El PSOE descalifica el CIS y el PP le pone sordina por si desmoviliza a su electorado
  1. España
RAJOY Y RUBALCABA RIVALIZAN EN DESCONFIANZA

El PSOE descalifica el CIS y el PP le pone sordina por si desmoviliza a su electorado

El último barómetro del CIS, que ha visto la luz a tres días del arranque de la campaña para las elecciones europeas, no ha gustado en el PSOE ni en el PP

placeholder Foto: La candidata socialista al Parlamento Europeo, Elena Valenciano. (EFE)
La candidata socialista al Parlamento Europeo, Elena Valenciano. (EFE)

El último barómetro del CIS, a tres días del arranque de la campaña para las elecciones europeas, no ha gustado en el PSOE ni en el PP. A los socialistas porque los 5,7 puntos de desventaja les impiden sostener la idea de que pueden ganar el 25-M. Y a los populares porque la confianza en la victoria les dificulta la movilización de su electorado más descontento. El PSOE descalifica el sondeo oficial, mientras que el PP le pone sordina. Los detalles de los datos son demoledores para Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba: dos tercios de los encuestados desaprueban su gestión.

A la espera de la encuesta específica sobre las europeas –con estimación de reparto de escaños incluida– que el CIS presentará mañana, los principales partidos eludieron esta vez el análisis pormenorizado del barómetro trimestral. Los datos menores son muy negativos, en especial para los socialistas, al dibujar un panorama de legislatura perdida en la labor de reconciliarse con sus bases electorales.

Alfredo Pérez Rubalcaba, como jefe de la oposición, se ha desgastado aún más que Mariano Rajoy y pese a que el presidente del Gobierno lleve dos años tomando medidas impopulares como recortes presupuestarios y subidas de impuestos. El 90% de los encuestados tiene poca o ninguna confianza en el secretario general del PSOE frente al 86% cosechado por el jefe del Ejecutivo. Más grave es la nota general de la labor de la oposición: para el 68,9 de los consultados es mala o muy mala, un punto peor que la atribuida al Ejecutivo.

El CIS pronostica a los socialistas una intención de voto en elecciones generales del 26,2 por ciento, 2,5 puntos menos que el porcentaje obtenido en noviembre de 2011. Al PP le da un retroceso de 12,5 puntos con respecto a los resultados de los últimos comicios.

El barómetro de abril es todo un jarro de agua fría para la campaña de imagen desarrollada por el PSOE desde el nombramiento de Elena Valenciano como cabeza de lista de las europeas para difundir la idea de que había empezado a remontar ante la opinión pública y que estaba en condiciones de quedar por encima del PP el próximo 25 de mayo.

La portavoz parlamentaria de los socialistas, Soraya Rodríguez, descalificó la labor del CIS al sostener que sus responsables “están en campaña electoral”, “se les ha ido la mano en la sal y la pimienta” a la hora de cocinar los datos y que la encuesta dice al final lo que quiere el Gobierno en vez de lo que dice “la gente”. La dirigente del PSOE apeló a los datos de intención directa de voto para sostener que hay un empate real. No comentó el resto de los datos del sondeo.

Por el Partido Popular, su vicesecretario general y número dos de la lista para las europeas, Esteban González Pons, se limitó destacar que el PP sigue por delante del PSOE en intención de voto, pero que su organización no se puede confiar por lo que anuncien las encuestas, que son “un pronóstico y nada más”. Incluso celebró que Rodríguez sostenga, con el mismo sondeo, que ambos partidos están empatados ante las europeas.

González Pons se reunió con los diputados del PP precisamente para pedir un esfuerzo especial de movilización de ámbito local en las provincias por las que ocupan escaño. En la dirección del partido insisten en que sólo si consiguen que vayan a votar sus electores más fieles podrán ganar unos comicios que se presentan “muy ajustados”, según el análisis en que se ratificó el comité de campaña convocado en la sede de Génova el día anterior. Lo peor para conseguir esa movilización de un electorado fiel pero descontento que hay que empujar para que acuda a las urnas el 25 de mayo sería que se diera por hecha la victoria del PP, según reconocen en fuentes del partido.

Alfredo Pérez Rubalcaba Mariano Rajoy PSOE Elecciones europeas Elena Valenciano
El redactor recomienda