Aznar confiesa a sus íntimos que el PP ha perdido su ADN y culpa a Rajoy
  1. España
SUBE LA TENSIÓN CON LA DIRECCIÓN DEL PARTIDO

Aznar confiesa a sus íntimos que el PP ha perdido su ADN y culpa a Rajoy

Los choques entre el expresidente Aznar y la actual dirección del PP no son algo nuevo. El expresidente culpa a Rajoy de que el partido haya perdido su ADN

placeholder Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto al expresidente del Ejecutivo y presidente de la fundación FAES, José María Aznar. (EFE)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto al expresidente del Ejecutivo y presidente de la fundación FAES, José María Aznar. (EFE)

Suma y sigue. Los choques dialécticos entre el expresidente Aznar y la actual dirección del Partido Popular –con el consiguiente escándalo mediático, sobre todo en los medios de izquierda que intentan dividir al centroderecha– no son algo nuevo. Se llevan produciendo desde la derrota electoral del 2008 y tampoco se han recompuesto las relaciones con el retorno del PP al poder en el 2011.

El último rifirrafe tuvo lugar en estos momentos a propósito del “desaire” que el cuartel general de Génova 13 ha propinado al exmandatario, que se considera agraviado por haber sido excluido en primera instancia de la campaña electoral a las europeas. Según el propio Aznar, le habría gustado participar en algún mitin con “mi amigo Miguel Arias...”. Al final se tendrá que conformar con un acto de precampaña el próximo día 8.

Aznar, que se considera el gran hacedor del actual PP tras ser nombrado sucesor de Fraga por el propio presidente fundador, no escatima descalificaciones no sólo contra la secretaria general, María Dolores de Cospedal, sino también contra Mariano Rajoy, cuya cooptación como comandante en jefe del partido de la derecha fue por designación directa del propio expresidente popular.

Fuentes de toda solvencia cercanas al presidente de FAES aseguran que recientemente Aznar dijo ante miembros del partido que el PP ha perdido su ADN y “prueba de ello es que ya no están nombres como Jaime Mayor Oreja, María San Gil, Alejo Vidal-Quadras...”.

José María Aznar y Jaime Mayor Oreja en preentación del libro de María San Gil. (EFE)

También considera que el “partido que tanto nos costó construir como alternativa de poder del centro y la derecha está partido en dos...”, y el culpable de todo ello no sería otro que Rajoy.

Para el expresidente, el de Pontevedra sería el máximo culpable de que hayan surgido alternativas a la derecha del partido que le pueden distraer un buen número de votos. De hecho, Vidal-Quadras y Álvarez Cascos siguen apareciendo en la página oficial de FAES como patronos de la Fundación cuya titularidad jurídica es sólo y exclusivamente del PP, tal y como recuerdan fuentes oficiales.

Botella y sus ambiciones

“Todos hemos sido muy generosos con Aznar y su familia en este partido”, subrayan los mismos medios del aparato nacional. “Lo que sucede es que pretende seguir mandando, protegiendo a sus fieles, y el PP actual ya no es el mismo en lo relativo al poder que en la etapa que fue desde 1990 al 2004”. Recuerdan al respecto que los dos principales casos de corrupción que amenazan a la formación política hunden sus raíces en la etapa de Aznar. “Somos nosotros, la actual dirección, los que estamos capeando con esos feos asuntos sin haber tenido en ello ni arte ni parte...”.

Señalan, asimismo, que mientras Aznar echa arena en el engranaje del PP y dificulta su labor, su mujer Ana Botella es alcaldesa de Madrid por decisión expresa de Mariano Rajoy y que la misma aspira a ser candidata con el apoyo de toda la formación política. Aun cuando muchos militantes y votantes de centroderecha no quieren ver a Botella como candidata.

Aznar se refugia en FAES, una organización teóricamente de análisis y propuestas que en ocasiones utiliza para su uso particular político y que en no pocas veces han entrado en colisión con la línea oficial marcada por el Partido Popular y por el propio Gobierno, haciendo caso omiso de a quién le corresponde marcar las líneas maestras y la estrategia en la actual coyuntura.

“Rajoy tiene una paciencia infinita con su antecesor”, sostienen las mismas fuentes oficiales. No quiere entrar en colisión públicamente con Aznar “no por falta de ganas, sino porque considera que ello perjudica al PP...”. José María Aznar no acepta en modo alguno que “su tiempo pasó” y recuerdan que su retiro del poder fue voluntario “para hacer otras cosas”, que también “nos perjudican y, sin embargo, nadie dice nada al respecto”.

Finalmente, las mismas fuentes recuerdan que en Génova 13 conocen los contactos “extraoficiales” que Aznar mantiene con algunos exmilitantes del PP que han fundado otros partidos. “La prueba es que a uno de ellos le ha faltado tiempo para ofrecer sus mítines en plan estrella. Una ofensa a todos los militantes del partido”.

FAES Jaime Mayor Oreja Mariano Rajoy José María Aznar
El redactor recomienda