Es noticia
Menú
Interior se prepara para unas semanas 'calientes' y ordena extremar la vigilancia
  1. España
sobre la izquierda radical y redes sociales

Interior se prepara para unas semanas 'calientes' y ordena extremar la vigilancia

El Ministerio del Interior se prepara para unas semanas de movilizaciones sociales como consecuencia de la abdicación del Rey Juan Carlos y el conseguiente ascenso al trono de su hijo el Príncipe Felipe.

Foto: La Policía tiene orden de vigilar a la extrema izquierda para evitar posibles brotes de violencia (EFE)
La Policía tiene orden de vigilar a la extrema izquierda para evitar posibles brotes de violencia (EFE)

El Ministerio del Interior se prepara para unas semanas de movilizaciones sociales como consecuencia de la abdicación del Rey Juan Carlos y el consiguiente ascenso al trono de su hijo el Príncipe Felipe. La izquierda republicana, los movimientos del entorno del 15-M y grupos antisistema intentan aprovechar el proceso de sucesión para exigir el derrocamiento inmediato de la monarquía. Las primeras movilizaciones se produjeron este lunes sin incidentes reseñables, pero Interior cree que sólo es el anticipo de una intensa campaña de protestas para pedir el cambio de régimen, según fuentes cercanas al departamento de Jorge Fernández Díaz consultadas por este diario. Con todo, lo que más inquieta a las Fuerzas de Seguridad es que estas movilizaciones pacíficas sean aprovechadas por grupos violentos para tratar de sembrar el caos en las principales ciudades y visualizar así la potencia de sus aspiraciones.

Según ha podido saber este diario, ese es el peor escenario con el que trabajan desde este lunes los servicios de información de la Policía. Los mandos del cuerpo se reunieron ayer durante más de dos horas para analizar la situación. Aunque no se ha activado ningún tipo de alerta especial, la Dirección General de la Policía dio orden a todas las jefaturas superiores de que extremen la precaución ante la posibilidad de que organizaciones de extrema izquierda traten de rentabilizar el debate sobre la continuidad de la monarquía para imponer su liderazgo entre los partidarios de la república con la escenificación de actos vandálicos.

Las Fuerzas de Seguridad ya cuentan con que durante los próximos días se producirán movilizaciones en toda España a favor de la III República, pero su atención se centra en los grupos más radicales. Las mismas fuentes aseguran que para las movilizaciones convocadas por los partidos republicanos, como Izquierda Unida, Podemos, Equo y ERC, se diseñarán dispositivos de seguridad reducidos, encaminados a garantizar el normal desarrollo de esas concentraciones, aunque no hayan sido expresamente autorizadas por las respectivas delegaciones del Gobierno. Eso fue lo que ocurrió este miércoles con las protestas pacíficas que se produjeron en numerosos puntos de España.

Sin embargo, la Dirección General de la Policía será contundente con las protestas convocadas por grupúsculos violentos. Desde la Dirección General se ha transmitido a todas las jefaturas de la Policía que en estos otros casos se actúe con la máxima determinación para evitar que lleguen a producirse altercados. Desde que el PP llegó al poder en diciembre de 2011, Interior ha optado por intensificar la presencia de las Unidades de Intervención Policial (UIP) con fines disuasorios. En la mayoría de las ocasiones, sólo su presencia ha sido suficiente para evitar brotes violentos. Las instrucciones en estos momentos sigue siendo esas.

Control de las redes sociales

Pero no sólo inquietan las movimientos radicales. Según ha podido saber El Confidencial, la Dirección General de la Policía también ha pedido a todas las jefaturas que sigan con especial atención las comunicaciones en las redes sociales para evitar que la coyuntura sea aprovechada para vertir amenazas contra instituciones y personalidades políticas o legitimar cualquier tipo de violencia contra ellas.

El ministro del Interior, que este lunes estaba de viaje en Francia para recibir una condecoración, ya anunció que su departamento había ordenado a las Fuerzas de Seguridad que persiguieran a los internautas que aprovecharon la muerte de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, para aplaudir públicamente su asesinato y hacer apología de ese tipo de violencia. Desde esas declaraciones han sido detenidas al menos tres personas acusadas de justificiar y promover ese antentado y otros similares. La Dirección General de la Policía reclamó este lunes a los mandos del cuerpo que durante las próximas semanas vigilen con especial detenimiento las reacciones que generen las noticias sobre la abdicación del Rey para evitar que se produzca el mismo fenómeno.

Por lo pronto, grupos anarquistas, antifascistas y antisistema han comenzado a llamar a sus simpatizantes a movilizarse en las principales plazas de toda España contra el actual armazón constitucional. Se trata de ideologías con un seguimiento minoritario pero en las últimas fechas ya han demostrado su capacidad para generar problemas de orden público y alterar la agenda política. La meteorología, que es clave en la eclosión de cualquier movilización popular, también está de su parte.

El avance de la extrema izquierda

El año comenzó con las protestas del barrio burgalés de Gamonal, continuó con los altercados posteriores a las marchas por la dignidad del 22-M y prosiguió la semana pasada con la explosión de violencia en las calles de Barcelona por el derribo del centro social de Can Vies. Todos esos episodios han acabado, de un modo u otro, con victorias de los colectivos radicales que, a juicio de los expertos consultados, pueden servir para alimentar las protestas que se produzcan ahora como consecuencia del relevo al frente de la Casa del Rey. La actual situación del sistema político, con los partidos tradicionales en claro declive y fuerzas antisistema como Podemos en espectacular progresión, no aportan precisamente tranquilidad al escenario que se abre ahora.

El Ejecutivo y Zarzuela pretenden que el traspaso de la Corona se produzca en el menor tiempo posible para aplacar rápidamente el debate que ha suscitado la noticia. Su objetivo es que el proceso quede completamente cerrado este mismo mes de junio.

El Ministerio del Interior se prepara para unas semanas de movilizaciones sociales como consecuencia de la abdicación del Rey Juan Carlos y el consiguiente ascenso al trono de su hijo el Príncipe Felipe. La izquierda republicana, los movimientos del entorno del 15-M y grupos antisistema intentan aprovechar el proceso de sucesión para exigir el derrocamiento inmediato de la monarquía. Las primeras movilizaciones se produjeron este lunes sin incidentes reseñables, pero Interior cree que sólo es el anticipo de una intensa campaña de protestas para pedir el cambio de régimen, según fuentes cercanas al departamento de Jorge Fernández Díaz consultadas por este diario. Con todo, lo que más inquieta a las Fuerzas de Seguridad es que estas movilizaciones pacíficas sean aprovechadas por grupos violentos para tratar de sembrar el caos en las principales ciudades y visualizar así la potencia de sus aspiraciones.

Isabel Carrasco Izquierda Unida Ministerio del Interior
El redactor recomienda