sin tomás gómez ni ninguna figura del partido

Pedro Sánchez presenta su candidatura al PSOE asesorado por los hombres de Bono

Pedro Sánchez presentó ayer oficialmente su candidatura a liderar el PSOE tras siete meses de recorrerse a pulso las agrupaciones del partido

Foto: Pedro Sánchez pronuncia unas palabras durante la presentación de su candidatura. (EFE)
Pedro Sánchez pronuncia unas palabras durante la presentación de su candidatura. (EFE)

30.000 kilómetros después, Pedro Sánchez presentó ayer oficialmente su candidatura a liderar el PSOE tras siete meses de recorrerse a pulso las agrupaciones del partido para forjar una nueva vía alternativa a la de Eduardo Madina. “Hasta el 13 de julio seré un candidato en la carretera”, avisó ayer, sabedor de que es el que tiene más que poner en el asador para hacerse hueco en esta inédita carrera sucesoria en la que una nueva generación, que no votó la Constitución del 78, opta por hacerse con la silla de Pablo Iglesias. Sánchez es el último en llegar, el menos conocido, el menos asociado a la etapa de Rubalcaba y Zapatero, pero tampoco le faltan padrinos de relieve. El diputado ha encomendado su campaña a los hombres del expresidente del Congreso José Bono.

En un sencillo acto en la Casa del Pueblo de Alcorcón, municipio del cinturón rojo de Madrid que cayó en manos del PP en las últimas elecciones, Sánchez oficializó su candidatura a la Secretaría General con un discurso regenerador en el que se presentó “no como adalid de un cambio generacional, sino como el promotor de una alianza entre generaciones” dentro del PSOE y en el que pidió la celebración de debates entre todos los aspirantes que logren superar el límite de los 10.000 avales necesarios. “Sí podemos hacer un debate en todas las provincias de España, mejor”, dijo.

Pedro Sánchez anuncia de forma oficial su candidatura a la Secretaría General del PSOE

A su estreno no acudió ninguna figura relevante del partido, sólo militantes de base. Ni diputados ni senadores de la circunscripción de Madrid ni el líder regional, Tomás Gómez, arroparon al joven parlamentario que ha diseñado su campaña con la ayuda de dos de los hombres más vinculados políticamente al expresidente de Castilla-La Mancha José Bono, quien en 2001 aspiró sin éxito a liderar el PSOE en un Congreso en el que perdió frente a Zapatero por sólo 9 votos. Entre otros, rodean a Sánchez y le acompañaron ayer en su presentación, el jefe de prensa de toda la vida de Bono, José Luis Fernández, alias 'Chunda', y Javier Ruedas, gerente de la Empresa Municipal de la Vivienda de Toledo y exjefe de gabinete del alcalde de la ciudad, Emiliano García-Page. Ellos, sin embargo, dicen estar a título personal y no en representación del poder manchego: “¿Si yo mañana trabajase en El Confidencial significaría que Bono está detrás del periódico?”, señaló Ruedas preguntado por este diario sobre su papel en el equipo de Sánchez. Por su parte, también se dejó ver en la agrupación de Alcorcón José Cepeda, histórico dirigente del socialismo madrileño de la antigua corriente guerrista.

“Siempre dije que nunca pondría condiciones para competir a la Secretaría General. Por eso, quiero empezar anunciando aquí mi intención de optar a la Secretaría General del Partido Socialista Obrero Español”, afirmó Sánchez en un claro guiño contra Madina, que condicionó su candidatura a que la elección se hiciera, por primera vez, mediante el voto directo de los militantes.

Propone limitar los mandatos en la Constitución

La renuncia de Susana Díaz a liderar el PSOE en este momento ha descolocado a todo el partido y ha dejado un enorme espacio de juego para un candidato como Sánchez que partía, hasta hace una semana, en clara desventaja contra lo que parecían las dos grandes apuestas tras el 25-M: la que encabezaba la presidenta andaluza y la del socialista vasco Eduardo Madina. De la noche a la mañana, Sánchez ha logrado un protagonismo inesperado que él piensa aprovechar hasta el último resquicio para encabezar, según explicó ayer, un cambio “con corazón y cabeza”. “En el próximo mes, voy a recorrer todos los kilómetros que haga falta para estar con los afiliados y afiliadas del PSOE. En todos los rincones de España podrán escuchar a Pedro Sánchez y Pedro Sánchez escuchará a todos los militantes”.


En su primer discurso como precandidato esbozó algunas de las líneas de su programa político. Abogó por reformas y mejoras en la Constitución para limitar los mandatos y seguir adelante con la vía federal propuesta por Alfredo Pérez Rubalcaba, a quien agradeció su trabajo hasta ahora. Se mostró partidario de reformar la ley electoral para que haya “más y mejor” representatividad, se refirió al cambio climático en varios momentos de su discurso y abogó por emprender una transición económica como en su día se hizo la transición política para cambiar hacia un modelo económico más sostenible. “Defendamos lo conseguido y aprendamos de nuestros errores. Soy profesor de Economía y la principal lección que hemos aprendido de esta crisis es que no hay nada más ideológico que la economía”, explicó.

“Somos un partido centenario que ha superado situaciones más difíciles que la actual. Si los partidos fueran cauces, el PSOE es el que tiene la cuenca más extensa”, añadió. “Nuestro partido no es el fruto de una torrontera. Es el fruto de un cauce hecho durante más de un siglo y al que hay que afluir nuevos cauces. Fruto de una tradición histórica de la que nosotros nos enorgullecemos”. Y citando a Pablo Iglesias destacó tres líneas de lo que es su proyecto ideológico: la transparencia, el comportamiento ejemplar de militantes y dirigentes, y un proyecto “municipalista” y alejado del nacionalismo. “Somos socialistas y no nacionalistas”, concluyó. Este viernes, por su parte, presentará su alternativa Eduardo Madina. La carrera ha comenzado oficialmente. 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios