EN UN desayuno de SABADELL Y 'EL CONFIDENCIAL'

Rosa Díez ignora los cantos de sirena para aliarse con Ciutadans: "No somos lo mismo"

Rosa Díez debatió en un encuentro organizado por El Confidencial y Banco Sabadell sobre los motivos que tiene UPyD para decir 'no' a un pacto con Ciutadans

Foto: Rosa Díez en el encuentro de 'El Confidencial' y Banco Sabadell.
Rosa Díez en el encuentro de 'El Confidencial' y Banco Sabadell.

En contra de algunas voces que han pedido en público esta unión, Rosa Díez descartó ayer presentar una candidatura conjunta con Ciutadans de cara a las elecciones europeas de 2014. Unión Progreso y Democracia es un “partido autónomo” y, aunque coincide en algún punto con la formación que dirige Albert Rivera, “no somos lo mismo”. La líder de la formación magenta disipó todos los rumores que alimentaron personas como el filósofo Fernando Savater, que instó a la cúpula del partido a “buscar apoyos en partidos semejantes”, y Arcadi Espada, que cree que “esta división es una cosa absurda y ridícula porque Ciudadanos y UPyD son iguales”.

¿Se equivoca UPyD por no querer acudir con Ciutadans a las europeas? La polémica se sirvió en un encuentro organizado por Banco Sabadell y El Confidencial, en el que Díez conversó con el dramaturgo Albert Boadella sobre la ruptura entre la sociedad y la clase política. Pese a que la necesidad de una alianza se ha demandado por militantes de las dos formaciones, la líder de UPyD descartó pactar con otro partido, sea el que sea, lo que provocó un intenso debate durante todo el día en las redes sociales sobre la conveniencia o no de que dos partidos como UPyD y C's se alíen para desbancar al PP y PSOE. “Ciutadans es un partido catalán, y no queremos que nos pase lo mismo que al PSOE con el PSC”, zanjó.

Crónica de un desencuentro

La reacción de la lideresa tampoco gustó a su contrincante Boadella, dramaturgo y fundador de Ciutadans, que reprochó públicamente a la parlamentaria un “narcicismo de la diferencia” por no buscar puntos en común con Rivera, ya que “una cierta unión entre UPyD y C's para presentarse a las europeas sería necesaria y positiva, dada las circunstancias actuales”. Boadella también ha echado en cara a Díez, enrocada en la teoría de que su formación es un partido distinto a Ciutadans, que antes era Rivera el que evitaba mezclarse con su partido, “pero ahora han eliminado errores del pasado”, haciendo una clara alusión de que es UPyD quien no quiere pactar con Rivera. “La gente ya pregunta si Rivera es de izquierdas o de derechas”, ha escenificado.

Díez replicó en el mismo tono de voz que utilizó el dramaturgo para regañarle públicamente, y lo acusó de haber pactado con el partido antieuropeísta Libertas para concurrir a las elecciones europeas de 2009. “Ciutadans está tratando de constituir un movimiento nacional ahora, cuando sus estatutos ya recogen que es un partido nacional. ¿En qué quedamos? Nosotros no somos un movimiento. Somos un partido nacional, europeísta, que no pillamos al último que llega. Sacar votos es importante, pero no a cualquier precio”, matizó.

La líder de UPyD, Rosa Díez (i), el periodista Antonio Casado (c), y el dramaturgo Albert Boadella (d).
La líder de UPyD, Rosa Díez (i), el periodista Antonio Casado (c), y el dramaturgo Albert Boadella (d).

El tono del desayuno se elevó cuando Boadella invitó a Díez a “follar” con Ciutadans. Lejos de intimidarse, la lideresa le respondió que “para poder hacerlo hay que estar en la misma habitación o en la misma casa”. Las referencias sexuales no terminaron ahí. Rosa Díez replicó que, si se encontraran en la misma institución, “a lo mejor podríamos follar”, o en algunos casos sí y en otros no. En la misma tónica, Boadella señaló que ahora no hay “obligación de casarse para poder hacerlo” y, por tanto, puede haber posibilidad de acuerdos y debería haberlos, “porque UPyD y Ciutadans son carne de la misma carne”.  

"Rehaciendo" la política

En el evento, moderado por el periodista Antonio Casado, la portavoz de la formación magenta en el Congreso de los Diputados razonó que los políticos deben ser capaces de demostrar “que se puede rehacer la vida otra vez”, una vez que ambos coincidieron en que el divorcio entre españoles y políticos estaba consumado. No obstante, Rosa Díez insistió en que las formaciones políticas deben asumir su responsabilidad en este “desencuentro” y tratar de regenerar la democracia porque “no todo vale en política”. También aprovechó para culpar a los medios de comunicación de que “si monto un número en el Parlamento, tengo un telediario. Pero si argumento, no”.  

Rosa Díez ha defendido con uñas y dientes los principios de su partido y denunció el acoso al que está siendo objeto su formación para “que renunciemos a ser lo que somos: un partido autónomo, que acaba de aprobar que quiere seguir siendo autónomo y presentarse sólo en toda España”. “UPyD no piensa disolverse”. Su líder pudo hablar más alto, pero no más claro.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
52 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios