saca pecho: "no toqué EDUCACIÓN ni SANIDAD"

Zapatero revela que rechazó hasta tres propuestas de Merkel para rescatar a España

Tenía muchas ganas de hablar y de explicarse. Quizá, como no lo hizo durante aquellos 600 días de vértigo que ahora retrata en su libro El Dilema

Foto: José Luis Rodríguez Zapatero presenta su libro 'El Dilema' (EFE)
José Luis Rodríguez Zapatero presenta su libro 'El Dilema' (EFE)

Tenía muchas ganas de hablar y de explicarse. Quizá, como no lo hizo durante aquellos 600 días de vértigo que ahora retrata, con todo lujo de detalles, en El Dilema, su primer libro de memorias como expresidente del Gobierno. José Luis Rodríguez Zapatero ha ofrecido hoy, dos años después de abandonar el Palacio de La Moncloa, su primera rueda de prensa en la que ha explicado cómo la canciller Ángela Merkel le sugirió, en tres ocasiones, que España pidiese el rescate y en la que, sobre todo, ha querido sacar pecho de cómo gestionó una situación que “no era tan fácil como algunos pensaban”.

"Debo y quiero recordar que mantuve intacto el sistema sanitario y las prestaciones públicas. Que mantuve intactos todos los derechos y el sistema público educativo y que seguí incrementando las becas”, ha añadido para marcar diferencias con el actual ejecutivo de Mariano Rajoy y recordar, también, que mantuvo “intactas” las ayudas a la dependencia o las prestaciones por desempleo.

La rueda de prensa del expresidente socialista se ha alargado más de lo esperado en el tiempo, sin duda, por su necesidad vital de explicarse tras dos años en los que ha permanecido en silencio. En este sentido, ha vuelto a lamentar que tardase tanto en llamar a la crisis por su nombre pero ha explicado que, si lo hizo, fue por su “afán de mantener la confianza y dar un mensaje positivo a los inversores” y porque, hasta julio de 2008, el país todavía estaba en un escenario de crecimiento que saltó por los aíres con la quiebra de Lehman Brothers. “Ni engaño ni ocultación ni nada de nada”, ha zanjado en su defensa.

Zapatero ha reconocido también que los ajustes que llevó a cabo el 10 de mayo de 2010 fueron inevitables y que se decidieron “en horas” el mismo domingo 9 en el que los ministros de economía estaban reunidos en el Ecofin. ¿Debería haber convocado elecciones entoncesnbsp; “Convocar elecciones podría haber sido un riesgo serio para la estabilidad económica de nuestro país”, ha dicho.  ¿Y por qué aguantó hasta noviembre de 2011? “Por un sentimiento de responsabilidad política con tu país. En mayo de 2010 era consciente de que el país lo iba a poder hacer. Cualquier otro gobierno lo hubiera tenido que hacer. El PSOE siempre se ha caracterizado por saber hacer compatible sus objetivos programáticos fundamentales con un profundo sentido de compromiso con su país”. “Quien recibe los aplausos tiene que afrontar también las decisiones más difíciles”.

Tres propuestas de rescate rechazadas

El expresidente ha revelado también, ahora en su propio relato, cómo se le sugirió hasta en tres ocasiones que España pidiese el rescate económico. Zapatero siempre se negó a ello por entender que las consecuencias para España serían nefastas. De hecho, ha citado una frase del exprimer ministro Mario Monti, que decía en los pasillos de una cumbre del G20 que conocía mejores formas de suicido para un país que pedir el rescate.

“En tres años de la crisis hubo tres momentos en los que de forma más o menos explícita se me sugirió pedir ayuda financiera. En los tres momentos dije que no porque nuestra capacidad de financiación por parte del Tesoro era viable y porque la condicionalidad hubiera sido muy negativa”, ha explicado. “Con un rescate, la recuperación nos llevaría lustros porque el impacto sería muy duro”.

Reforma de la Constitución

Zapatero ha revelado también que la decisión de reformar el artículo 135 de la Carta Magna para incluir en la Constitución la regla de oro fiscal fue una decisión ideada y tomada por él y no sugerida por nadie, ni fuera ni dentro de España. “Fue una idea estrictamente autónoma y, además, fue una propuesta mía”, ha explicado. A su juicio, entonces, en agosto de 2011, tras la compra por parte del BCE de deuda española en el mercado secundario, solo quedaban dos alternativas. O esa o más recortes laborales y de derechos que, dice, estaban implícitos en la carta que le envío el presidente del BCE, Jean Claude Trichet. “Mi convicción es que es una importante reforma estructural, que fue difícil para mi partido”, ha señalado.

El libro, que hoy sale a la venta y que será presentado el próximo jueves en otro acto por el exprimer ministro británico Tony Blair detalla también cómo fue el traspaso de poderes al equipo de Mariano Rajoy. Dice Zapatero, que en sus páginas, los ciudadanos podrán encontrar explicaciones detalladas de los datos de déficit y de las fechas de las disponían entonces y que, así, fueron trasladadas al PP. El expresidente niega, por tanto, que se ocultase el dato real de déficit durante el traspaso y que si este se disparó más de lo previsto fue, en parte, por datos de las comunidades autónomas de los que entonces ni él ni su ministra de Economía, Elena Salgado, tenían constancia.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
73 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios