La vicepresidenta, contra González: la reforma fiscal no es sólo 'bajar impuestos'
  1. España
se suma a las tesis de montoro contra madrid

La vicepresidenta, contra González: la reforma fiscal no es sólo 'bajar impuestos'

Un aviso para Ignacio González y quien quiera darse por aludido. Soraya Sáenz de Santamaría pidió que la reforma fiscal no se mida sólo “por bajar impuestos”

Foto: La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la clausura del XVI Congreso de la Empresa Familiar. (EFE)
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la clausura del XVI Congreso de la Empresa Familiar. (EFE)

Un aviso para quien quiera darse por aludido. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguró hoy que la reforma fiscal formará parte de las prioridades del Gobierno durante el año 2014 y pidió que ésta no se mida sólo “por bajar impuestos”. Durante el XVI Congreso de la Empresa Familiar celebrado en Jerez y que reunió a 450 empresarios, recordó que los ingresos públicos son esenciales para la financiación de los servicios públicos. Una reflexión que se produce un día después de la mediática bajada de diferentes tributos anunciada por el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González.

En esta línea, la vicepresidenta recordó que la reforma fiscal está por ahora en manos de los expertos nombrados para su estudio, que debe cumplir el principio de suficiencia y ser eficaz en la lucha contra el fraude. Todo dentro de un discurso optimista en el que sacó pecho por el “inminente retorno al crecimiento” y por haber salido de la recesión más larga del periodo democrático. “El rescate era el destino inminente [hace un año]. Hoy hemos descartado ese destino a base de determinación”, subrayó. No fue el único mensaje en esa dirección por parte de Sáenz de Santamaría, que llegó a hablar de un “vuelco en positivo”.

Con riesgos. Entre ellos, la deriva secesionista planteada por el presidente de la Generalitat, Artur Mas. Sin mencionar el affaire catalán, la dirigente popular no pudo ser más contundente al incidir en que “nos necesitamos los unos a los otros” y plantear el objetivo de que los conflictos existentes no deriven en una “fractura”. En este sentido, pidió que los políticos sean conscientes de lo que supone estar juntos y tener una única voz en la Unión Europea. Recibió un cerrado aplauso cuando cerró su intervención asegurando que el camino recorrido hasta ahora “no puede ponerse en peligro bajo ningún concepto”.

Sáenz de Santamaría, que hasta en dos ocasiones recalcó que su partido se encontró tres puntos de déficit oculto en el cajón, puso en valor la reducción de empleo público durante la crisis y, sobre todo, los primeros datos de recuperación del consumo que dijo atisbar con el registro de comercio al por menor publicado hoy por el INE. El guarismo constata un incremento de las ventas por primera vez en 38 meses. “Las cosas empiezan a cambiar, porque ha habido un cambio de rumbo, que es un cambio que mantendrá en el programa de reformas que nuestro país necesita, remató.

placeholder

S.O.S por la inversión publica

Por su parte, el presidente del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), José Manuel Entrecanales, recalcó también el “gran progreso” de la economía española en el último año, con la bolsa y la prima de riesgo como principales reflejos. Eso sí, aprovechó para lanzar un S.O.S en demanda de mayor inversión pública. “No podemos prescindir de ella”, dijo. Y mostró su sorpresa porque el margen presupuestario concedido a España por Bruselas para alcanzar el 3% de déficit no haya repercutido en una apuesta por incrementarla.

Del mismo modo, mostró su inquietud ante el hecho de que el patrón de crecimiento esté meramente sustentado en el sector exterior, “frente a una extrema debilidad de la demanda interna”. Es más, hasta la propia demanda externa tiene trampa. No en vano las exportaciones se concentran en una parte limitada del tejido productivo. “Las empresas que ya eran exportadoras lo hacen en mayores cantidades y hacia nuevos mercados, pero el número se mantiene muy estable, en torno a 40.000, el 1,2% del total. Hay una necesidad estratégica de incorporar a más empresas”, expuso sin ambages.

El presidente de Acciona, que evitó mencionar explícitamente la cuestión catalana, también denunció los problemas de acceso al crédito de las empresas. “Financiarnos nos cuesta un 70% más” dijo. Y dio su particular enfoque sobre cuáles deben ser las claves de la citada reforma tributaria, tras denunciar el elevado nivel de presión fiscal que soportan las compañías. “Pedimos un marco fiscal que favorezca el crecimiento económico, que sea estable y no ahogue nuestra capacidad de iniciativa”, puntualizó.

Cristóbal Montoro Madrid Presión fiscal Ignacio González Soraya Sáenz de Santamaría Impuestos
El redactor recomienda