caso, y no mostraba ningún arrepentimiento ni vergüenza al irse a esquiar a Canadá en medio de la vorágine.No contó con que la Justicia podía tomar sus propias decisiones y finalmente, el 27 de junio las fiscales del ‘caso Gürtel’ solicitaron la prisión sin fianza para Bárcenas y el juez así lo acordó.

Luis Bárcenas Caso Gürtel Suiza Mariano Rajoy
El redactor recomienda