ANDREU REACTIVA el caso con nuevas pruebas

El juez pide a Bankia los contratos que Rato dio a las firmas de su amigo Castellanos

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, instructor del caso Bankia, amplía las diligencias con una nueva batería de pruebas solicitadas por UPyD.

Foto: Rodrigo Rato, en su accidentada comparecencia en el Parlamento catalán (EFE)
Rodrigo Rato, en su accidentada comparecencia en el Parlamento catalán (EFE)

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, instructor del caso Bankia, acaba de acordar la ampliación de las diligencias relacionadas con el proceso de fusión de la entidad financiera y su posterior salida a bolsa. La nueva batería de pruebas, solicitadas el pasado 9 de julio por Unión, Progreso y Democracia (UPyD), permitirá sacar al caso Bankia del aletargamiento en el que había entrado en los últimos meses.

Con este nuevo auto, Andreu avanza en la disección del deterioro patrimonial del banco y la responsabilidad del equipo de gestión que lo condujo al colapso, y aborda el papel que jugaron en su derrumbe los asesores externos y los órganos supervisores, que debían haber alertado de la verdadera situación de la entidad antes de que el Ministerio de Economía acordara su nacionalización a través del FROB.

El auto también entra en otra relación que ya suscitó el interés de Andreu durante los primeros meses de la instrucción. El magistrado ordena a Bankia que aclare el procedimiento que utilizó para seleccionar a Lazard como su asesor general en la salida a bolsa. También pide al banco de inversión que entregue a la causa todos los documentos que tenga en su poder relacionados con la labor de asesoramiento que prestó a Bankia y Caja Madrid entre 2010 y 2012.

Algo más que una amistad

Durante su interrogatorio, el expresidente de Bankia Rodrigo Rato, uno de los 35 responsables de la entidad imputados en la causa, admitió ante el juez que antes de ocupar la presidencia de Caja Madrid estuvo a sueldo de Lazard. También admitió que le une una especial relación de amistad con el presidente de ese banco de inversión en España, Jaime Castellanos. De hecho, reconoció que ambos son socios de una compañía que tiene un local comercial en propiedad.

Jaime Castellanos. (Archivo)
Jaime Castellanos. (Archivo)
La existencia de esa relación no impidió que Rato eligiera a Lazard como asesor global para la salida a bolsa de Bankia. De hecho, durante su estancia en la entidad, Rato llegó a otorgar a la firma de su amigo Castellanos contratos de servicios por valor de hasta 16,4 millones de euros. Andreu obliga ahora a Lazard a remitir a la causa documentos que podrían ampliar el importe de su relación económica con Bankia. También exige a los actuales gestores de la entidad financiera que aclaren qué procedimiento de selección utilizó Bankia para garantizar que los servicios de Lazard se contrataban en detrimento de los de otros competidores siguiendo criterios puramente objetivos. El instructor parece tener serias dudas sobre la transparencia de ese proceso.

El bróker de seguros de la salida a Bolsa

No sólo en este caso. Este diario ya adelantó que, además de los contratos otorgados por Bankia a Lazard, Rato también pudo favorecer a su amigo Castellanos eligiendo al bróker de seguros que este también preside, Willis, como proveedor de las pólizas obligatorias de responsabilidad civil que tuvo que contratar la dirección de la entidad antes de su salida a bolsa. Ahora, en esta nueva tanda de pruebas, Andreu reclama a Bankia que aporte la documentación relacionada con la contratación de Willis, “así como copia de los contratos suscritos con la misma y cantidades facturadas desde el año 2010 hasta el 31 de mayo de 2012”.

Las otras pruebas que ha acordado practicar Andreu a petición de UPyD solicitan toda la documentación en poder de Bankia relacionada con la reformulación de sus cuentas. El instructor busca nuevos datos sobre el desfase en la valoración del agujero patrimonial de la entidad financiera que provocó que las ganancias de 309 millones de euros que supuestamente había conseguido en 2011 en un principio, se convirtieron sólo unos meses después en pérdidas de 2.979 millones de euros.

Temboury y Carrascosa declararán como testigos 

El titular del Juzgado Central número cinco de la Audiencia Nacional también ha pedido a Bankia que informe de las remuneraciones de su consejo de administración en los años anteriores a su nacionalización, así como de los sueldos en el mismo periodo de los máximos responsables de las siete cajas de ahorros que se integraron en Bankia.

Miguel Temboury, subsecretario de Economía y Competitividad.
Miguel Temboury, subsecretario de Economía y Competitividad.
Además, acuerda llamar como testigos a 21 altos cargos de Bankia, Banco de España, Comisión Nacional del Mercado de Valores y JP Morgan. Entre los nombres que Andreu cita a declarar figuran el número tres de Luis de Guindos, su subsecretario de Economía y Competitividad, Miguel Temboury, y el director general del FROB, Antonio Carrascosa.  

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios