El alcalde de La Coruña: “Queremos grandes políticos pagados como becarios”
  1. España
X ENCUENTRO CIUDAD FUTURA, PATROCINADO POR FERROVIAL

El alcalde de La Coruña: “Queremos grandes políticos pagados como becarios”

El popular desgrana en una entrevista a 'El Confidencial' el secreto de su mandato: gastar menos en ágapes e invertir más en la partida social

Foto: En el centro, Carlos Negreira, alcalde de La Coruña (E. Villarino)
En el centro, Carlos Negreira, alcalde de La Coruña (E. Villarino)

Le gusta presumir de ser el único alcalde brasileño de Europa. Hijo de emigrantes coruñeses, Carlos Negreira (Río de Janeiro, 1960) regresó de Brasil a La Coruña con tres años. Su carrera y ascenso han sido tan meteóricos como intensos, siempre cerca de su amigo y compañero Alberto Núñez Feijóo. Con el presidente de la Xunta coincidió durante su etapa de estudiante de Derecho en la Universidad de Santiago de Compostela y, años después, en la Consejería de Sanidad de José Manuel Romay Beccaría, en los años noventa. El popular se hizo con la alcaldía de la ciudad, eternamente en manos de los socialistas, en 2011, y tuvo que lidiar con la herencia económica del bipartito. Negreira se apretó el cinturón del consistorio desde el primer momento, “igual que lo han hecho los ciudadanos”. Tres años después de llevar las riendas de su municipio, no tiene miedo a volver a medir su peso en las urnas: “Estoy más contento, tengo más ganas y con más ánimo hoy que en 2011”.

Cercano de trato y muy afable, Negreira habla indistintamente de su ciudad como A Coruña y La Coruña desde el emblemático edificio consistorial que atesora un verdadero museo de relojes con una colección de más de cien unidades (el más antiguo es del siglo XVIII) que se ha formado a lo largo de los años gracias a donaciones y a las propias adquisiciones del ayuntamiento. “Yo creo que se pueden utilizar las dos denominaciones: A Coruña o La Coruña. Los vecinos tienen libertad absoluta para poder utilizar una u otra”, especificó en un encuentro sobre 'Ciudad Futura' que El Confidencial organiza, gracias al patrocinio de Ferrovial, con los principales alcaldes de España (ya han pasado Santander, Barcelona, Vitoria, Pamplona, Málaga, Logroño, Granada , Córdoba y Ciudad Real).

Vídeo: Encuentro con Carlos Negreira, alcalde de La Coruña

Negreira lleva tatuado el ahorro en su proyecto (“la austeridad no por la austeridad, sino para invertir ese dinero en lo que realmente se necesita”) y tiene muy claro cómo quiere que sea su ciudad el día que cuelgue la chaqueta de alcalde: “Quiero que esté preparada para el futuro. Que todos mis vecinos puedan tener una vida mejor, con más posibilidades”. Atrás quedaron los tiempos en los que el PSOE municipal se gastaba 600.000 euros anuales del presupuesto municipal en canapés; los siete coches oficiales que chupaban dos millones al año; el derroche sinfín de dinero que pagan todos. Él prefiere moverse a pie o en taxi y, gracias a gobernar con la obsesión de no pedir ni un euro de esfuerzo más a sus vecinos, ha conseguido congelar los impuestos municipales. “Cuando acabe la legislatura, habremos ahorrado 20 millones de euros sólo conteniendo el gasto”, desglosa.

“Demonizar la clase política tendrá sus consecuencias”

Partidario de limitar los mandatos a ocho años, Negreira apuesta por los prepuestos con base cero: “Suprimirlos todos y justificar euro a euro”. El brasileño-gallego entiende que hace falta una gran reforma de la administración local que pasaría por suprimir las Diputaciones Provinciales. "Al presidente de la Diputación no lo eligen los ciudadanos" y no fusionar municipios, sino compartir servicios para amortizar gastos.

El alcalde entiende la desafección social que ha separado a los ciudadanos de la clase política, y reconoce que “no hemos hecho bien las cosas”. Pero no se conforma, y quiere dejar muy claro que no todos los políticos son iguales y que para conocer los problemas de fondo de los vecinos hay que estar en la calle. “Demonizar la clase política tendrá serias consecuencias para el futuro”. ¿Cómo cambiar esta tendencia? “Yo le digo a mi equipo: no hagáis nada que no tenga una explicación y no hagáis nada que si os estuvieran viendo os criticarían”. El gallego echa en falta un escaparate más amplio de profesionales dispuestos a dedicarse un tiempo a la política activa. "El problema es que queremos grandes profesionales de la política pagados como becarios”.

(E. Villarino)
En el encuentro que presentó Ignacio Gastón, director general Ferrovial Servicios España, Negreira se mostró confiado en que las cosas se están haciendo bien, pero sabe que aún queda mucho camino por recorrer. Una Administración local ideal pasaría por que “el alcalde sea elegido directamente por los ciudadanos” y por que los municipios vecinos compartan servicios. Negreira no entra en el debate sobre si sobran municipios en España. “Yo no hablo de que se fusionen, pero hay gastos que se pueden compartir. El PP y el PSOE tienen la responsabilidad de alcanzar pactos y establecer parámetros para que los pueblos colindantes puedan compartir servicios”. Como muestra pone su propio ejemplo: La Coruña comparte con cuatro municipios colindantes la depuración del agua a través de una empresa supramunicipal. “Los vecinos quieren que les soluciones sus problemas, y eso es lo que tenemos que hacer”.

Invertir en partida social

Su gran obsesión es la inversión social. Que ningún vecino se quede sin recibir la prestación que necesite. El consistorio ofrece becas comedor (“no hay ningún niño en lista de espera en colegios públicos”), se han abierto un 40% más de escuelas infantiles y, como novedad, se ofrecen plazas gratis para aquellos niños cuyas familias no tienen recursos económicos. “Además, la matrícula para los demás hermanos es gratuita para todas las familias”. Han abierto nuevos centros de día y centros cívicos (“hemos duplicado el presupuesto en esta área”). Con un presupuesto de 285 euros al año, el 21% se invierte en pagar a su personal, un tercio a gasto corriente y 38 millones para nuevas inversiones.

La racionalización del gasto pasa por construir una Coruña más eficiente, donde haya edificios inteligentes, movilidad inteligente, energía y medio ambiente inteligente, prestación inteligente de servicios. El proyecto 'Coruña Smart City' nace en julio de 2011 mediante la firma de un convenio entre el ayuntamiento con el Ministerio de Economía y Competitividad, maneja un importe global de 11,5 millones de euros y está cofinanciado al 80% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). “Europa importa mucho en España, porque el 70% de la legislación que tenemos es europea”. Entre las innovaciones en esta materia, los vecinos de La Coruña ya pueden gestionar "más de 50 procesos administrativos desde el móvil". Son soluciones urbanas para problemas urbanos.

Alberto Núñez Feijóo Partido Popular (PP)
El redactor recomienda