FUE PERSEGUIDA CON LUCES Y SIRENAS

Aguirre desobedeció tres veces a los agentes y no entregó los papeles de su coche

Emprendió la huida cuando el agente le pidió, por segunda vez, la documentación del vehículo. "Me voy. Tienes la placa, denúnciame", contestó la dirigente

Foto: El momento en el que los agentes de movilidad presentan la denuncia. (Efe)
El momento en el que los agentes de movilidad presentan la denuncia. (Efe)

Hasta en tres ocasiones desobedeció Esperanza Aguirre a los agentes de movilidad que el jueves por la tarde la multaron tras aparcar su vehículo particular en una zona restringida para el uso público. Según consta en la denuncia que los agentes involucrados en el altercado pusieron a las 23.04 horas del día de autos, la presidenta del PP emprendió la huida tras solicitarle por segunda vez consecutiva los papeles del coche. “Yo me voy. Tienes la placa, denúnciame”, contestó. Tras su marcha, un vehículo de la Policía Municipal que estaba regulando el tráfico y otro de movilidad, en su moto, iniciaron una “persecución, con las señales acústicas y luminosas encendidas”.

Según la versión de los agentes, los hechos sucedieron como El Confidencial relata a continuación. Ellos estaban realizando las labores propias de su función en un punto fijo, en la Plaza de Callao, cuando, sobre las 16.15 horas, tras producirse el relevo en el mencionado punto fijo, los actuantes se dirigieron con su moto hacia un vehículo, Marca Toyota, que estaba obstaculizando gravemente la circulación rodada de la vía. El coche estaba vacío, por lo que uno de ellos comenzó a poner la correspondiente denuncia. En unos segundos llegó la conductora, que le exhibió el permiso de conducir y dijo que el coche había estado estacionado “poco tiempo”.

El agente de movilidad le replicó que eso no era cierto, porque llevaba observando el vehículo mal estacionado durante mucho tiempo desde el punto fijo en el que se encontraba antes. Tras entregarle la documentación, la conductora hizo un comentario: “¿Qué pasa, ¿bronquita y denuncia? Vais a por mí porque soy famosa. Tienes la placa, denuncia al vehículo”. El actuante se limitó a contestar que tan solo le iba a notificar la denuncia, como haría con cualquier otra persona.

A continuación se le solicitó la documentación del vehículo. Aguirre entregó “un gran número de papeles”, pero no estaba la solicitada. El agente se los devolvió y le requirió de nuevo la documentación del coche, a lo que la presidenta del PP de Madrid se negó. El agente siguió pidiéndole la documentación mientras la expresidenta de la Comunidad se montaba en el vehículo con la intención de irse.

Aguirre coche

Ante esta actitud, el agente le recordó que no podía marcharse porque la denuncia no había acabado. Al mismo tiempo, otro agente, el que se encontraba delante del vehículo, se dirigió a ella diciéndole que no avanzase con el coche. “La conductora hace caso omiso a las órdenes y acelera hasta en tres ocasiones, provocando que el agente retroceda marcha atrás varios metros, hasta que llega un momento en el cual tiene que apartarse, porque de lo contrario hubiese sido arrollado por el vehículo”. A la vez que el agente se apartaba y tras “gritarle que se parase o colisionaría con la moto”, Aguirre siguió avanzando, “con un acelerón brusco”, llegando a colisionar con la parte trasera derecha con el lado izquierdo de la moto, que cayó el suelo y sufrió daños en el lateral derecho.

Persecución por la Gran Vía

No obstante, los agentes no consiguieron que Aguirre se parara tras la colisión, y ella prosiguió su marcha por la Gran Vía en dirección a la calle Jesús del Valle. Antes del golpe, el vehículo municipal que ayudaba en la regulación del tráfico se había acercado también hasta el coche de Aguirre ordenándole que se detuviera, sin éxito. Después se produjo “una persecución” por parte de la Policía Municipal y el agente que pilotaba la moto que había arrollado Aguirre, “circulando ambos con las señales acústicas y luminosas encendidas”.

Una vez en la puerta del domicilio, antes de meter el vehículo en el garaje, Aguirre se bajó y fue requerida por los agentes de la Policía Municipal. Cuando aparecieron los de movilidad, la dirigente popular se refugió en su casa. Los miembros de la Guardia Civil presentes en el domicilio de la presidenta del PP de Madrid fueron quienes les hicieron entrega de la documentación del vehículo para llevar a cabo el preceptivo parte de accidentes.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
119 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios