Oviedo se hermana con un emirato árabe homófobo que aplica la pena de muerte
  1. España
presión contra el alcalde, iglesias caunedo

Oviedo se hermana con un emirato árabe homófobo que aplica la pena de muerte

El hermanamiento de Oviedo con un Emirato que castiga el adulterio con latigazos o con lapidación y aplica la pena de muerte, ha provocado un escándalo

placeholder Foto: El alcalde de Oviedo, Agustín Iglesias Caunedo (i). (EFE)
El alcalde de Oviedo, Agustín Iglesias Caunedo (i). (EFE)

Los distintos y escasos hermanamientos ('jumelages') entre municipios asturianosque se fueron produciendo a lo largo del presente siglo pasaron sin pena ni gloria y ni siquiera merecieron, en la mayoría de los casos, un 'suelto' en los medios de comunicación. Pero el hermanamiento entre Oviedo y el territorio de Fujairah, en uno de los siete emiratosárabes, suscrito el pasado 30 de abril en la embajada de Emiratos Árabes Unidos ha provocado un enorme terremoto en la capital asturiana, al trascender que ese municipio aplica la pena de muerte, es favorable a ladeportación de los homosexuales y en el último año ha detenido a un importante número de personas por publicar contenidos críticosen las redes sociales.

Según diversas informaciones, Fujairah es una importante área logística y su puerto es el de mayor relación comercial de todo los Emiratos Árabes Unidos, especialmente en el transporte de contenedores. Fuera de esta información económica, no tiene vinculación alguna con Oviedo, salvo que su alcalde, Agustín Iglesias Caunedo (PP), sostiene que servirá como puente cultural entre países distantes y distintos, entendiendo este hermanamiento comouna inversión segura que puede hacer fructificar acuerdos económicos, comerciales y empresariales.

La decisión de hermanar Oviedo con Fujirah es solamente imputable al equipo de gobierno de la ciudad, sin que el asunto haya sido aprobado por el pleno y sin que se contara con el visto bueno de algunos de los grupos municipales representados en la Corporación capitalina. Quizá esta circunstancia haya sido la que más críticas ha recibido en sectores relacionados, incluso, con el propio partido del alcalde.

Sin embargo, las críticas se convirtieron en virulentos reproches cuando la opinión pública tuvo conocimiento de algunas de las características sociales del ayuntamiento 'hermano'. En Fujairah están prohibidos los partidos políticos y los sindicatos, las relaciones adúlteras son castigadas con el látigo o la lapidación, según los casos, y hasta el Ministerio de Asuntos Exteriores advierten a los españoles que viajen a ese país que las relaciones sexuales fuera del matrimonio son ilegales, independientemente de que en España tengan validez plena. Amnistía Internacional recuerda el caso de una joven australiana de 27 años que fue condenada a latigazos por adulterio, tras ser violada por tres hombres en un hotel.

Fachada del ayuntamiento de oviedo. (diebuche, wikimedia)
Todos estos 'horrores' han revuelto las conciencias de las organizaciones sociales y vinculadas conlos derechos humanos, que han exigido al Ayuntamiento de Oviedo que dé marcha atrás en su propósito de refrendar en la capital asturiana el acto de hermanamiento, previsto inicialmente con toda pompa y solemnidad. Iglesias, de momento, guarda prudente silencio, pero algunos concejales ovetenses no descartan que tenga que rectificar si la ola de protestas sigue en aumento.

Los 'jumelages'

Los hermanamientos entre municipios españoles y de otros países fueron una fiebre continuada en los primeros años de los ayuntamientos democráticos y perseguían el establecimiento de vínculos con diferentes corporaciones, con el objeto de conseguir ensanchar relaciones comerciales o turísticas. Son muchos los ayuntamientos asturianos queenumeran en sus paneles de bienvenida la lista de ciudades conlas que se han llegado a acuerdos para intercambiar jóvenes, actividades culturales o experiencias gastronómicas. El ingreso de España en la Unión Europea propició que estos 'jumelages' (como se les conoce en el argot comunitario) llegarán a recibir, incluso, fondos económicos para favorecer el acercamiento entre los pueblos.

A medida que se consolidaban los municipios, los hermanamientos perdieron vigor y pocoa poco su número fue decreciendo, básicamente porque en ocasiones las relaciones entre los pueblos no tenían nada en común y se limitaban a viajes de placer de dirigentes de un ayuntamientoa su 'hermano', con muy pocos (o ninguno) resultados económicos o rentabilidad social. Los argumentos para que un consistoriotrazara vínculos con otro llegaron a ser de lo más peregrino (y en ocasiones, ni se justificaba la causa).

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Oviedo Emiratos Árabes Unidos
El redactor recomienda