El Rey preside con grandes esfuerzos y voz fatigada la Pascua Militar más breve
  1. España
MORENÉS DESTACA EL "CORAJE" DEL MONARCA

El Rey preside con grandes esfuerzos y voz fatigada la Pascua Militar más breve

Su Majestad el Rey ha presidido el acto de la Pascua Militar más breve de su reinado. Apoyado en dos muletas, se la visto fatigado durante todo el acto.

Su Majestad el Rey presidió el acto de la Pascua Militar más breve de su reinado. Apoyado en dos muletas para moverse por los salones del Palacio Real, con atril para sujetarse a la hora de pronunciar su discurso y voz fatigada al terminar varias frases del mismo, Don Juan Carlos hizo otra exhibición de fuerza de voluntad, pero resultó evidente que le queda mucho para recuperarse de la última operación de cadera.

El monarca alabó el esfuerzo de las Fuerzas Armadas para mantener su operatividad pese a los recortes presupuestarios. El ministro de Defensa, Pedro Morenés, puso al Rey como ejemplo de coraje personal para todos los militares.

Era su primer acto oficial después de pasar por el quirófano de nuevo en noviembre pasado (en la anterior Pascua Militar estaba también convaleciente) y el formato reducido permitió al Rey cumplir con su obligación, pero no sin esfuerzo. Primero, en el patio de la Armería para saludar a la bandera y escuchar el himno nacional cuando tuvo que dejar una muleta para poder saludar y, después, al leer el discurso en el Salón del Trono, Don Juan Carlos dejó ver en el rostro y el tono de voz el trabajo que le costaba aguantar hasta el final cada fase de un acto que duró tres cuartos de hora.

placeholder

Sin poder pasar revista a las tropas, sin el tradicional besamanos de las autoridades ni la habitual ceremonia de imposición de condecoraciones, como ya ocurrió el pasado año, el Rey se limitó a leer un discurso acodado en un atril y después de escuchar la intervención del titular de Defensa, sentado, igual que Su Majestad la Reina y los Príncipes de Asturias. Don Juan Carlos dijo que sigue las vicisitudes y problemas de las Fuerzas Armadas, “al igual que el Príncipe de Asturias” y que es consciente del enorme esfuerzo que hacen los militares para preservar “las capacidades que se requieren para mantener la seguridad y la defensa de España en un escenario económico de gran complejidad".

El Rey animó a las FAS a asegurar la operatividad de las unidades amenazadas por los recortes presupuestarios, y se mostró “orgulloso de ser vuestro jefe”. También a "perseverar" en la "ejemplaridad" y "vocación de servicio" demostrada para "seguir transmitiendo confianza y seguridad" a la sociedad, además de "continuar trabajando unidos por la seguridad y el bienestar del conjunto de los españoles".

placeholder Mariano Rajoy, Pedro Morenés y Jorge Fernández Díaz (Efe)

Don Juan Carlos citó al Príncipe de Asturias en su discurso para señalar que está tan pendiente como él mismo de los problemas de la Defensa y de los militares. Don Felipe, como la Reina, estuvo pendiente de su padre durante todo el acto. Después del himno nacional y antes de subir al Salón del Trono, se vio cómo el heredero del trono indicaba a su padre que había público en la plaza de la Armería. Don Juan Carlos hizo otro esfuerzo para volverse y saludar a los espectadores.

Al acto asistió el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acompañado por los ministros de Defensa e Interior, Jorge Fernández; además de los jefes de Estado Mayor de la Defensa, del Ejército, de la Armada y del Ejército de Tierra, acompañados por los principales mandos y representantes de las Fuerzas Armadas y los altos cargos de ambos ministerios.

Pedro Morenés La Zarzuela Fuerzas Armadas Rey Don Juan Carlos
El redactor recomienda