El declive de Díaz Ferrán: entra al juicio de Aerolíneas con esposas y deteriorado
  1. España
NIEGA UN DELITO EN LA COMPRA DE AEROLÍNEAS

El declive de Díaz Ferrán: entra al juicio de Aerolíneas con esposas y deteriorado

Díaz Ferrán se ha enfrentado por primera vez ante un tribunal que le puede condenar a pena de prisión. Es su primera imagen desde que fue a la cárcel

Foto: - El expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán (Efe)
- El expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán (Efe)

Gerardo Díaz Ferrán se ha enfrentado por primera vez a un tribunal que le puede condenar a pena de prisión. Es su primera imagen desde que el pasado 5 de diciembre fue detenido y enviado a prisión preventiva por el caso de Viajes Marsans. A este empresario, que llegó a convertirse en la imagen del triunfo, este miércoleslas imágenes le captaron en su mayor declive.

Llegóen un furgón de la Guardia Civil, desde el centro penitenciario de Soto del Real, y la policía de la Audiencia Nacional cumpliósu obligación al llevarle esposado a la sala de vistas donde está siendo enjuiciado por la compra de Aerolíneas Argentinas.

Periodistas y público en general le pudierono ver entrar velozmente a la sala con los brazos en la espalda. La siguiente imagen que se pudoo captar era la de un Díaz Ferrán sentado en el banquillo de los acusados, algo más delgado y sin su imagen triunfalista. No llevaba traje. Optópor una chaqueta de punto azul y camisa de cuadros. Se le viocon gafas de ver, enganchadas con una cadena.

Al gesticular durante su declaración, le sobresalía en la muñeca como amuleto una cinta ya vieja con los colores de la bandera española.

Sus primeras palabras, a preguntas del juez central de lo Penal, José María Vázquez Honrubia, vinierona justificar que tiene setenta años y que se encuentra en prisión preventiva, aunque no supodetallar al magistrado por qué delitos. Díaz Ferrán tuvoque comer en los calabozos de la Audiencia Nacional junto al resto de presos que se encuentran detenidos o en otro juicio.

En su declaración, se ha mostróabsolutamente convencido de que no cometió un delito fiscal en la compra de la aerolínea. Aseguróque no había que tributar en España por esa operación. Ni el Tribunal de Cuentas ni la Intervención General del Estado habían mostrado ninguna reserva por esa compra. Está seguro que no se ha cometido un delito fiscal porque, de creer que debía pagar a Hacienda, habrían pedido a la SEPI que lo hiciera.

Aun así, señalóque él no era el responsable de gestionar Air Comet, la empresa que compró Aerolíneas Argentinas a la SEPI, sino el presidente de la compañía y también acusado, Antonio Mata. Adquirieron esa compañía como una operación de “valentía” para intentar reflotar la empresa. "Si hubiéramos creído que había que pagar algo, le habríamos pedido a la SEPI que lo aportara, porque Hacienda y la SEPI son prácticamente lo mismo", dijoel expresidente de la patronal.

Por esta causa se enfrenta a una pena de dos años de cárcel, que en ningún caso conllevaría el ingreso en prisión. Sin embargo, esa pena se podrá acumular si finalmente va a juicio y es condenado por el vaciamiento patrimonial de Viajes Marsans.

Audiencia Nacional SEPI Viajes Marsans Aerolíneas Argentinas Gerardo Díaz Ferrán
El redactor recomienda