NETANYAHU AÚN NO HA CONFIRMADO SI LO RECIBIRÁ

Artur Mas prepara en secreto un viaje a Israel con empresarios catalanes

Mas viajará la próxima semana a Israel al frente de una delegación de empresarios catalanes, y tratará de ser recibido por el primer ministro Netanyahu

Foto: El presidente catalán Artur Mas. (EFE)
El presidente catalán Artur Mas. (EFE)

Artur Mas viajará la próxima semana a Israel al frente de una numerosa delegación de empresarios catalanes, según han confirmado a El Confidencial fuentes diplomáticas. La agenda de la visita está "en construcción", según esas fuentes, pero el presidente de la Generalitat está moviendo todos los hilos a su alcance para ser recibido por el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

En plena fase de aparente deshielo entre Mas y Mariano Rajoy, el Gobierno ha puesto su maquinaria diplomática al servicio del presidente de la Generalitat, aunque a regañadientes, para facilitar la visita de éste al Estado hebreo. No se trata de tenderle una alfombra roja, pero Rajoy tampoco puede poner excesivas trabas a Mas, teniendo en cuenta que otros presidentes autonómicos ya han viajado a Israel con el apoyo del Ministerio de Asuntos Exteriores.

El último en hacerlo ha sido el presidente extremeño, José Antonio Monago, que el pasado mes de junio realizó una visita oficial de cuatro días para impulsar la cooperación en materia de innovación entre la comunidad autónoma y el Estado judío. Monago recorrió el país de norte a sur en un intento de buscar oportunidades para empresas tecnológicas extremeñas, y se reunió con el presidente israelí, Simon Peres, aunque no con Netanyahu.

Fuentes cercanas a la embajada de Israel en Madrid admiten que el viaje de Mas a Tel Aviv provoca cierta incomodidad en el Gobierno de Netayanhu, pero no por la visita en sí, sino por los recelos que pueda despertar en el Ejecutivo de Rajoy. De ahí que las citadas fuentes insistan en que Mas será recibido y tratado por las autoridades israelíes como lo que es: el presidente autonómico de un país amigo.

Las fuentes diplomáticas consultadas sostienen que los recelos del Gobierno están justificados, y se remontan al último viaje oficial a Israel de un presidente de la Generalitat. Fue en 2005 cuando el entonces presidente catalán, Pasqual Maragall, y su 'número dos', Josep Lluis Carod-Rovira, protagonizaron una visita plagada de incidentes. Carod se negó a participar en un acto de homenaje al asesinado primer ministro Isaac Rabin porque no estaba presente la 'senyera', y se dejó fotografiar por el propio Maragall con una corona de espinas en la cabeza en las calles de Jerusalén, un gesto que muchos consideraron irrespetuoso.

Pero lo que más irritó al Gobierno israelí fue el manual sobre el Holocausto editado por el Ayuntamiento de Barcelona y distribuido entre estudiantes de enseñanza secundaria catalanes, que provocó una protesta formal de Tel Aviv. En él se comparaba la situación en los campos de exterminio nazis con el muro que separa a israelíes y palestinos o con los presos de la base de Guantánamo. Israel consideró esa comparación "inaceptable, inadecuada y muy peligrosa".

Según las fuentes consultadas, el viaje de Mas y los empresarios catalanes, cuyos preparativos se llevan con la mayor discreción, ya está cerrado. Pero la agenda de la visita permanece aún abierta. En principio está previsto que la delegación catalana llegue a Israel el próximo día 8, aunque no se descarta que lo haga una semana más tarde. Y el ansiado encuentro del presidente de la Generalitat con el primer ministro Netanyahu seguía ayer en el aire

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios