España entregará a Artajo aunque EEUU no respete los acuerdos de extradición
  1. España
pasa por encima de las condiciones de la AN

España entregará a Artajo aunque EEUU no respete los acuerdos de extradición

El español David Mendoza Herrarte sigue en una cárcel estadounidense a pesar de que las codiciones puestas por España.

placeholder Foto: Oficina de JP Morgan en Londres
Oficina de JP Morgan en Londres

El exbróker español Javier Martín Artajo será extraditado a Estados Unidos. Así lo acordó el Consejo de Ministros del pasado viernes y así lo ha confirmado el Tribunal Supremo, rechazando la suspensión de la entrega de este exdirectivo de JP Morgan. Sin embargo, según señalan fuentes judiciales a El Confidencial, la decisión no tiene en cuenta la ausencia de reciprocidad, factor sobre el que se basan todos los tratados de extradición: un país extradita a sus presos a otro solo si este se compromete a hacer lo mismo. Y no es el caso de Estados Unidos con España.

El caso que pone en duda este fundamento es el del ciudadano español David Mendoza Herrarte. Como publicó en exclusiva este periódico, la Justicia de Estados Unidos reclama a Mendoza por un delito relacionado con el tráfico de estupefacientes. La Audiencia Nacional (AN) acordó la entrega del imputado en agosto de 2008, pero poniendo claras condiciones debido al arraigo de Mendoza en España: una de ellas, rezaba el auto, era que “el posible cumplimiento de la pena que le fuera impuesta en los EEUU en España, si así lo solicitare, a lo que en su caso deberán acceder las autoridades norteamericanas”.

En el caso de Mendoza, el posible cumplimiento de la pena que le fuera impuesta en los EEUU habría tenido que realizarse en España. Así no ha sido.

Como suele ocurrir en todos los traslados, las autoridades norteamericanas firmaron la llamada “acta de entrega”. En este documento, el país al que el preso será extraditado firma las condiciones del caso: en este, las que estableció la Audiencia Nacional. Sin embargo, como el mismo David ha contado a este diario desde la cárcel de Fort Dix, en Nueva Jersey, y como han confirmado fuentes jurídicas, sus peticiones han sido denegadas ya en dos ocasiones.

El mismo presidente de la Sala de lo Penal en ese momento, Javier Gómez Bermúdez, tomó cartas en el asunto, dictando un oficio en el que recordaba que ya había dejado “meridianamente claro” que EEUU no podía denegar el traslado del condenado a España, incumpliendo así las condiciones de su entrega. Y añadía que, al no cumplir con la resolución, “podrían verse comprometidas futuras extradiciones de España a Estados Unidos”.

También otras fuentes judiciales han confirmado a este diario que este caso representaría un caso de falta de reciprocidad. Así se expresó también el catedrático de Derecho Procesal de la Universidad Complutense Julio Banacloche Palao en un dictamen remitido a la Audiencia Nacional cuando esta examinó el caso de Mendoza.

Un precedente para Artajo

La causa de Mendoza no está parada. Sus dos abogados explorarán dos vías que apuntan directamente a la responsabilidad del Consejo de Ministros español, organismo que, en última instancia, tiene que firmar la orden de extradición tras el visto bueno de la Audiencia Nacional. En concreto, llevarán el caso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y presentarán una querella contra el Estado español. “Es el Estado, a través del Consejo de Ministros, quien tiene que velar para que se respeten los acuerdos firmados”, detalla María del Mar Vega, letrada de Mendoza en España.

Javier Martín Artajo.

Artajo se entregó a la policía española a finales de este agosto, cuando la internacional Interpol ya le había marcado con una “alerta roja”. El juez le dejó libre, aunque le quitó el pasaporte y la posibilidad de dejar el país. Pasados los 40 días de protocolo, Estados Unidos ha pedido su extradición.

A pesar de los esfuerzos de este diario, la defensa de Martín Artajo no ha querido hacer comentarios sobre el caso. Sin embargo, fuentes cercanas y conocedoras de la situación han confirmado que el despacho contratado por el exbróker tuvo particular interés hacia el caso de Mendoza, llegando a recoger toda la información jurídica disponible sobre su caso. Con toda probabilidad, lo volverá a plantear como precedente ante la sala de la Audiencia.

En el país norteamericano, por su parte, hay mucha expectativa por esta extradición. Así lo confirma un artículo del New York Times del pasado 2 de octubre, en el que el Fiscal estadounidense se decía “seguro” de que las autoridades españolas no habrían dudado en entregar al exdirectivo de JP Morgan.

Según la acusación de Washington, Martín Artajo, que fue jefe de Operaciones de Crédito y Capital de la Oficina Principal de Inversiones (CIO) de la firma, disfrazó pérdidas por un total de 767 millones de dólares. Lo hizo manipulando informes utilizados por JP Morgan para hacer públicas las ganancias trimestrales del banco ante los inversores y las entidades reguladoras de Estados Unidos y dando lugar a una cadena de acontecimientos que supuso la pérdida de 6.000 millones de dólares.

Audiencia Nacional JP Morgan Estados Unidos (EEUU)
El redactor recomienda