La reputación de España y de sus ciudades, otra recuperación pendiente para 2014
  1. España
sufre la mayor caída mundial detrás de china

La reputación de España y de sus ciudades, otra recuperación pendiente para 2014

El Reputation Institute certifica una caída en picado en cuatro años de la imagen de España, así como de sus dos ciudades emblemáticas: Madrid y Barcelona

Foto: La desigualdad, cada vez más presente
La desigualdad, cada vez más presente

Si el 2014 será el año de la recuperación, no podrá serlo sólo en el plano económico. Lo que la crisis ha destruido durante los últimos cinco años es también la reputación de España y de sus principales ciudades, al menos según las investigaciones del Reputation Institute. ¿Las consecuencias? Ciudades y países menos atractivos para todos, desde turistas hasta inversores extranjeros.

Desde 1997, este instituto estadounidense estudia la reputación de los países del mundo. Mezcla varios factores que van desde el avance tecnológico hasta la arquitectura, pasando por la popularidad de sus intelectuales y artistas o el progreso social. Para hacerlo, realiza una encuesta entre 27.000 personas residentes en los países del G8.

Con una mezcla de datos objetivos con factores subjetivos, el estudio certifica la salida de Madrid, Barcelona y de España como país de la lista de los que mejor reputación tienen a nivel global.

Una vez elegidas ciudades y estados, se pregunta sobre cinco aspectos: si las elegirían para visitarlas, para trabajar o vivir en ellas, para invertir o para comprar algún bien o servicio. Sus resultados se mezclan con un ranking basado sobre tres indicadores más 'objetivos' que las opiniones de los entrevistados: el nivel de la economía, el atractivo del entorno natural y urbano y la efectividad de las instituciones gubernamentales.

Con esta mezcla de datos objetivos con factores subjetivos, el estudio certifica la salida de Madrid, Barcelona y de España como país de la lista de los que mejor reputación tienen a nivel global. La ciudad condal llegó a estar en el top ten hace escasos años, pero crisis, corrupción y pobreza la han alejado de la parte alta de la clasificación.

El gran paso atrás ha sido en este 2013. En el caso de Barcelona, de ser la sexta en el mundo ha caído hasta el puesto 23 de la lista en un solo año. Madrid, a cambio, ha pasado de ocupar el vigésimo lugar en 2012 al número veintitrés en el año que acaba de terminar.

placeholder

Donde queda algo de esperanza es en el turismo. Barcelona se mantiene, de hecho, como quinta ciudad en el mundo con mejor reputación para ser visitada.

Mala marca, pero un país "entretenido"

Crisis, corrupción y pobreza son los primeros factores negativos que vienen a la cabeza a la hora de analizar el menoscabo de la imagen que España ha proyectado hacia el exterior en los últimos años. A los escándalos que han copado las portadas de varios medios internacionales se han añadido la exclusión de Madrid de la carrera olímpica o el accidente de tren en Santiago de Compostela, aspectos que no han ayudado a la Marca España de cara al exterior. La gestión de la limpieza en las calles de Madrid inundadas de basura, tampoco.

placeholder Huelga de limpieza

La correlación entre la reputación de las ciudades y la del país es directa. De ahí que los pasos atrás en el ranking los ha dado España, igual que Madrid y Barcelona. Si en 2009 ocupaba el puesto 10 en la tabla de países, en 2013 ocupa el 18. España sufrió la mayor caída en prestigio nacional, sólo por detrás de China.

A la hora de analizar los estados, el Reputation Institute entra a desmenuzar la reputación en 16 sectores. Marca, cultura, uso de recursos públicos, tecnología o hasta “belleza” del país son algunos de ellos. España aparece entre los primeros en una sola de las categorías: la de los países más “entretenidos” (enjoyable, reza el estudio, en inglés), por detrás de Italia, Australia, Suiza y Canadá.

La investigación ahonda también en otro aspecto: la imagen que un país tiene de sí mismo, a través de la voz de sus ciudadanos. Entre los 15 a los que se aplica esta parte del estudio, Italia y España ocupan los últimos puestos: son los más autocríticos. Presentan, pues, una mayor diferencia entre la imagen de ellos que tienen los de fuera y la que aseguran tener los que residen en ellos.

Al otro lado de este listado, los emblemáticos casos de los dos que mejor reputación tienen de sí mismos: Rusia y China.

Madrid Barcelona Marca España Crisis
El redactor recomienda