Rajoy no escucha como Aznar se reivindica como "militante cualificado" del PP
  1. España
el presidente, único ausente en el acto

Rajoy no escucha como Aznar se reivindica como "militante cualificado" del PP

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha sido la única ausencia destacada en la foto de la unidad que ha querido cocinar hoy el Partido Popular

El expresidente del Gobierno, José María Aznar, se siente agradecido con la condición de “militante cualificado” con la que el Partido Popular le ha distinguido en los últimos meses pese a que no se haya contado con él como agente movilizador en unas elecciones europeas que se presentan, a su juicio, difíciles para su partido.

Aznar se ha presentado así en el Foro ABC en el que hoy ha coincidido, por única vez en esta vez en esta campaña electoral, con Miguel Arias Cañete, a quien une una estrecha amistad que se remonta a los años 80 y que ha conseguido remontar y salvar las frías relaciones que el expresidente mantiene con Moncloa y con la actual dirección del PP. El foro, celebrado en el Casino de Madrid, ha sido el escenario elegido por la familia del 'popular' para escenificar la foto de la unidad después del revuelo generado en los últimos días con la exclusión del expresidente de la campaña. La foto de la paz no ha contado, sin embargo, con su sucesor, Mariano Rajoy, que ha sido el gran ausente en este encuentro y que ha delegado su representación en su número dos, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

“Si hoy me encuentro aquí es por tres razones que quisiera destacar”, ha explicado Aznar al comienzo de su alocución. “Por amistad con Miguel Arias, que encara las tareas más importantes de su larga y brillante carrera política. Estoy también por compromiso con mi partido, que concurre a unas elecciones europeas que, por varios motivos, van a ser difíciles. Y, finalmente, porque soy un europeísta sincero y creo que acreditado con mis actos”, ha señalado.

Precisamente, en este escenario complicado para Europa y para su partido, se considera obligado a hacer oír su voz pese a que, de no ser por este arreglo de última hora, Aznar habría quedado a la sombra en esta campaña. “Quienes tenemos algo que decir tenemos que hacerlo. En mi caso, aunque solo sea en mi condición de militante cualificado con la que generosamente se me ha distinguido recientemente y que acumulo, con sincero agradecimiento, a la de presidente de honor del Partido Popular”, ha añadido en una referencia velada al papel secundario, cual jarrón chino, al que fue relegado por el potavoz parlamentario Rafael Hernando.

Defensa de la unidad de la derecha en torno al PP

El segundo mensaje implícito de Aznar en sus casi 10 minutos de discurso ha sido un alegato a favor de la unidad del centro-derecha por la que él tanto trabajó durante sus años de liderazgo en el Partido Popular. El expresidente no ha nombrado a Alejo Vidal-Quadras y a su nuevo partido, VOX, pero sus palabras en relación al compromiso con el PP han aludido implícitamente a esta formación que sí se mostró dispuesta a acoger al expresidente en sus mítines. “La segunda razón por la que estoy aquí es por compromiso con mi partido", ha explicado. "Un compromiso político y biográfico. Para qué nos vamos a engañar, si Miguel Arias fuera candidato de otro partido, aun conservando la amistad, no estaría aquí en una presentación como esta y además estoy seguro de que él lo entendería”.

"El Partido Popular es un monumento a la utilidad política de la integración, aprendida de la historia política. Lo demás siempre termina mal", ha advertido en un mensaje preventivo.

En varios momentos de su intervención, Aznar ha apelado también a la dificultad con la que el PP llega a la cita del 25 de mayo por la desafección que sienten muchos ciudadanos y por el peligro de que muchos movimientos “populistas” irrumpan en el parlamento europeo. “Sabemos que hay algunas circunstancias que juegan en contra de nuestros deseos y sabemos que hay un cierto riesgo de desafección, pero en España, históricamente, las elecciones europeas no han servido para descargar el mal humor del electorado sino para anticipar tendencias”, ha afirmado. De todos modos, ha apelado a la dirección del PP a que movilice a todos los activos del partido, “que son muchos y muy valiosos”.

Rajoy, la única ausencia

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha sido la única ausencia destacada en la foto de la unidad que ha querido cocinar hoy el Partido Popular. En representación del Gobierno han acudido la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y los ministros de Interior, Jorge Fernández Díaz; Justicia, Alberto Ruíz-Gallardón y Agricultura, Isabel García Tejerina, que acaba de estrenar su cartera en sustitución del propio Cañete.

El candidato del PP ha querido tener también un gesto de cariño hacia el expresidente, de quien ha dicho que la historia lo pondrá en su sitio y valorará el "papel histórico" que ha jugado en la fusión del centro-derecha. "Este partido no se entiende sin José María Aznar. Siempre le apoyaremos y le querremos. Todo lo demás es ruido y mucho ruido", ha zanjado ante las preguntas de los periodistas.

El acto de hoy en el Casino de Madrid se precipitó después de que, en este mismo foro, fuera el propio Aznar el que lamentase públicamente no haber sido invitado a participar en la caravana electoral del PP. El partido y FAES trataron entonces de encontrar un acomodo a la figura del expresidente, que, finalmente, optó por llamar personalmente a Cañete para arreglar un acto conjunto.

La máxima representación del Partido Popular ha estado encabezada por su secretaria general, María Dolores de Cospedal, y los vicesecretarios Carlos Floriano, jefe de la campaña del PP, y Javier Arenas. Entre otras autoridades, han acudido también a arropar a Aznar y Cañete la alcaldesa de Madrid, Ana Botella; el presidente del Congreso, Jesús Posada, el presidente de la Comunidad, Ignacio González, y su predecesora, Esperanza Aguirre, quien ya se animó, en un principio, a organizar un mitin en el PP de Madrid para contar con Aznar.

Miguel Arias Cañete Esperanza Aguirre Imagen Ignacio González Isabel García Tejerina Mariano Rajoy Jesús Posada Javier Arenas FAES
El redactor recomienda