guerra abierta entre hacienda y la cam

Montoro aprovecha las horas más bajas de Ignacio González para propinarle otro revés

El ministro de Hacienda afea al presidente de la Comunidad que busque labrarse una candidatura a costa del Gobierno de Mariano Rajoy. Madrid responde

Foto: El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. (EFE)
El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. (EFE)

Ni siquiera el espíritu de la Navidad ha servido para apaciguar los choques que existen entre la Comunidad de Madrid y Cristóbal Montoro. El fuego volvió a abrirse tras unas polémicas declaraciones que el ministro de Hacienda lanzó al jefe del Ejecutivo madrileño a través del diario Expansión, desde donde le afeó que esté labrando su candidatura para las elecciones de 2015 a costa de hacer oposición al Gobierno de Mariano Rajoy. Ignacio González tampoco se calló y le replicó a través de su portavoz, Salvador Victoria, que atribuyó las críticas del ministro a las polémicas que ha protagonizado en la Agencia Tributaria. No es la primera vez que Comunidad y Hacienda se enzarzan en un evidente enfrentamiento. Tras la queja por la financiación hay mucho más.

“Entiendo estas explicaciones en un contexto de final de año complicado. Con todo este asunto de la Agencia Tributaria, Cemex, las amenazas y chascarrillos que durante el año han afectado a los medios de comunicación y al mundo de la cultura”. El portavoz del Gobierno regional salió así al paso tras el último tirón de orejas de Montoro a González, el enésimo en este 2013. El ministro de Hacienda no perdona al sucesor de Esperanza Aguirre que haya abanderado la rebelión para que el Gobierno inicie la reforma la financiación autonómica, y ha aprovechado las horas más bajas de Ignacio González, cuando su figura está más cuestionada que nunca tras perder Eurovegas y la imputación de su mujer en la compra del ático que el matrimonio posee en Estepona, para propinar otro duro revés al barón más díscolo del Partido Popular con Hacienda.

Al Gobierno regional no le han sentado nada bien estas declaraciones en las que el ministro daba a entender que las referencias que han hecho contra él desde la Puerta del Sol a cuenta de la financiación autonómica se debían a las ambiciones electorales de su presidente. Victoria no quiso responder si las declaraciones del ministro fueron acertadas. “Eso tienen que preguntárselo a él”, dijo. Minutos después aseguró “no entender” la forma de actuar del ministro. Sin embargo, detrás de la queja permanente de Madrid a costa de la financiación se esconde el futuro del propio González, que heredó el Gobierno de Esperanza Aguirre con unas cuentas que disponían de mil millones de euros menos pra 2013 por culpa del reparto del déficit autonómico.   

Desde que González llegó al sillón presidencial de la Real Casa de Correos, el presidente ha defendido que “el sistema de financiación autonómico maltrata a Madrid” y se ha comprometido con los madrileños a no pedir esfuerzos extra, es decir, no subir los impuestos. Ha sido precisamente la falta de financiación lo que ha provocado que haya tenido que ejecutar este año las dos medidas más impopulares de su gobierno: el copago farmacéutico y la privatización de seis hospitales públicos. La primera fue paralizada directamente por el Gobierno, que llevó al asunto hasta el Constitucional. La segunda la pararon los sindicatos médicos en los tribunales, y también está esperando la sentencia del Tribunal.

El único popular que votó 'no' en el CPFF

Si Montoro no reforma la ley de financiación autonómica que tan poco gusta en Madrid, González se enfrenta a un 2014 en el que le va a resultar casi imposible no subir los impuestos para mantener intactos los servicios esenciales. Tocar algún tipo impositivo a un año de las elecciones autonómicas jugaría en su contra a escasos meses de que Mariano Rajoy elija el nombre de la persona que encabezará la lista electoral para las elecciones autonómicas y municipales de 2015. En Génova nadie da por asegurado que repitan en el cargo Ignacio González y Ana Botella, los dos máximos mandatarios en Madrid que heredaron sus puestos.   

Montoro (i) y el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta.
Montoro (i) y el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta.
Las diferencias entre Montoro y González llegaron hasta tal punto este año, que el presidente madrileño fue el único barón popular que votó en contra del reparto fiscal que el Ejecutivo aprobó en el Consejo de Política Fiscal y Financiera de junio. En el de diciembre se negó a instaurar el Impuesto de Patrimonio. González insiste en que el reparto que hace Hacienda no es igual para todas las comunidades. Sus argumentos son siempre los mismos: Madrid es la región que más aporta al Fondo de Solidaridad, ha cumplido con el compromiso de déficit y es la autonomía que más impuestos recauda. Para Montoro, el concepto de solidaridad que tiene González es “bastante equivocado” y Madrid no es más solidario que nadie. “En el pago de impuestos no hay solidaridad”, añade, y precisa: “Cada uno paga en función de su capacidad económica”.    

Montoro, con su último dardo, parece recrearse en la suerte contra un presidente de la Comunidad en sus peores horas.Tras esfumarse el sueño americano de los 200.000 puestos de trabajo que iba a traer Eurovegas a Madrid, su principal baza para revalidar su puesto de cara a las elecciones de 2015, se suma la imputación de su esposa, Lourdes Cavero, en la polémica compra del ático que el matrimonio posee en Estepona. Si el caso se archivase antes, "podría reforzar su figura", creen en su entorno. Pero una crítica abierta como la que ayer le propinó Cristóbal Montoro sólo parece servir a un objetivo: "intentar apartarlo definitivamente de la carrera electoral".

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios