cinco preguntas para una causa

Juez recusado, mails anulados, sustitutos… Manual de instrucciones para el caso Blesa

El conocido como caso Blesa ha sido un constante ir y venir desde que el juez Elpidio José Silva decidió iniciar la investigación y encarcelarle hace siete meses

Foto: El juez Elpidio José Silva. (EFE)
El juez Elpidio José Silva. (EFE)

El conocido como 'caso Blesa' ha sido un constante ir y venir desde que el juez Elpidio José Silva decidió iniciar una investigación contra el expresidente de Caja Madrid y encarcelarle hace siete meses. Recursos, archivos, recusaciones e incluso una querella por prevaricación planteados por la defensa de Miguel Blesa y apoyados, en gran parte, por la Fiscalía, han impedido que el instructor continuara con su intención de llegar hasta el final en la causa contra el exbanquero.

Coincidiendo con todo este enredo, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) suspendió durante cuatro meses al titular del Juzgado Central de Instrucción número 9 por falta de motivación de sus resoluciones y retraso en la tramitación de sus asuntos.

A su vuelta, éste es el escenario con el que se encuentra:

1.- ¿Puede el juez Silva seguir investigando a Blesa?

Ninguna de las dos causas por las que tenía imputado al expresidente de Caja Madrid están ya en sus manos. La primera, por el crédito concedido presuntamente de manera fraudulenta al empresario Gerardo Díaz Ferrán -encarcelado por otro asunto por orden de un juez de la Audiencia Nacional- está archivada y, en todo caso, en manos del juez José Antonio Toro. Éste fue el responsable de asumir esta causa después de que Silva fuese recusado por la defensa del exbanquero. Hasta que la Audiencia Provincial de Madrid no resuelva esa recusación, será su sustituto quien se encargue. Aun así, una Sala ordenó el archivo de la causa y la anulación de todas las diligencias practicadas hasta el momento. Toro podría haber reactivado la causa e iniciar una investigación desde el inicio pero sin ninguna prueba hasta ahora practicadas, pero hasta el momento no ha movido ficha. La segunda causa, la conocida como 'caso Blesa', por la compra del City National Bank de Florida por parte de la entidad madrileña, Silva acaba de renunciar a ella. Ayer mismo, se hizo público un auto en el que la Audiencia Provincial le concedió la competencia para investigar el caso, después de un conflicto de competencias con otro Juzgado, pero él ha renunciado al caso al estar también pendiente de recusación.

2.- ¿Moverá ficha el juez José Antonio Toro, su sustituto?

El titular del Juzgado de Instrucción número 36 acaba de recibir la causa, al abstenerse Silva de su conocimiento, tanto por estar pendiente de la recusación como de la querella por prevaricación que hay en curso en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid contra él. Fuentes de la acusación muestran muy pocas esperanzas en que este instructor actúe contra Blesa, ante la inactividad respecto de la causa del crédito a Díaz Ferrán. Estas fuentes señalan que lo previsible será que no actúe hasta esperar si su compañero es, por un lado, recusado y, por el otro, condenado. Precisamente, Silva está siendo investigado por dos delitos contra la libertad individual y otro por prevaricación por ordenar en dos ocasiones el ingreso en prisión de Blesa. En la primera ocasión, se le impuso una fianza de 2,5 millones de euros que la pagó en 24 horas, y en la segunda le fijó prisión incondicional, que fue anulada en dos semanas por la Audiencia Provincial, que ordenó la puesta en libertad del exbanquero. Estas mismas fuentes apuntan que en caso de ser condenado, será muy difícil que otro juez actúe contra el expresidente de Caja Madrid.

El expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa. (EFE)
El expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa. (EFE)
3.- ¿Qué camino le quedan a las causas sobre Blesa?

Mientras estén en manos de Toro parece que no habrá cambios inesperados. Las miradas están puestas ahora en el TSJM. Si finalmente atiende a la petición de la Fiscalía y sienta a Silva en el banquillo habrá que esperar a la sentencia. El Ministerio Público defiende la tesis de que este juez dictó la prisión de Blesa a sabiendas de que era una resolución injusta y saltándose todas las normas del proceso. En caso de ser absuelto, todavía habría que ver cuál es la decisión de la Audiencia Provincial sobre las recusaciones. Si no se admitieran, sólo entonces el instructor recuperaría las dos causas. Por el contrario, si finalmente fuera condenado, sería inhabilitado y sería su sustituto el que tuviera que encargarse de los casos. Pero una cosa es clara, la acusación, representada por Manos Limpias, no va a cesar hasta que no vea a Blesa sentado en el banquillo de los acusados.

4.- ¿Pueden ser los correos electrónicos enviados y recibidos por Blesa utilizados en las causas?

La Audiencia Provincial de Madrid dijo claramente que todas las diligencias practicadas en el asunto quedaban anuladas y, por tanto, todos los correos extraídos de los ordenadores de Blesa y de la base de datos de Bankia no pueden ser utilizados en ninguna de las dos causas. En estos últimos días, y a pesar de estar custodiados y bajo secreto de sumario, gran cantidad de emails se han filtrado a la prensa. El propio Silva explicó ante el instructor que lleva su investigación por prevaricación que fue el contenido de esos correos el que le hizo tomar la decisión de enviar a la cárcel al exbanquero. SIn embargo, una vez que han sido anulados está totalmente prohibido utilizarlos. Otra cosa es que otro juez en otra causa totalmente distinta los solicitara para investigar a Blesa. En ese caso sí se podrían rescatar. Actualmente, la única causa que tiene abierta por su gestión es en la Audiencia Nacional, por el juez Fernando Andreu, que le está investigando por las participaciones preferentes vendidas por Caja Madrid.

5.- ¿Se puede culpar a Silva de las filtraciones de esos correos electrónicos?

El juez que le está investigando por la presunta prevaricación, José Gavilán, ha preguntado a la Fiscalía si se debe investigar la filtración por tratarse de un presunto delito de revelación de secretos y de infidelidad en la custodia de los mismos, que conlleva una pena de hasta cuatro años de cárcel. Fuentes jurídicas señalan que en caso de abrir una pieza separada con este asunto, no estaría personalizado en el propio Silva porque los correos los tenían otras personas. Concretamente, han sido utilizados por los agentes de la Guardia Civil que han ayudado al juez en la investigación a Blesa, los peritos encargados de analizarlos y la acusación. 

El propio Silva pidió a Gavilán que incorporara los correos en la causa contra él al ser la prueba de por qué envió a Blesa a la cárcel pero, sin embargo, el instructor considera que no aportan información válida para esta causa concreta y podría afectar a la intimidad del expresidente de Caja Madrid, una decisión que ha sido avalada por el TSJM.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios