la defensa intentará que declare como testigo

La Caixa no varía de momento su estatus y seguirá trabajando normalmente en Suiza

El bufete Roca i Junyent, que preside Miquel Roca, está estudiando con el equipo penal que lleva el caso Noos si recurrirá la imputación de la Infanta Cristina

Foto: Fotografía de archivo de la infanta Cristina en la asamblea general de La Caixa en Barcelona. (EFE)
Fotografía de archivo de la infanta Cristina en la asamblea general de La Caixa en Barcelona. (EFE)

El bufete de abogados Roca i Junyent, que preside Miquel Roca, exdirigente de CiU y uno de los padres de la Constitución, está estudiando con el equipo penal que lleva el caso Nóos si recurre la imputación de la infanta Cristina. Una de las alternativas que barajan es que la Infanta declare como testigo, pero no como imputada, para dar una imagen de que no hay nada que ocultar por parte de la hija del Rey, según fuentes jurídicas cercanas al caso. Ayer no fue posible recabar la opinión de ningún responsable del bufete.

En caso de que recurran la imputación, Miquel Roca tendrá como aliados tanto a la Fiscalía Anticorrupción como a la Abogacía del Estado, ya que ambos organismos se oponen a que la Infanta sea encausada por este caso. De cualquier modo, el equipo jurídico de la Infanta tiene cinco días para decidir su estrategia al respecto.

Las fuentes jurídicas consultadas por este diario han asegurado que podría volver a producirse una desimputación, como la que tuvo lugar el pasado mes de mayo, con lo que el caso Nóos se tornaría todavía más tortuoso, con una instrucción que dura ya tres años.

Por su parte, fuentes de la Fundación La Caixa han asegurado que la imputación de la infanta Cristina en el caso Nóos por delito fiscal y blanqueo no supone ningún cambio en la situación profesional de la infanta Cristina en esta entidad, donde lleva trabajando más de veinte años. La Infanta sigue desarrollando su actividad en la Fundación con toda normalidad.

Traslado a Suiza

Cristina de Borbón ejerce de directora del área Internacional de la Fundación La Caixa. Desde junio reside en Ginebra, Suiza, y trabaja desde el despacho de la Fundación Aga Khan. La Infanta se trasladó al país helvético en buena parte con el objetivo de alejar a sus cuatro hijos, que la han acompañado, de la presión mediática por el caso Nóos.

Miquel Roca hace declaraciones a la salida de su despacho. (EFE)
Miquel Roca hace declaraciones a la salida de su despacho. (EFE)
Fuentes del entorno de la Infanta han señalado que su principal función es coordinar los programas conjuntos de la Fundación La Caixa con diversas agencias de la ONU, tales como la FAO, Unicef, Acnur y la OIT, entre otras. Aunque la infanta Cristina se trasladó en junio al país helvético, esta tarea para la Fundación La Caixa comenzó formalmente el pasado mes de septiembre.

Despacho del Aga Khan

La infanta Cristina sigue cobrando los cerca de 200.000 euros brutos anuales que percibe en la Fundación La Caixa, sin ningún plus por traslado o vivienda. Pero las mismas fuentes del entorno de la Infanta apuntan que la hija del Rey también desempeña diversas funciones para la Fundación Aga Khan por las que también recibiría una remuneración añadida, pero no proveniente de la entidad catalana.

La Fundación Aga Kahn es una organización sin ánimo de lucro para impulsar el desarrollo en Asia y África Oriental que fue fundada en 1967 por el príncipe Karim al-Hussayni, Aga Kahn IV, un multimillonario que además es líder religioso del grupo musulmán de los ismaelitas.

Código ético de la Fundación

Por ahora es pronto para plantearse cuál podría ser el futuro laboral de la Infanta en la Fundación La Caixa en caso de que la imputación prosperase. Es cierto que esta entidad sin ánimo de lucro tiene un exigente código ético, pero también que el mismo no dice nada sobre casos de imputaciones legales.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios