La mina de oro se abre paso en Asturias a lomos de la crisis y pese a los ecologistas
  1. España
el gobierno regional la ve con buenos ojos

La mina de oro se abre paso en Asturias a lomos de la crisis y pese a los ecologistas

La lucha entre partidarios y detractores de conceder la explotación de una mina de oro en Tapia amenaza con enconarse y acabar en los tribunales

placeholder Foto: Trabajador en un mina de extracción de oro. (Efe)
Trabajador en un mina de extracción de oro. (Efe)

Los detractores de la mina de oro que laempresa canadiense Astur Gold pretende explotar enla localidad asturiana de Salave, en el municipio de Tapia en la zona occidental de la región, reprochan al Gobierno socialistade la comunidad autónoma su posturahacia la multinacional por su disposición a conceder el permiso de explotación, a pesar de los informes claramente negativos de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico.Dicho informe ahondaen los criterios restrictivos que han alegado los miembros de la plataforma Oro NO, junto a organizaciones ecologistas y a Izquierda Unida, que lidera a nivel político tanto a escala autonómica como nacional su oposición al proyecto. Todo parece indicar que la solución será resuelta en los tribunales, pero que, con anterioridad, las movilizaciones en la calle formarán parte del paisaje del Occidente regional durante algún tiempo.

El demoledor informe negativo de la confederación de cuenca sobre los efectos hidrográficos de laexplotación ha hecho dudar a la Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente quehabía desvelado su intención de aplicar "con rigor" el criterio positivo de valoración ambiental, con el objeto de poner en marcha una serie de actuaciones que creasen empleo en la comarca. A pesar de las reticencias y de la necesidad de salvar las duras objeciones de los técnicos del organismo, los socialistas asturianos expresaron su deseo de dar el plácet al proyecto, si bien esgrimieron razones de tiempo medioambiental para pedir prudencia a los partidarios de la mina. El Ejecutivo que preside Javier Fernández no quiere pillarse los dedos y ha buscado aliados en el Ministerio de Medio Ambiente para que las objeciones técnicas puedan ser superadas, mientras los dueños del permiso tratan de avalar con informes de especialistas la limpieza ylegalidad de su propuesta.

Protesta ecologista contra la mina"Fragmentada", "Incongruente" e "ilegal", son algunos de los adjetivos que la plataforma opositora ha venido calificando a las propuestas de la Consejeríaque ha realizado dictámenes en favor del proyecto, sin tener en cuenta una visiónglobal de toda la propuesta de impacto, que sí ha hecho la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, a la que Oro NO "felicita" por no dejase "presionar" por los intereses económicos que conlleva la apertura de la mina.

Lasreferencias a la importancia de la creación de empleo para dar el visto bueno a la apertura del yacimiento, argumento expresado con rotundidad por el PSOE en el Parlamento asturiano, fue rechazado por los opositoresa la mina, ya que entiende que el número de puestos de trabajo que se generaría conla explotación tendría un efecto neutralizado con los "muchos más" que se perderían en el ámbito de la agricultura y la ganaderíasi la tesis el permiso se abre paso finalmente y que no serían empleos coyunturales, sino que tienen vocación de permanencia.

Lo cierto es que en el municipio de Tapia, al igual que enel resto de la comarca, la división entre sus habitantes a la hora de pronunciarse sobre la mina de oro es un hecho. Ya se han producido algunas concentraciones y manifestaciones a favor y en contra del proyecto, pero las dos partes han anunciado que intensificarán sulucha en la calle para conseguir su objetivo. El conflicto parece recrudecerse.

Gráfico del yacimiento. (Imagen: Astur Gold)No solo se dirimirá en la calle la fuerza que tiene cada parte en el conflicto, sino que todo hace indicar que la solución puedavenir de un tribunal de justicia. Así lo han manifestado, al menos, algunos de los integrantes de la plataforma Oro NO que, incluso, podrían llevar al Gobierno del Principadoa juicio por prevaricación, si insisten en resolver a favor de Astur Gold el debate técnico sobre la viabilidad del proyecto.

En el año 2012, Astur Gold recibió del Ejecutivo regional un informe parcial favorable, trasotro dictamen negativo del organismo hidrográfico responsable, autorizándose la galería de explotación del oro de Salave, pero no la planta de tratamiento ni la balsa de estériles. Con este nuevo varapalo técnico, el margen de maniobra del Gobierno asturianono es muygrande, pero los contrarios a la mina, temen que se retuerza el criterio para favorecer a los intereses de la empresa

Oro Javier Fernández Medio ambiente Izquierda Unida
El redactor recomienda