la autopsia determinará qué sustancia fue

La Policía descarta el alimento en mal estado y abre nuevas vías en la tragedia de Alcalá

Los agentes de la Policía que investigan la muerte de tres miembros de una familia en Alcalá de Guadaíra manejan hipótesis distintas a la que se barajó en un principio

Foto: Concentración este lunes en Alcalá de Guadaíra por la muerte por la muerte de los tres miembros de una familia (EFE)
Concentración este lunes en Alcalá de Guadaíra por la muerte por la muerte de los tres miembros de una familia (EFE)

Los agentes de la Policía Nacional encargados de la investigación de la muerte de tres miembros de una misma familia el pasado sábado en la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra por una supuesta intoxicación alimentaria están manejando en estos momentos otras hipótesis sobre ese fatal desenlace. Los fallecidos son un matrimonio de 61 y 50 años de edad y su hija mayor, de 14 años. Además, la otra hija de la pareja, de 13 años, se encuentra en estado grave.

Las pesquisas están bajo secreto de sumario pero, según ha trascendido, los investigadores han encontrado recibos de varias compras realizadas por la familia en supermercados cercanos a su domicilio. La versión que apuntó en un principio a que los fallecimientos fueron provocados por el consumo de alimentos en mal estado recogidos en la basura ha sido descartada por el entorno de las víctimas. En concreto, llegó a informarse de que el origen del envenenamiento pudo estar en un pescado. 

Sin embargo, un portavoz oficial ha asegurado que, aunque la familia estaba pasando por un mal momento económico, tenía suficiente dinero para comprar comida. Para descartar por completo esa hipótesis, los agentes se han llevado esos tickets de compra y muestras de los alimentos que había en la residencia familiar en el momento en el que debió de producirse la supuesta intoxicación.

Esperando al Instituto de Medicina Legal

Con todo, fuentes policiales aseguran que la prueba más determinante para el resultado de la investigación serán los análisis que está practicando el Instituto de Medicina Legal a los cuerpos de los fallecidos. Por lo pronto, los forenses de este organismo ya han aclarado que las tres muertes se produjeron como consecuencia de paradas cardiorrespiratorias. En las próximas horas, calculan los mismos medios, se sabrá el motivo exacto que las provocó.

 La consejera de Igualdad, durante la rueda de prensa ofrecida en Alcalá de Guadaíra.
La consejera de Igualdad, durante la rueda de prensa ofrecida en Alcalá de Guadaíra.
Aunque los investigadores no descartan la posibilidad de que estas hayan sido provocadas por una intoxicación alimentaria, en estos momentos se considera una opción improbable. Expertos en el aparato digestivo han asegurado estos días que la posibilidad de que un episodio de este tipo acabe desencadenando una muerte es completamente excepcional.

Dudas sobre el tratamiento que recibieron

Los cuatros miembros de la familia comenzaron a sufrir vómitos y náuseas poco después de la cena del sábado y pidieron la asistencia de una ambulancia. Los facultativos acudieron a su domicilio en la calle Pesadora de Alcalá de Guadaíra, les reconocieron y les administraron medicamentos. Pero una hora después, la familia volvió a llamar a emergencias. En esa segunda visita a su vivienda su estado ya era crítico, y los sanitarios decidieron trasladarlos al Hospital Universitario de Valme.

La presidenta del Defensor del Paciente, Carmen Flores, ha pedido este lunes por escrito al fiscal superior de Andalucía, Jesús García Calderón, que investigue por qué los servicios médicos no actuaron con mayor diligencia. Según Flores, los fallecidos "deberían haber sido trasladados desde el primer momento a un centro hospitalario, en lugar de dejarlos en el domicilio".

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios