mensaje de rajoy a la generalitat

El tema catalán, fuera del Despacho Oval: "Obama no sabe ni de qué va el asunto..."

Rajoy ha aprovechado el viaje a la Casa Blanca para mandar otros mensajes, entre ellos, a Artur Mas: el tema catalán, ni se toca en el Despacho Oval

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (i), y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. (EFE)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (i), y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. (EFE)

El viaje oficial a Washington del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, tiene una enorme importancia para las autoridades españolas y, por ello, ha sido preparado con esmero, hasta el punto de que se ha aprovechado que el presidente del Ejecutivo ha entrado oficialmente en la Casa Blanca tras dos años de mandato para mandar otros 'mensajes', entre ellos, a Artur Mas y su deriva independentista: el tema catalán, ni se toca en el Despacho Oval.

Rajoy aterrizó en la ciudad de Potomac escoltado por un sinfín de empresarios de alto copete español que también conceden una singular importancia a este periplo con alto contenido económico. Hasta el punto de que Moncloa organizó una “agenda económica” paralela al viaje político del presidente. Rajoy es un dirigente eminentemente práctico y sabe ya por experiencia que muchos de estos viajes se quedan en la mera retórica y no está precisamente en estos momentos para confetis. De ahí que trate de sustanciar líneas de inversión y credibilidad hacia nuestro país, con un mensaje fundamental: "España está comenzando a salir de la crisis". Busca esencialmente el espaldarazo que siempre supone que el Gobierno más poderoso de la tierra y la todavía primera economía mundial 'bendiga' su hoja de ruta.

En primer lugar, venta de las reformas; en segundo lugar, Iberoamérica, punto de capital interés para la Administración de Washington y en el que siempre España tiene algo que decir. “Obama lo sabe muy bien”, subraya una alta fuente gubernamental que forma parte del 'círculo interior' de Mariano Rajoy.

¿Y de Cataluña?

“En modo alguno el presidente está dispuesto a tocar siquiera el tema catalán y Barack Obama no sacará a colación el asunto... Ni sabe de qué va el asunto, ni le interesa…”, añade la misma fuente. Y es precisamente en este particular donde Rajoy, tan dado a remitir mensajes subliminales, pone blanco sobre negro desde el poder que le concede ser el presidente del Gobierno español, insisten en medios gubernamentales.

Porque el mensaje es obvio: dentro de la comitiva que ha llevado a Washington, Rajoy cuenta con una numerosa representación política y empresarial catalana, empezando por Jorge Moragas Moratey, director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno y diputado por Barcelona; Alfonso de Senillosa, número dos del Gabinete y jefe de la cédula de Seguridad Nacional; Joan Rosell, presidente de CEOE; Isidro Fainé, presidente de CaixaBank o Jaime Malet, presidente de la Cámara de Comercio USA en España, que fue además fundada en Barcelona en 1917. Sin contar otro tipo de funcionarios de corte menor pero que han tenido su importancia y su rol dentro de la organización del viaje.

Pero si oficialmente lo catalán tiene una importancia fundamental en este viaje de Rajoy, el presidente del Gobierno manda el mensaje a Artur Mas de que el "problema" que ha creado la Generalitat no tiene ninguna cabida en la gira. Estos son los mensajes que le gusta enviar a Rajoy. Y no es extraño, por cierto, que de la rueda de prensa en el Despacho Oval ayer se hayan caído –por obra y gracia de la Secretaría de Estado de Comunicación de Moncloa, que debía reducir a 15 los representantes de los medios españoles por órdenes del protocolo USA– dos de las radios catalanas más beligerantes en el tema del soberanismo. Además de El Mundo y la SER, que eso es otro tipo de 'mensaje'.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios