LOS CANDIDATOS deberán REUNIR 10.000 FIRMAS

Los militantes elegirán al nuevo líder del PSOE el próximo 13 de julio

El PSOE tendrá nuevo líder el próximo 13 de julio, una semana antes de lo que se había anunciado por Alfredo Pérez Rubalcaba.

Foto: El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. (EFE)
El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. (EFE)

El PSOE tendrá nuevo líder o lideresa el próximo 13 de julio, una semana antes de lo que se había anunciado por Alfredo Pérez Rubalcaba. Ese día, los 200.000 militantes del PSOE, el PSC y las Juventudes Socialistas están llamados a votar en sus agrupaciones al nuevo hombre o mujer que ha de sacar al partido de su travesía por el desierto. Dos semanas después, el 26 de julio, el Congreso Extraordinario del partido ratificará la consulta a las bases en un formato que imita el modelo que ya adoptó en su día el PSOE gallego. Los precandidatos tendrán que reunir, eso sí, 10.000 firmas como aval para poder participar en el proceso.

“Los militantes por primera vez en nuestra historia elegirán por voto directo al secretario general”, ha explicado Rubalcaba al término de la Ejecutiva de este lunes y antes de dar lectura al comunicado oficial redactado por el PSOE con motivo de la abdicación de Don Juan Carlos. “Estoy muy satisfecho de este acuerdo. Un cambio que hará que el Congreso extraordinario sea extraordinario de verdad”, ha añadido.

La decisión, que ha sido aprobada por unanimidad por todos los secretarios regionales del partido y por la Ejecutiva Federal del PSOE, blinda un cambio histórico dentro del PSOE que, en julio, reformará sus Estatutos para que, a partir de ahora, sean los militantes los que elijan a sus secretarios generales tanto a nivel nacional como regional y provincial. Un cambio que se ha ido fraguando a lo largo de la última semana y después del órdago lanzado por el diputado vasco Eduardo Madina, que el pasado miércoles condicionó su candidatura a que la elección del nuevo líder se hiciera mediante el voto de los militantes y no de forma indirecta a través de los delegados al Congreso. Su adversaria Carme Chacón, que ha abogado siempre por la fórmula de las primarias abiertas a los ciudadanos, ya ha anunciado, por su parte, que no participará en este proceso para no contribuir a generar "más confusión". Se reserva, sin embargo, para las futuras primarias socialistas a La Moncloa.  

Nuevo calendario

El cambio en la hoja de ruta de Ferraz ha obligado a retrasar una semana la celebración del Congreso Extraordinario que tendrá lugar el 25 y 26 de julio. Por ello, la Ejecutiva ha aprobado también este lunes un nuevo calendario para abrir la carrera por la sucesión a la que, además de Madina, podría optar también la presidenta andaluza, Susana Díaz, o el diputado madrileño, Pedro Sánchez

En este nuevo calendario, el proceso de recogida de avales y firmas tendrá lugar del 13 al 27 de junio. Después, el 2 de julio, se hará la proclamación oficial de los precandidatos que hayan conseguido reunir, al menos, el 5% de las firmas del censo total del PSOE, el PSC y las Juventudes Socialistas (aproximadamente 200.000 militantes). Es decir, al menos, 10.000 firmas. 

Habrá después dos semanas de intensa campaña interna entre los aspirantes y, finalmente, el último paso de la renovación tendrá lugar el 13 de julio con el voto directo en urna de los militantes entre las 10 de la mañana y las nueve de la noche. Fuentes de la dirección del partido han explicado que, ese día, el militante socialista tendrá que depositar dos votos: uno, para elegir al nuevo líder, y, otro, para elegir a los delegados que acudirán a la cita congresual en la que se ratificará la decisión de las bases. Estas mismas fuentes han explicado también que aunque solo hubiera un solo candidato al sillón de Pablo Iglesias, la votación secreta en urna se haría igualmente. El censo de militantes, por otro lado, quedó cerrado el pasado lunes, día en el que Rubalcaba anunció que tiraba la toalla y convocaba esta cita extraordinaria. 

Para cumplir con la legalidad de los Estatutos del PSOE, que no contemplan actualmente este procedimiento de consulta a la militancia, fuentes de la Ejecutiva han explicado que lo primero que se hará tras inaugurar el Congreso será presentar y ratificar el dictamen de la Comisión Organizadora sobre el nuevo proceso y el resultado de la consulta hecha a la militancia. Una vez que los delegados hayan avalado de forma oficial al nuevo secretario general emanado de las urnas socialistas se procederá a la modificación del artículo de los Estatutos Federales para consagrar esta nueva fórmula de cara al futuro.

No anula las primarias abiertas

La decisión de modificar la forma de elegir al sucesor de Rubalcaba no anula la convocatoria de primarias abiertas de la que deberá salir el próximo candidato socialista a La Moncloa. Fuentes de la dirección del partido han explicado que la actual Ejecutiva ha dejado amarradas y "blindadas" dos cuestiones fundamentales: la elección del nuevo secretario general por los militantes y la celebración de primarias abiertas para la elección del candidato a la presidencia del Gobierno. Otra cosa son los tiempos que se manejen a partir de ahora para este segundo paso. Las fuentes consultadas señalan, en este sentido, que la nueva Ejecutiva que surja en julio podría cambiar la decisión de celebrar las primarias el último domingo de noviembre, aunque consideran que “es muy difícil que se mueva este calendario porque entramos de lleno en año electoral”. De momento, el PSOE se prepara para su gran catarsis interna. 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios