su alteza sólo señalÓ que apoyaría el diálogo

Empresarios catalanes piden al Príncipe que la clase política se desenroque en Cataluña

El Príncipe de Asturias protagonizó ayer por la noche una cena con una veintena de empresarios catalanes y madrileños organizada por el Foro Puente Aéreo

Foto: Foto de familia del Príncipe Felipe junto a los empresarios catalanes y madrileños. (EFE)
Foto de familia del Príncipe Felipe junto a los empresarios catalanes y madrileños. (EFE)

En el Palacete de Reina Elisenda donde tiene su residencia Javier Godó, conde de Godó, los empresarios catalanes pidieron al Príncipe Felipe en la cena de anoche que la clase política se desenroque en el tema catalán y elevaron al representante de la monarquía su inquietud por el enquistamiento que se está viviendo alrededor de la consulta catalana, según han explicado fuentes de los asistentes.

Mientras los empresarios madrileños, que hicieron pleno excepto por la ausencia del presidente de ACS, Florentino Pérez, guardaban respetuoso silencio al respecto, los catalanes se quejaron ante el heredero de la Corona de la parálisis pollítica que se vive en la cuestión catalana y le advirtieron que el actual inmovilismo en las posiciones, del que culparon a ambas partes, no hace más que radicalizar y agravar el problema. El Príncipe Felipe por su parte se limitó a señalar que la Corona apoyará el diálogo siempre que sea una iniciativa de las fuerza políticas y dentro del papel que le asigna el actual marco constitucional.

La cena en casa de Godó

La cuestión catalana monopolizó buena parte del debate y mostró la inquietud de los asistentes por la parte catalana a este foro denominado Puente Aéreo y que reúne empresarios de Madrid y Barcelona con destacadas personalidades políticas y económicas. Según fuentes conocedoras del encuentro, a la cena asistieron los presidentes de Abertis, Salvador Alemany; de Willis Iberia, Jaime Castellanos; de Seelinger & Conde, Luis Conde; de Cuatrecasas Gonçalves Pereira, Emilio Cuatrecasas; de Acciona, José Manuel Entrecanales; de Mutua Madrileña, Ignacio Garralda; de Tauro Real Estate, José María Xercavins; y de MP y SIL, Enrique Lacalle.

También participaron los presidentes del Grupo Planeta, José Manuel Lara; de Indra, Javier Monzón; de Banc Sabadell, Josep Oliu; de Pronovias, Alberto Palatchi; de Puig, Marc Puig; de Agbar, Ángel Simón; de Barceleuro, Manuel Torreblanca; de IAG, Antonio Vázquez; y de OHL, Juan Miguel Villar Mir.

Asimismo, al encuentro acudieron también los presidente de las patronales CEOE, Juan Rosell, y Foment del Treball, Joaquim Gay de Montellà, así como el socio director de Uría Menéndez, Luis de Carlos, el consejero delegado de Caixabank, Juan Maria Nin, y el exministro Rodrigo Rato. La cena contó también con la asistencia del consejero delegado del Grupo Godó, Carlos Godó, y del jefe de la secretaría del Príncipe de Asturias, Jaime Alfonsín.

El tono del encuentro fue muy cordial y el Príncipe Felipe aprovechó para sondear de primera mano cómo está evolucionando la crisis del independentismo en Cataluña y cómo lo viven las élites económicas de Barcelona.

Los empresarios catalanes pidieron iniciativa política para romper con el actual clima de guerra abierta alrededor de la consulta y el Príncipe Felipe se limitó a señalar que había la mejor predisposición por parte de la Casa Real, pero que el primer paso no estaba en su mano.

El otro bloque temático en la cena fue la economía, en la que los asistentes fueron desgranando su posición apuntando que estaban esperanzados por la salida de la crisis pero preocupados tanto por los altos niveles de paro español como por la falta de un modelo económico que apuntalase el futuro de España en la recuperación y que evitase caer en los antiguos errores de depender en exceso de la construcción y de los sectores económicos con menos valor añadido.

La descortesía de Mas y el desplante ferial

Pero no todo han sido gestos amables hacia el Príncipe de Asturias en esta visita a Cataluña. El comunicado oficial difundido por la Generalitat sobre la cena que compartió Don Felipe el pasado domingo con Artur Mas constaba de siete párrafos y no se citaba al Príncipe hasta el quinto de ellos. "En la cena también intervino el Príncipe Felipe; el alcalde de Barcelona, Xavier Trias; el ministro de Industria, José Manuel Soria; y la directora general de la asociación GSMA, Anne Bouverot-Reymond", decía textualmente la nota oficial. Ni una referencia más al Príncipe, ni en el texto, ni en el antetítulo ni en el título, que destacaba una frase de Mas: "Bienvenidos a Cataluña, una vieja nación europea con un lugar en la economía global".

Un participante del MWC se niega a saludar al Príncipe

Además, el Príncipe tuvo otro mal trago en el recorrido ferial tras la inauguración del Mobile World Congress: el representante de una empresa catalana se negó a darle la mano, según publicó naciodigital.cat, que difundió también un vídeo de la anécdota: "No te doy la mano porque no nos reconocéis el derecho a votar. Te la daré cuando nos dejéis hacer la consulta", le espetó el ejecutivo. Y cuando Don Felipe le insistió ("Amigo, por educación me has de dar la mano"), le respondió: "No somos amigos e insisto en que te daré la mano cuando nos dejéis hacer la consulta".

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
45 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios