El precio de la primera promesa de Botella: 130 millones menos sin la tasa de basuras
  1. España
dos millones de hogares se beneficiarán

El precio de la primera promesa de Botella: 130 millones menos sin la tasa de basuras

La alcaldesa anunció la medida de la retirada de la tasa de basuras de la que se benefician dos millones de hogares. La oposición la tacha de populista

placeholder Foto: La alcaldesa de Madrid, Ana Botella. (EFE)
La alcaldesa de Madrid, Ana Botella. (EFE)

Las promesas electorales tienen un coste. En el caso de Madrid, el ayuntamiento dejará de ingresar 130 millones al año a partir de 2015, cuando los vecinos de la capital dejarán de pagar la tasa de basuras que el antecesor de Ana Botella, Alberto Ruiz-Gallardón, repuso en 2009 cuandola hoy alcaldesa ya formaba parte de su Ejecutivo municipal. Los actuales dirigentes venden la medida, a las puertas del año electoral, como que ya va siendo hora de devolver a los ciudadanos “parte de sus esfuerzos”.

La alcaldesa de la capital puso esta semana este anuncio estrella encima de la mesa, antes de avanzar su hoja de ruta para su futuro sin desvelar si sus intenciones pasan por ser la cabeza de lista del PP para las municipales de 2015. Los responsables del consistorio subrayan que la medida, que afectará aproximadamente a dos millones de hogares, se aplicará el año que viene no porque coincida con el año electoral, sino porque no se puede cambiar un presupuesto “a mitad de año”. Además, inciden en que se deberá actualizar el plan de ajuste con el nuevo escenario de ingresos, ya que se ha calculado que se puede prestar el servicio “perfectamente” sin esta tasa.

El actual ministro de Justicia puso en marcha esta medida, que fue muy criticada por los vecinos cuando la crisis ya había dejado en los huesos las cuentas municipales. Miles de ciudadanos presentaron sendos recursos que nunca prosperaron en contra de una tasa que consideraban “injusta”. El ayuntamiento siempre se mantuvo en la línea de que se cobraba lo mínimo para cubrir el servicio.

El coste medio del recibo oscilaba entre los 50 y los 60 euros. Las mayores quejas llegaron de los locales comerciales y los trasteros, que en muchos casos duplicaban el coste del precio que debía pagar una misma familia. Los únicos establecimientos que estaban exentos de pago son los organismos públicos, las iglesias, las comunidades religiosas y los propietarios de viviendas que fueran parados, pensionistas, o autónomos o asalariados que no superaran determinados niveles de ingresos.

(Efe)
Botella hizo este anuncio en una conferencia que ofreció el lunes ante el poder político de Madrid y con la presencia estelar de su marido, José María Aznar, y siguiendo la línea marcada desde septiembre de 2013: “En cuanto se pueda, hay que devolver el dinero a los ciudadanos”. La alcaldesa de Madrid, sin decirlo, ofreció un discurso de continuidad: “Hemos reformado la casa, hemos ampliado sus muros y hemos puesto orden en el presupuesto familiar”, resumió ante la atenta mirada de su sucesor. “He llevado a cabo un trabajo ingrato pero vital”, recordó Botella, que ha conseguido reducir la deuda heredada en 3.000 millones de euros a finales de este año.

"¿Quién implantó los parquímetros en Madrid?"

Los anuncios estrella de la alcaldesa despertaron la ira de la oposición, que no duda de que ya está en “campaña electoral”. El portavoz municipal de UPyD, David Ortega, aseguró el mismo día que “para lograr que Rajoy la señale como candidata no tiene ningún reparo en enmendar la gestión de su partido en el Ayuntamiento de Madrid. ¿Quién implantó los parquímetros fuera de Madrid? ¿Quién retomó la tasa de basuras? Fue el PP, fue el alcalde Gallardón, en cuyo Gobierno tenía un papel destacado la propia Botella”.

A la formación magenta le parece “poco serio” que la alcaldesa se dedique “a estas cosas en vez de a gestionar la ciudad”. Ortega, además, destaca un punto “surrealista” de esta cuestión: “Promete medidas para 2015 pero no es capaz de confirmar que se presentará a las elecciones ese mismo año”.

Madrid Ana Botella Alberto Ruiz-Gallardón
El redactor recomienda