tras la excarcelación de decenas de etarras

La AVT advierte: hay víctimas que quieren unirse para tomarse la justicia por su mano

La excarcelación de más de 60 etarras tras la derogación de la doctrina Parot ha despertado en algunas víctimas la necesidad de venganza

Foto: Manifestación de las víctimas del terrorismo en Madrid el pasado 27 de octubre, contra el final de la doctrina Parot (EFE)
Manifestación de las víctimas del terrorismo en Madrid el pasado 27 de octubre, contra el final de la doctrina Parot (EFE)

La excarcelación de más de medio centenar de etarras tras la derogación de la doctrina Parot está despertando por primera vez en algunas víctimas de la organización terrorista la necesidad de venganza. La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha dado la voz de alarma este miércoles al reconocer que varios de sus asociados les han confesado que se sienten la obligación de tomarse la justicia por su mano tras la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) que ha dejado en libertad a sus verdugos mucho antes de lo que esperaban.

Según la presidenta de la AVT, Ángeles Pedraza, se trata de un fenómeno minoritario y completamente nuevo, vinculado directamente con la sentencia de Estrasburgo, pero su aparición ha generado gran inquietud y muestra el grado de desesperación en que han caído en las últimas semanas algunas de las personas golpeadas por el terrorismo. Tras el pronunciamiento del TEDH, han salido de la cárcel más de 60 etarras, una decena de miembros de los GRAPO y varios asesinos y violadores en serie. "Las víctimas han estado muchos años calladas porque confiaban en la Justicia. Pero ahora han visto que la justicia no existe y que se han reído de nosotros, y han aparecido sentimientos de todo tipo", ha admitido Pedraza. Algunos asociados incluso han planteado la posibilidad de unirse a otros para crear un grupo dedicado a ajusticiar a los responsables de los crímenes que sufrieron en su día.

Por ahora, los psicólogos de la AVT están frenando esa necesidad de venganza, así como el resto de manifestaciones que está generando la salida masiva de prisión de los protagonistas de la etapa más sanguinaria de ETA. Sobre todo, la derogación de la doctrina Parot ha provocado un repunte de los episodios de pesadillas y de recuerdo o reexperimentación traumática de los atentados en perjudicados que ya habían conseguido superar esas experiencias. Y los que aún se encontraban en una situación delicada, han recaído.

Ausencia de información

Pedraza denuncia que uno de los motivos que más está influyendo en el empeoramiento de las víctimas es la ausencia de información. Según la máxima responsable de este colectivo, la Audiencia Nacional no se está poniendo en contacto con los damnificados directos de los excarcelados para notificarles que estos últimos van a salir a la calle. “Eso está generando una gran ansiedad en las víctimas, que en la mayoría de las ocasiones se están enterando por los medios de comunicación de que el asesino ya ha salido de la cárcel y que puede encontrárselo en cualquier momento”, denuncia la presidenta de la AVT. Ese nerviosismo se está produciendo especialmente entre las víctimas que residen en el País Vasco cerca del nuevo domicilio de los etarras que acaban de ser excarcelados. Temen toparse con los autores de sus atentados en el mismo portal de su casa.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la presidenta de la AVT, Ángeles Pedraza. (EFE)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la presidenta de la AVT, Ángeles Pedraza. (EFE)
La AVT también denuncia que el programa de atención a las víctimas del terrorismo que improvisó el Ministerio del Interior sólo unos días antes de la manifestación en Madrid contra la derogación de la doctrina Parot apenas funcionó durante unas horas. Después de aquella protesta, que terminó con gritos contra el Gobierno y el Partido Popular, ni el Ministerio ni sus trabajadores sociales han vuelto a interesarse por el estado en que se encuentran las víctimas de los etarras excarcelados, asegura la AVT.

500 nuevas afiliaciones

La asociación ha tenido que reforzar su servicio de asistencia psicológica tras la resolución del TEDH. El número de consultas y peticiones de ayuda ha crecido un 50%. Piden asistencia víctimas del terrorismo, pero también de otros crímenes comunes que han revivido ahora sus traumas por la libertad de sus verdugos. También se han incrementado las afiliaciones de la AVT. Desde este verano, ha incorporado 500 nuevos socios hasta alcanzar una cifra total de 4.500.  

El próximo 28 de diciembre, la asociación se desplazará al País Vasco para rendir homenaje a las víctimas de atentados ocurridos en esta comunidad autónoma. Su objetivo es recorrer cinco municipios vascos para realizar una ofrenda floral en cada uno de ellos. El itinerario aún no se ha cerrado, pero se detendrán con toda seguridad en Durango, Elorrio y Mondragón, el municipio en el que reside Josu Uribetxeberria Bolinaga, un recluso de ETA excarcelado por una supuesta enfermedad terminal que ya ha rebasado holgadamente el umbral de vida que fijaron hace año y medio los médicos.   

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
66 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios