con el dInero de la caja b del partido

Bárcenas: “Los recibos de los trajes de Rajoy se pagan y luego los rompemos”

Bárcenas narró cómo se abonaron algunos trajes de Rajoy cuando este era candidato a la presidencia, que se pagaban con el dinero de la caja B del PP

Foto: Fotografía de archivo del extesorero del PP Luis Bárcenas. (EFE)
Fotografía de archivo del extesorero del PP Luis Bárcenas. (EFE)

El extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, narró al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz cómo se abonaron algunos trajes de Mariano Rajoy cuando era candidato a la presidencia, que se pagaban con el dinero de la caja B y luego se destruían los recibos.

En la transcripción de la declaración realizada el pasado 10 de abril, a la que ahora ha tenido acceso El Confidencial, Bárcenas narra: “Yo creo que eso fue que –como para los temas relacionados con las campañas electorales– se decidió que al candidato había que renovarle el vestuario, y el candidato fue, se hizo unos trajes, y Álvaro decidió que los trajes era mejor pagarlos con ese dinero que con dinero oficial del partido para que no figurase en la contabilidad oficial del partido una factura de una sastrería. Por eso se paga, y esos recibos pues lo rompemos”.

Y pregunta el juez: ¿Y se está usted refiriendo al Señor Rajoy cuando dice el candidato?

L.B.: El candidato en aquel momento era el Señor Rajoy, pero el Señor Rajoy, a sus efectos, no tenía ni idea si se pagaban con dinero oficial o no oficial. Esa fue una decisión de Álvaro Lapuerta directamente.

Juez: Por eso le quería preguntar, ¿usted habló con el Señor Rajoy algo relativo a la destrucción de esos dos documentos?

L.B: No, no. Sólo hablé con Álvaro Lapuerta. A pesar de que ya no era el tesorero del partido, seguía conservando un despacho como asesor financiero del partido en Génova, 13. Y tuvimos una reunión, yo le planteé lo que había, y en fin, quedamos en que de los papeles no podíamos desprendernos, porque en fin, era lo que justificaba lo que se había hecho con ese dinero a lo largo de todo ese tiempo, pero que había documentos que, en fin, eran delicados y mejor quitarlos de en medio. Y como la responsabilidad además de que se hubiese pagado eso con dinero en efectivo era de él, pues me dijo que se rompiesen.

Así narra Bárcenas parte del funcionamiento de la Caja B a preguntas del juez, quien también le había interrogado por la destrucción de algunos recibos pagados al arquitecto que llevó a cabo las obras de la sede del PP en la calle Génova. “Yo sí quiero recordar que había algunos pagos que se habían hecho con fondos, y algún recibo que se destruyó también”.

A preguntas del magistrado, el extesorero –actualmente en prisión e imputado por el caso Gürtel y por la pieza separada conocida como ‘papeles de Bárcenas'– señaló que la destrucción de documentos no recuerda a qué obedecía pero “eran cosas que no merecía la pena guardar, porque tenían explicación y no se necesitaba tener el soporte”.

Juez: Por eso le vuelvo a preguntar si, aparte de lo de las obras, ¿recuerda usted si había algún otro que acreditara pagos o cobros...?

L.B.: Yo sí quiero recordar que había algunos pagos que se habían hecho con fondos, y algún recibo que se destruyó también.

Respecto al pago a proveedores con dinero negro, Bárcenas reconoció que se efectuaban abonos en campañas electorales con dinero negro. Ahora bien, niega con total rotundidad que se le satisficiera con esta forma al líder de la trama Gürtel, Francisco Correa. “Tenía que ser una persona de muchísima confianza para que aplicásemos fondos de esa contabilidad al pago de acciones de campaña. Y esa relación de confianza no existía con el señor Correa por parte de la sede nacional como para entregarle dinero en efectivo a cambio de facturas”.

El extesorero del PP Álvaro Lapuerta (d). (EFE)
El extesorero del PP Álvaro Lapuerta (d). (EFE)

Así lo explica Bárcenas a pesar de los indicios de que las empresas de Correa recibieron grandes cantidades de dinero por parte de Administraciones del PP. Tampoco entregó jamás ninguna cantidad al PP. “El señor Correa es un señor que factura servicios al Partido Popular en cantidades importantes –como sabe–. Será el partido el que le tendrá que pagar a él una parte de sus servicios en dinero no oficial, pero el proveedor [...]”, espeta a la fiscal.

“Si no nos ponemos de acuerdo Lapuerta y yo es imposible que se desvíe dinero”

Bárcenas insiste al juez que toda la caja B estaba controlada por Lapuerta. Así, niega tajantemente que parte del dinero de donantes se los desviara a sus cuentas a Suiza porque el que fuera tesorero antes que él tenía otro control del dinero que entraba y que lo dejaba apuntado en unas tarjetas. Por eso precisamente le digo que nadie puede desviar nada. Es más, comprobando que las cantidades con mucha frecuencia acaban ingresándose los saldos que quedan en bancos, y esos saldos son precisos, claros y reales, si se ha manipulado algo anteriormente no puede coincidir con la cantidad que sigues teniendo, y que acababa ingresándose en el banco, y sobre todo incluso cuando hay un ejercicio en el que al final se ingresa todo el remanente que hay en el banco y se deja a cero. En definitiva, que eso estaba absolutamente garantizado, y nadie podía... bueno podíamos desviar poniéndonos de acuerdo los dos, efectivamente. Pero si no nos ponemos de acuerdo los dos es imposible que se desvíe nada”, recalca el imputado.

Así, las entregas de dinero a dirigentes del PP las hacía Lapuerta, también imputado en la pieza separada en la que se investiga una contabilidad paralela del partido. “Yo, que tenía la caja en mi despacho donde estaban esos fondos, y donde estaban las fichas donde se anotaban, le preparaba los tres sobres, y el que repartía los sobres era él”. En alguna ocasión sí las hizo él como al presidente balear, Jaume MatasNo sé si declaró o no declaró que yo le había entregado una cantidad... En fin, algunas cantidades he entregado yo”, apunta.

Francisco Correa, presunto cabecilla de la trama Gürtel (Reuters)
Francisco Correa, presunto cabecilla de la trama Gürtel (Reuters)

Según añade, Lapuerta, “cada vez que recibía una cantidad, en la cartera llevaba unas tarjetas suyas de visita en las que en la parte de atrás anotaba la fecha, la persona que le había dado el dinero, y el importe”. Cuando había un gasto –apunta– exactamente lo mismo. “Esas cantidades, las cantidades que él tenía anotadas en sus tarjetas, y las que yo tenía anotadas en los papeles –él llevaba la contabilidad permanentemente encima, yo la tenía dentro de una caja fuerte– periódicamente se chequeaban, y se hacía un arqueo, no un arqueo de contar billete a billete, porque los sobres cuando eran una cantidad importante, era un sobre en el que figuraban 60.000 euros y tal, se contaban los sobres, y el sobre que estaba abierto porque se habían hecho pagos, ese sí se veía aproximadamente lo que había, y se hacía –digamos– un arqueo con bastante fidelidad.”

Respecto a la decisión del PP de darse de baja en la obligación de presentar el Impuesto de Sociedades en 2008, Bárcenas reconoce que él tenía poderes en la fecha que se hizo, pero que no se encargaba de esas actuaciones, sino que los temas fiscales los llevaba un despacho. “En todos los temas fiscales no interveníamos porque los temas fiscales siempre los ha llevado un despacho, los llevó inicialmente el despacho de Miguel Blesa, en el que había otro exinspector de Hacienda en excedencia que se llamaba Francisco. Cuando Blesa deja ese despacho y se va a la caja de ahorros, es éste el que sigue con ese despacho, y es la persona que nos lleva todos los temas que tienen alguna repercusión fiscal. Todos esos temas están tratados con este señor, con Francisco”.

“Podría aportar muchas cosas pero en estos momento no puedo aportar”

Bárcenas hace otro aviso a navegantes. “No quiero justificarme, pero podría aportar muchas cosas pero en estos momento no puedo aportar”, apunta al juez en esta declaración. Esta fase la espeta cuando Ruz le pregunta si es cierto lo que afirma la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, sobre la retirada de sus poderes en octubre de 2009. “En absoluto”, sostiene. Según explica, esto no ocurrió hasta marzo de 2010. Precisamente, este lunes el PP ha entregado la documentación requerida por el juez sobre la fecha exacta en la que Bárcenas perdió los poderes para firmar.

Juez: Con anterioridad ¿es posible que le hubieran revocado a usted los poderes la secretaria general o alguna otra persona del partido?

L.B.: Yo esa afirmación la he oído, y es posible evidentemente, pero revocar el poder si no se le comunica a la persona que tiene el poder... hombre, es una barbaridad. Fundamentalmente por un motivo, porque si ese poder estaba revocado, yo he seguido firmando en el mes de octubre, en el mes de noviembre, en el mes de diciembre, en teoría sin tener poder. El poder no basta con revocarlo, sino que hay que entregarlo a los bancos para que sepan que el poder está revocado. Si esta señora revocó mis poderes en octubre de 2009 y no se lo comunica al revocado, y no lo comunica a las entidades bancarias... no sé qué figura es esa, pero yo habría estado actuando sin apoderamiento.

Así, explica que él avisa por vía verbal que deja de tener poderes en esa fecha y al notario se le notifica por correo electrónico y que él tiene esa copia, que ahora no puede aportar.

Juez: ¿Y tampoco puede dar usted instrucciones a nadie para que la aporte?

L.B.: Es que yo tenía un volumen de documentación muy grande y lo tenía en mi despacho de Génova 13, y eran un montón de cajas que recogieron las personas que sacaron ese material de la forma en la que entendieron oportuno. Y ese material, no lo tengo clasificado, y localizar eso lleva tiempo.
España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
45 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios