El PP no hará sangre del PSOE asturiano mientras crece la sombra de un pacto
  1. España
‘CHERINES’ NO PRESENTARÁ MOCiÓN DE CENSURA

El PP no hará sangre del PSOE asturiano mientras crece la sombra de un pacto

El PP deja irse vivo al PSOE en Asturias. La presidenta del Partido Popular, Mercedes Fernández, descartó totalmente la moción de censura

Foto: La presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández, y Javier Fernández. (EFE)
La presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández, y Javier Fernández. (EFE)

El PP deja irse vivo al PSOE en Asturias. La presidenta del Partido Popular, Mercedes Fernández, descartó totalmente la presentación de una moción de censura para descabalgar a Javier Fernández de la Presidencia del Principado, ni encabezándola ni respaldando otra candidatura alternativa, según explicódurante una reunión informativa con periodistas. Estetipo de iniciativas, dijo, se plantean únicamente para ganarlas, y en la crisis generada por elincumplimiento del Gobiernosocialista asturiano de su pactolegislativo con UPyD para modificar la ley electoral, los conservadores se limitarán a solicitar la comparecencia en la Junta General del Principado del jefe del Ejecutivo.

La reacción del Partido Popular da alas a la teoría de Foro Asturias de que en esta comunidad autónoma existe un pacto tácito entre el PP y el PSOE para no alterar el statu quode las dos fuerzas, en detrimento del resto, teoría a la que en este caso específico se ha sumado también Izquierda Unida, que acusa a los socialistas de virar a la derecha, si bien esta suposición es rabiosamente rechazada por las dos fuerzas imputadas.

De todas las maneras, una moción de censura de la derecha asturianadebería tener en cuenta que el partido de Mercedes Fernández es la tercera fuerza política en Asturias, por detrás del grupo de Francisco Álvarez-Cascos, con dos diputados más, lo que ocasionaría un conflicto entre ambos dirigentes por ver quién es el cabeza de lista de esa hipotética moción. Tal y como están en estos momentos las relaciones entre las dos formaciones, es más que difícil que se pueda llegar a un acuerdo de gobernabilidad. Si a esta situación añadimos que ayer también el diputado de la formación de Rosa Díez en Asturias, Ignacio Prendes, dejó bien claro que si algún partidodeseaba establecer un pacto permanente con UPyD debería suscribir una iniciativa "seria e inexcusable" para una reforma electoral en la misma línea que la abortada por el PSOE, es entendible la reticencia de la dirección regional del PP.

En determinados sectores cercanos al propio PP, se entiende que este es el momento adecuado para erosionar al partido en el Gobierno y para dudar de la fiabilidad de su presidente en la palabra dada, en un momento de enorme debilidad de los socialistas asturianos y quepodría visualizarse, amedio plazo, en las próximas confrontaciones electorales.No parece, además, que el PP y Foro puedan convencer a UPyD para que se sume a una votación que expulse del Ejecutivo a los socialistas, ya que ambas fuerzas se mostraron claramente contrarias a una reforma electoral y esa es la condición que ha puesto el partido magenta para hablar de acuerdoscontinuados.

En la necesidad de gestionar aritmética y políticamente los beneficios que le pueden deparar a Ignacio Prendes ante la sociedad asturiana por haber sido víctima del engaño del PSOE, UPyD ha optado por no perder los nervios y respaldar, como inicialmente había previsto, la ley que permite al Principado un endeudamiento de 72 millones de euros para nuevas inversiones y proyectos sociales. Nada ha dichoen lo que respecta al proyecto de ley de presupuestos de la comunidad autónoma, que aún no está presentado públicamente, pero que pareceque será el termómetro más visible de las heridas recibidas por los partidos minoritarios tras la espantada de PSOE. Y aquí UPyD tendrá que decidir qué va a hacer. Pero también Izquierda Unida. Si uno de los dos se descuelga, habrá prórroga presupuestaria.

UPyD Asturias Izquierda Unida
El redactor recomienda