varias formas de pago

Cómo utilizar los nuevos parquímetros de Madrid sin morir en el intento

Ya se están implantando las nuevas máquinas inteligentes, que acepta por fin la tarjeta de crédito. También pide la matrícula del vehículo.

Foto: Botella presenta los nuevos parquímetros (foto: Ayuntamiento de Madrid)
Botella presenta los nuevos parquímetros (foto: Ayuntamiento de Madrid)

Si vive o visita Madrid estos días y encuentra ‘modernizado’ el parquímetro de su calle, no se asuste. El Ayuntamiento de Madrid empezó el lunes a cambiar paulatinamente los aparatos de toda la ciudad para que, a partir del 1 de julio, entren en vigor las nuevas tarifas de pago: a partir de entonces se abonará más según la zona y el modelo del vehículo. A simple vista, los nuevos aparatos están repletos de botones, y sacar el ticket parece un caos. Pero no es tan complicado. El Confidencial le detalla a continuación una guía práctica para no morir en el intento.

Lo primero que habrá que elegir es el tipo de zona en el que ha aparcado: la azul, destinada preferentemente a los visitantes, quienes tendrán una limitación de tiempo máximo de aparcamiento de cuatro horas (ahora son dos); y la verde, reservada preferentemente para los residentes que hayan pagado la tasa anual correspondiente y que no tendrán limitación de tiempo. Hasta ahora, los parquímetros se diferenciaban por zonas, y en algunos puntos donde convergían los dos colores era fácil equivocarse y echar la moneda en la que no correspondía. A partir de julio, un problema menos.

Si todavía no se sabe la matrícula de su coche, apréndasela. El segundo paso que le pedirá la máquina es introducir los cuatro números y las tres letras de su vehículo. Es ahí donde conecta directamente con la Dirección General de Tráfico, que le facilitará los datos de su vehículo, ya que pagará más según el coche que tenga. El área de Medio Ambiente ha dividido el parque móvil en cinco categorías, en función del nivel de emisiones. En la categoría A, el ayuntamiento incluye a los coches híbridos y los que funcionan con gas, que son en su mayoría taxis. A estos, los menos contaminantes, el consistorio rebaja la tarifa un 20%.

En la categoría B, la que bonifica con un 10% menos de tarifa, se incluye a los vehículos de gasolina que no se hayan matriculado antes de 2006 y a los diésel que se compren a partir de septiembre de 2015. En la C, la que pagará la tarifa base establecida, están los coches de gasolina matriculados entre 2001 y 2005 y los diésel entre 2006 y agosto de 2015. Las penalizaciones recaerán en los coches de gasolina con una fecha de antigüedad entre 1997 y 2000 y los diésel entre 2001 y 2005: son los de la categoría D, que pagarán un 10% más. Los que peor parte se llevan son los que engrosan la lista de la categoría E: los coches de gasolina matriculados antes de 1997 y los diésel matriculados antes de 2001.

El parquímetro le marcará entonces el precio que deberá pagar por el tiempo máximo de aparcamiento: dos horas hasta el 1 de julio y 4 horas a partir de ese día. Será el usuario el que manualmente deberá corregir el tiempo de estacionamiento dándole a la tecla que contiene el símbolo “menos” (-).

Ya sólo falta pagar, pero tranquilo: ya no es necesario llevar dinero suelto en la cartera. Los nuevos parquímetros dan la opción de abonar en efectivo, con tarjeta de crédito o desde el teléfono móvil. Si opta por el método tradicional, el de introducir la moneda en la ranura, tengan cuidado, porque no devuelven el cambio. Eso sí, la máquina inteligente almacena el dinero extra que le sobra para la siguiente ocasión que vuelva a aparcar. Si usted es de los que prefiere pagar con tarjeta de crédito, el mecanismo de pago es similar al de los cajeros.

Desde la 'app' Telpark, lo más cómodo

Para aquellos que utilicen asiduamente estos aparcamientos, lo más cómodo es pagar desde el teléfono móvil, mediante la aplicación Telpark, que permite abonar el ticket por el tiempo que quiera permanecer en la zona y prorrogarlo sin necesidad de volver al aparcamiento.

Más datos a tener en cuenta: se podrá estacionar hasta 12 horas seguidas por una tarifa máxima de 6 horas en las más de mil plazas repartidas por las calles Ciudad de Plasencia, Cuesta de la Vega, Profesor Martín Almagro Basch, paseo de Camoens y Valero, La Rosaleda, paseo del Rey y Francisco y Jacinto Alcántara. La idea es que se aparque ahí y se acceda al centro de la ciudad en transporte público para impulsar la movilidad sostenible. La última novedad: el horario del SER se reduce en Nochebuena y en Nochevieja hasta las 3 de la tarde.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios