El 25-M de Rajoy: aluvión de buenos datos económicos y bajada de impuestos final
  1. España
SUBIDA DE EMPLEO y CRECIMIENTO PARA ARRANCAR

El 25-M de Rajoy: aluvión de buenos datos económicos y bajada de impuestos final

Rajoy se reserva un aluvión de datos positivos (empleo, consumo, recaudación o inversiones) e incluso bajada de impuestos para las europeas

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), con  el ministro de Economía, Luis de Guindos (i). (EFE)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), con el ministro de Economía, Luis de Guindos (i). (EFE)

Campaña corta, centrada en la economía y volcada en demostrar al electorado más afín que la recuperación y el crecimiento del empleo van en serio. Es el plan del Gobierno de Mariano Rajoy apoyar las bazas del PP ante las elecciones europeas del 25 de mayo: un aluvión de datos positivos (sobre paro, consumo, comercio, exportaciones, recaudación, nuevas inversiones o matriculación de vehículos) que empezarán a desgranar esta semana y que culminarán al final de la campaña con una revisión al alza del anuncio de reforma fiscal con una bajada de impuestos más clara.

El jefe del Ejecutivo tiene apostada la legislatura a la salida de la crisis y a que el electorado le perdone los dos primeros años de subidas de impuestos y recortes para salir de la recesión. Ahora, ante el examen de las urnas, el PP necesita que cale la idea de que la situación económica empieza a revertir. Se trata de crear el ambiente de esperanza imprescindible para que al menos “los nuestros” (como repiten Rajoy y el cabeza de lista, Miguel Arias Cañete) vayan a votar.

Los ministerios de más peso han recibido órdenes de frenar cualquier nuevo proyecto con perfiles de impopularidad o tintes de choque con algún sector social. Al mismo tiempo, los planes y datos positivos susceptibles de servir de soporte para apoyar esa percepción de mejora de la situación económica se deben administrar y vender con especial empeño.

Es la instrucción que Rajoy en persona dio en el comité ejecutivo del PP la semana pasada: que todos los altos cargos (concejales y alcaldes los primeros) tenían que convertirse en los primeros agentes electorales de las buenas nuevas económicas en la relación directa con los ciudadanos.

Más recaudación, menos impuestos para 2015

En fuentes gubernamentales aseguran que por los datos registrados en los departamentos de Hacienda, Economía e Industria, a los ministros, candidatos y cuadros medios del PP no les van a faltar argumentos para su misión. Afirman que llegan cifras muy positivas, tanto de recaudación de impuestos (IRPF, Sociedades e IVA) como de consumo, comercio, balanzas por cuenta corriente, exportaciones, matriculación de vehículos.

Miguel Arias Cañete, ministro de Agricultura, y Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda. (Efe)
En la precampaña habrá un aluvión de estadísticas sobre esos índices económicos y empezarán entre mañana y pasado. La primera y más importante será la EPA (Encuesta de Población Activa), con un serio descenso en el porcentaje de parados sobre el 25,7 por ciento (5,9 millones de personas) con que se cerró el último trimestre de 2013. A continuación, llegarán los datos de aumento claro en la recaudación de impuestos. Hacienda los conoce día a día y el optimismo es patente en el ministerio.

Rajoy se ha reservado los anuncios sobre el crecimiento del PIB, superior al 1 por ciento para este ejercicio, y los de ingresos para el Estado por la Agencia Tributaria quedan para Cristóbal Montoro.

Según fuentes de Hacienda, la recaudación por IVA, IRPF e Impuesto sobre Sociedades supera todas las previsiones establecidas en los Presupuestos, hasta el extremo que puede empujar al ministerio a introducir esa variable como factor al alza en el informe de los expertos sobre la futura reforma fiscal. “El mayor crecimiento e ingresos dan más margen para acometer una rebaja de impuestos a ciudadanos y empresas mayor que la admitida en el documento”, apuntan en los citados medios.

Montoro tiene comprometido llevar al Congreso los proyectos de ley sobre la reforma fiscal en junio, pero en fuentes gubernamentales insisten en que no tiene que esperar a que pasen las elecciones europeas del 25 de mayo. Al contrario, los datos de mejoría económica le empujan a adelantar el contenido de los anteproyectos y lanzar las cifras concretas de tipos impositivos y desgravaciones para las clases medias y las familias (en la línea de lo anunciado por el PP en su programa electoral) en plena campaña.

placeholder Pleno del Congreso de los Diputados. (Efe)

El escollo de Bruselas

El plan de Rajoy choca, sin embargo, con los avisos de Bruselas, que, esta misma semana, volverá a 'revisar' el cumplimiento del Gobierno español en materia de déficit con una de las recaudaciones más bajas de la Unión, apenas un 38% del PIB. Fuentes del Ejecutivo, sin embargo, insisten en que "cumpliremos el programa electoral y bajaremos los impuestos”. ¿Cómo hacerlo si, según Bruselas, el déficit debería pasar del 6,6% al 2,8% del PIB en 2016? Las fuentes consultadas remiten a los datos que se van a dar a conocer en los próximos días y, cómo no, al mantra también de mejorar la eficiencia de la Administración para aumentar el ahorro. Si a eso se le añade el ahorro en los gastos por prestaciones de desempleo, "porque va a haber menos parados", y en los pagos de los intereses de la deuda, "con la prima que seguirá bajando", a Génova sí le salen las cuentas.

Inversiones para los astilleros en Cádiz y Ferrol

El Gobierno también lleva tiempo tanteando la posibilidad de hacer inversiones concretas en beneficio de empresas públicas que los recortes de los últimos ejercicios hacían imposible. Es el caso de los encargos para la Armada paralizados desde la legislatura anterior, que frenan el proceso de renovación de los navíos más antiguos y que tienen los astilleros de la empresa estatal Navantia sin apenas carga de trabajo en Cádiz y Ferrol.

En Hacienda se muestran ahora más comprensivos y admiten la posibilidad de abrir el proceso para construir dos BAM (buques de acción marítima), o incluso un BAM y un LHD (buque multipropósito como el Juan Carlos I) que garantizarían la operatividad de la Armada a largo plazo y los puestos de trabajo en las zonas afectadas por la falta de pedidos. Sería un anuncio de muy buena acogida en la bahía de Cádiz y en la ría de Ferrol, además de una muestra de alegría presupuestaria (hasta 300 millones de euros) sin precedentes desde 2008.

Elecciones europeas Mariano Rajoy Miguel Arias Cañete Cristóbal Montoro Empleo Navantia Reforma fiscal Recortes
El redactor recomienda