"nos consideramos compatibles con la corona"

Rubalcaba rinde su último servicio comprometiendo al PSOE con Felipe VI

“Los socialistas seguimos sin ocultar nuestras preferencias republicanas pero nos seguimos considerando compatibles con una monarquía"

Foto:  El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba (Efe)
El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba (Efe)

“Los socialistas seguimos sin ocultar nuestras preferencias republicanas pero nos seguimos considerando compatibles con una monarquía parlamentaria”. Alfredo Pérez Rubalcaba ha rendido este miércoles, en el Congreso de los Diputados, uno de sus últimos servicios de Estado reafirmando el compromiso del PSOE con la Corona y con el nuevo reinado de Felipe VI, a quien deseado “lo mejor” y le ha reiterado “el respeto y la lealtad” de su grupo, agitado en los últimos días por las voces de quienes han pedido, como Odón Elorza o Eduardo Madina, un debate a fondo sobre la forma de Estado. “35 años después, los socialistas constatamos que aquellas esperanzas no han sido defraudadas”, ha explicado Rubalaba tras citar a Luis Gómez Llorente y a lo que el PSOE esperaba de Don Juan Carlos cuando se debatía la Constitución: una monarquía parlamentaria y constitucional bajo la que pudieran gobernar la izquierda y la derecha.

El líder del PSOE ha querido recalcar el significado de lo que hoy se debate y se vota en la sede de la soberanía nacional en un discurso de intenso calado político y muy razonado que tiene también una lectura interna de explicación a los suyos de lo que fue el pacto Constitucional del 78. Tal y como ayer hizo el exvicepresidente Alfonso Guerra en la larga reunión que mantuvo el grupo socialista a puerta cerrada para fijar su posición ante la ley orgánica. Rubalcaba ha calificado el pleno como “un acto de enorme trascendencia histórica y también política” y ha comprometido el voto afirmativo del PSOE a la abdicación del rey como parte del cumplimiento de la ley y de lo que establece la Constitución.

En este sentido, Rubalcaba ha comenzado formulando varias preguntas retóricas para fijar el debate en los estrictos términos de lo que hoy se vota en las Cortes. “¿Podría esta Cámara no hacer esta ley? No. ¿Puede votar no a una voluntad libremente expresada por el Rey? No. ¿Qué significaría un no de esta Cámara a esta ley? Sería decir que la abdicación no está bien articulada o que esta Cámara le dijera al Rey que siga siéndolo aunque no quiera. No cabe otra opción que votar afirmativamente”, ha concluido.

Rubalcaba en el Congreso

El socialista ha reconocido que hoy se podrá debatir de muchas otras cosas, como la forma de Estado, pero que lo que se vota es un sí o no a la renuncia de Don Juan Carlos. Y hecha esta salvedad, ha expresado el compromiso del PSOE con una monarquía parlamentaria sometida a la soberanía popular, de la que dimanan todos los poderes. “En España hay un Rey pero los españoles no somos súbditos, sino ciudadanos”; ha recordado. En definitiva, el PSOE votará sí –salvo que haya algunas disidencias individuales como la que podría materializar Odón Elorza- porque “votar sí es cumplir la ley y es cumplir nuestra Constitución”.

Pide “reformas inaplazables” para un nuevo tiempo

Rubalcaba ha comprometido al PSOE con el reinado de Felipe VI pero también con las futuras reformas que se hagan a la Constitución de 1978, que se hará –ha dicho- por los cauces reglados en la misma y con el cumplimiento que las Cortes establecieron entonces “y que los españoles ratificaron”. Y articulando un discurso de hombre de Estado ha recalcado que el PSOE haría mantendría hoy la misma postura si estuviera en el Gobierno. “En la oposición vamos a hacer lo mismo que haríamos si estuviéramos gobernando. En temas de Estado nos comportamos de la misma manera en el Gobierno y en la oposición”.

Hecha esta reflexión, el líder del PSOE ha hecho un llamado a la reflexión y una advertencia sobre el nuevo ciclo que se abre y que exigirá cambios profundos aunque él no esté ya al timón de su partido.

“No es solo un relevo generacional. Debería ser la apertura de un tiempo nuevo de diálogo y esfuerzo institucional”, ha explicado. “Eso exige esfuerzo de todos y no solo del nuevo rey y, especialmente, de los grupos políticos representados en esta Cámara”. En este sentido, ha recordado que, a su juicio, España sufre una triple crisis –social, política y territorial- que exigirá “reformas inaplazables e imprescindibles”.

“Tres crisis que exigen cambios constitucionales. Cambios con consenso pero reformas al fin y al cabo”, ha concluido al término de su intervención y tras apostar por una reforma federal de la Carta Magna.

“Le deseo al Príncipe lo mejor para su reinado, reiterándole el respeto y la lealtad del grupo socialista y el compromiso con un nuevo tiempo”, ha concluido.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios