cañete y chacón, últimas víctimas

Los escraches contra PP y PSOE marcan la agenda electoral de final de campaña

Este martes fue Arias Cañete. Días atrás el secretario general del PSOE, quien también experimentó las protestas de los indignados en plena campaña

Este martes fue el candidato del Partido Popular al Parlamento Europeo, Miguel Arias Cañete. Días atrás el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien también experimentó las protestas de los 'indignados' en plena campaña electoral. La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha hecho público un calendario de escraches para aprovechar la campaña electoral y mostrar su repulsa hacia quienes "llenan de dolor la vida de los ciudadanos con sus políticas". 

La última protesta de la PAH se ha dado esta misma tarde en el estreno en campaña de Carme Chacón en Moratalaz, donde ha habido algún que otro empujón entre los militantes socialistas y los manifestantes. Una veintena de jóvenes han interrumpido a la socialista mostrando pancartas y coreando consignas como "PSOE y PP, la misma mierda es". Ante la persistencia de los jóvenes, el público asistente al mitin ha respondido con abucheos y con gritos como "ista, ista, Europa socialista".

Acciones como estas están marcando la agenda electoral de los dos principales partidos los últimos días de campaña. La mayoría de los ataques tienen como diana a políticos y sedes del PP, pero también los socialistas sufren las iras de los ciudadanos ya que, en menor medida que el PP, también son acusados de adoptar medidas políticas y de recortes que causan daño a lo más débiles económicamente y han contribuido a empobrecer a amplios sectores dela población y a "beneficiar a especuladores y banqueros". De aquí, al final de campaña, el número de actos de protesta irá en aumento, según predicen los organizadores.

Asturias, núcleo de las protestas

En Asturias, los escraches se suceden día sí y día también. Allí, la última protesta ha tenido como blanco al candidato popular, que esta mañana pronunció un mitin en Oviedo. Durante el recorrido hasta el lugar en el que iba a intervenir, Miguel Arias Cañete fue interpelado con gritos de "fuera, fuera" por una treintena de militantes de la Plataforma Anti Desahucios, que habían sido controlado por agentes policiales para que no se acercaran demasiado al exministro de Agricultura y Medio Ambiente. Cañete, no obstante, oyó perfectamente los reproches de sus críticos, aunque sin hacerles demasiado caso. Además, miembros de las Nuevas Generaciones, la rama juvenil del PP, contribuyeron a hacer de cortafuegos colocándose entre el séquito del partido y los manifestantes. 

No obstante, esta protesta ya estaba en la agenda de las fuerzas policiales, puesto que forma parte del calendario de movilizaciones que la PAH había planteado para hacer más visible su rechazo a los desalojos de viviendas y a los partidos que las sustentan, En algunos mítines de campaña del PP también se habían producido protestas, aunque no con el eco mediático de la de este martes. En el PSOE también saben lo que es llevar a su lado a un grupo de personas que les echan en cara de forma ostensible su repudio.

'Respaldo' de la Justicia

Hace ya casi un año, un grupo autogestionario denominado La Madreña irrumpió en las dependencias de lo que fuera en su día la Consejería de Sanidad del Principado de Asturias par utilizarlo como vivienda de personas sin recursos y centro cultural. La sentencia de un juez de instrucción que consideraba legal la ocupación, ya que los integrantes del colectivo, no solo habían limpiado y adecentado el local, que estaba en condiciones deplorables, sino que había realizado diversas mejoras y actuaciones culturales que podrían considerarse como una labor social de envergadura, fue acogida por los 'okupas' como una gran victoria. Pero el Gobierno asturiano recurrió la sentencia, que ahora le da la razón. 

Como protesta por el recurso, una veintena de miembros del centro social autogestionario, tomaron la sede del PSOE en Oviedo y llenaron su interior con juguetes de la ludoteca para niños sin recursos y papillas que entregan a las madres, que colocaron ordenadamente encima de la recepción de visitantes del local socialista. Durante varias horas permanecieron en las dependencias y exigieron una entrevista con el secretario de la Federación Socialista Asturiana (FSA) y presidente del Gobierno, Javier Fernández, para que evite el desalojo, ya que Sedes es una empresa que depende del Ejecutivo asturiano en un 60%.

La sociedad asturiana ha mostrado una sensibilidad especial con la ocupación de La Madreña, ya que se considera que han mejorado muy notablemente las dependencias abandonadas. Parece poco probable, además, que en los días que quedan para el fin de la campaña electoral, se produzca el desalojo del local por las repercusiones políticas y en el voto que pudiera tener. Precisamente, ayer, los bomberos de Oviedo y de Gijón han hecho público un comunicado advirtiendo de que se negarán a participar en el futuro desalojo.

Los partidarios de los escraches han recibido también una inyección de moral, después de que un juez de Oviedo absolviera a nueve integrantes de la PAH que habían sometido a un seguimiento a la diputada del PP por Asturias Carmen Maniega en marzo de 2013, al pertenecer a un partido que "está en contra de la dación en pago y contribuye al sufrimiento de lo ciudadanos" `por no parar los desahucios. La sentencia absolutoria, no por menos esperada, se ha hecho pública en plena campaña electoral y cuando los escraches se han intensificado en esta comunidad autónoma.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios