Es noticia
Menú
Ana Botella da un ultimátum de 48 horas o el Ayuntamiento asumirá los servicios mínimos
  1. España
SI LOS TRABAJADORES NO LLEGAN A UN ACUERDO

Ana Botella da un ultimátum de 48 horas o el Ayuntamiento asumirá los servicios mínimos

Ana Botella ha dado un ultimátum a las empresas encargadas de la limpieza viaria de Madrid porque "no están cumpliendo con los servicios mínimos estipulados". Si en 48

Foto: La alcaldesa de Madrid, Ana Botella. (EFE)
La alcaldesa de Madrid, Ana Botella. (EFE)

Ana Botellaha dado un ultimátum a las empresas encargadas de la limpieza viaria de Madrid porque "no están cumpliendocon los servicios mínimos estipulados". Si en 48 horas las concesionarias y los trabajadores no llegan a un acuerdo, el ayuntamiento de Madrid -que externalizó esta gestión-traspasará esta competencia a la empresa pública Tragsa. La alcaldesa de Madrid ya ha comunicado a las partes afectadas su plan de actuación,"porque Madrid no puede esperar más". De seguir imcumpliendo los servicios mínimos estipulados, el Consistorio denunciará ante el ministerio Fiscal "los actos vandálicos", el paso previo para que el ayuntamiento se haga con el control directo de los servicios "y atajar la situación de los piquetes".

Nueve días después de que los trabajadores de los servicios de limpieza de Madrid convocasen una huelga indefinida que ha convertido en Madrid en la capital de la basura (vea las imágenes), la alcaldesa, a la que en los últimos días se le ha criticado por falta de implicación, ha tomado cartas en el asunto. “Tragsa gestionará los servicios mínimos hasta que termine el conflicto laboral entre las concesionarias y los empleados”, ha tranquilizado.

Con las calles a rebosar de basura,las tres empresas concesionarias del servicio de limpieza viaria y jardinería de la ciudadque plantean un expediente de regulación de empleo (ERE)intentaron acercar posturashace dos días, ofreciendoa los sindicatos reducir el número de despidos de 1.134 a 625 trabajadores, lo que supone rebajar casi a la mitad el número de empleados inicialmente afectados, con la intención de resolver el conflicto generado por la huelga indefinida y lograr su desconvocatoria. Pero no llegaron a ningún acuerdo.

Ante estos paros, el ayuntamiento había establecido unos servicios mínimos del 40 por ciento de los trabajadores a pie de calle para el Servicio de Limpieza y el Servicio Especial de Limpieza Urgente (SELUR), y del 25 por ciento para el mantenimiento de zonas verdes y conservación de áreas infantiles, de mayores y para el mobiliario urbano. Pero los piquetes han conseguido que no se cumpliesen.

La dirección nacional del PP ha salido hoy en defensa de la gestión de Ana Botella en este conflicto. Manuel Cobo, secretario ejecutivo de Política Local, exvicealcalde de Madrid, ha lanzado un comunicando afirmando que “el Partido Popular apoya al Ayuntamiento de Madrid y a su alcaldesa, que están cumpliendo la ley y sus obligaciones y exige el cumplimiento de los servicios mínimos”. Cobo ha insistido en la defensa de la regidora que, en su opinión, “está actuando hasta donde la ley le permite actuar, cumpliendo con sus compromisos contractuales”.

No hay alerta sanitaria

El Consistorio asegura queno es necesario activar ningún mecanismo de alerta sanitaria en función de los datos que recoge diariamente Madrid Salud,un organismo autónomo municipal que cuenta entre sus competencias la prevención de enfermedades, el control de plagas y la salud ambiental en la capital. En este sentido, la ministra de Sanidad, Ana Mato, aseguró ayer que, “de momento”, no existe un problema de salud pública a causa de la acumulación de basura en las calles.

El dirigente popular Vicente Martínez-Pujalte también ha respaldado la gestión de Ana Botella en este conflicto, muy criticada conforme la basura aumentaba en los andenes , y ha instado a la alcaldesa a “presionar” a las empresas concesionarias para que lleguen a un acuerdo con los trabajadores lo antes posible.

Ana Botellaha dado un ultimátum a las empresas encargadas de la limpieza viaria de Madrid porque "no están cumpliendocon los servicios mínimos estipulados". Si en 48 horas las concesionarias y los trabajadores no llegan a un acuerdo, el ayuntamiento de Madrid -que externalizó esta gestión-traspasará esta competencia a la empresa pública Tragsa. La alcaldesa de Madrid ya ha comunicado a las partes afectadas su plan de actuación,"porque Madrid no puede esperar más". De seguir imcumpliendo los servicios mínimos estipulados, el Consistorio denunciará ante el ministerio Fiscal "los actos vandálicos", el paso previo para que el ayuntamiento se haga con el control directo de los servicios "y atajar la situación de los piquetes".

Madrid
El redactor recomienda