Las fundaciones de partidos se apuntan a la cooperación: 26 millones desde 1995
  1. España
pp y psoe acumulan el 93% de los fondos

Las fundaciones de partidos se apuntan a la cooperación: 26 millones desde 1995

Charlas, debates, presentaciones y publicaciones son las principales actividades internacionales de estas entidades vinculadas a PSOE y PP

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el actual presidente de la fundación FAES, José María Aznar. (EFE)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el actual presidente de la fundación FAES, José María Aznar. (EFE)

Las fundaciones vinculadas a partidos políticos han recibido 26 millones de euros en subvenciones para proyectos de cooperación desde 1995. Los fondos para este tipo de ayuda oficial al desarrollo siguen intactos desde 2011 en los 900.000 euros anuales. Esta situación contrasta con la reducción del 23,5% de fondos destinados a las organizaciones no gubernamentales para el desarrollo (ONGD)por parte de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

El Confidencial ha recopilado y analizado estas subvenciones a partir del Boletín Oficial del Estado (BOE), donde se publican cada año. Estos fondos son asignados por la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica (SECI), cargo que cambia con el color político del equipo ministerial de Exteriores.

Los fondos recibidos por las fundaciones de partidos computan como ayuda oficial al desarrollo, por lo que aparecen en el Plan Anual de Cooperación Internacional, una circunstancia muy criticada por parte de la Coordinadora de ONGD de España. Se trata sólo de una parte del dinero público que reciben estas entidades, ya que también el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte les asigna unas cantidades anuales.

El reparto de este tipo de subvenciones sigue, por ley, el reparto de escaños en el Parlamento. Es por ello que las fundaciones vinculadas a los dos principales partidos, PP y PSOE, se han llevado el 93% de estos fondos en los últimos trece años.

Las fundaciones políticas no están obligadas a presentar el informe de un auditor externo, algo que sí se pide a las ONGD. Y, en la misma línea, no se realiza un trabajo de evaluación de retorno de los proyectos realizados. Un portavoz de la Secretaría de Exteriores explica que el trabajo de control se centra en las obligaciones “técnicas, administrativas y económicas financieras” de las entidades que reciben estos fondos.

Cada partido puede tener relación con una o varias fundaciones. Este es el motivo por el que este diario ha preferido organizar la información en función de las diferentes agrupaciones políticas.

Estas ayudas dependen del peso de cada partido en el Congreso. Por ejemplo, la Sabino Arana Fundazioa, vinculada al PNV, ha recibido 8.000 euros en 2013, frente a los 558.000 euros otorgados a la Fundación FAES del PP. La entidad vasca utiliza estos fondos para mantener “una tribuna para el análisis, debate y reflexión en la que se analizan las nuevas realidades en las que estamos inmersos en el siglo XXI, como la cooperación al desarrollo”, según explica un portavoz.

¿Qué cooperación?

Tribunas, debates y charlas son las principales actividades en el ámbito de la cooperación internacional de estas fundaciones dependientes de los partidos políticos. El BOE detalla los nombres de los programas subvencionados con esta ayuda. Entre las labores desarrolladas por la Fundación FAES en 2013, destacan el “Programa para la consolidación de los procesos democráticos y del Estado de Derecho”, financiado con 104.557,58 euros, o el “Programa de divulgación de los valores de la cooperación internacional entre los países donantes”, que recibió 74.430,71.

La memoria de FAES no especifica cuáles de sus actividades corresponden a cada programa. Para el año 2012 detalla la gira por varios países de América Latina para la “presentación de la Agenda de la Libertad” o las “reuniones para analizar de cerca los acontecimientos de la Primavera Árabe”.

placeholder Rubalcaba durante un acto de la Fundación Ideas (EFE)

La Fundación IDEAS, dependiente del PSOE, también dedica estas subvenciones a la organización de jornadas, charlas o a la edición de “publicaciones”. En este ámbito, el objetivo declarado de la entidad socialista es “analizar y diseñar políticas estratégicas que den respuestas a los grandes desafíos mundiales desde una perspectiva global, dinámica y progresista”.

Unión Progreso y Democracia (UPyD) también cuenta con una fundación homónima. Entre 2009 y 2013, esta entidad ha recibido, para actividades de cooperación, 14.237 euros, una escasez de recursos que no garantiza la viabilidad de los proyectos, según explica Carlos Martínez Gorriarán a El Confidencial. “Es por ello que en 2014 dejaremos de pedir cualquier tipo de subvenciones desde la fundación”, añade, al tiempo que admite que la constitución de la entidad buscaba “poder captar fondos privados, pero con la crisis no salió bien”. Aunque Martínez Gorriarán no se declara contrario a la existencia de fundaciones de partidos, UPyD prefiere “renunciar a aquellos proyectos financiados con dinero público que no sean imprescindibles”.

Cooperación Subvenciones FAES
El redactor recomienda