no ve ningún delito

El fiscal rechaza investigar la destrucción por el PP de los ordenadores de Bárcenas

La Fiscalía de Madrid ha instado a la juez a que sobresea la investigación al Partido Popular por la destrucción de los ordenadores de Bárcenas

Foto: El extesorero del PP, Luis Bárcenas. (EFE)
El extesorero del PP, Luis Bárcenas. (EFE)

La Fiscalía de Madrid ha instado a la juez a que sobresea la investigación al Partido Popular por la destrucción de los ordenadores del extesorero Luis Bárcenas, una causa remitida por el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, que investiga la presunta contabilidad B de la formación política. Tras conocer que el PP había destruido los discos duros de los dos ordenadores que Bárcenas utilizaba en la sede de la calle Génova, Ruz se inhibió a los Juzgados de Plaza de Castilla al entender que se podía haber cometido un delito de daños informáticos y otro de encubrimiento.

Lo hizo a pesar del criterio contrario de la Fiscalía Anticorrupción, que sostuvo en un escrito que investigar quién destruyó los dos portátiles no aportaría nada a la pieza conocida como ‘papeles de Bárcenas’. Además, de haber algún delito, sería conexo con este asunto y, por tanto, tendría que ser Ruz quien lo asumiera. Ahora la Fiscalía madrileña informa en un escrito a la titular el Juzgado de Instrucción número 32, Esperanza Collazos, que es cierto que la competencia es de los juzgados madrileños, pero debe archivarse al no apreciarse ningún indicio de delito, según informan fuentes jurídicas.   

De esta manera, el Ministerio Público mantiene el criterio inicial de Anticorrupción de que una vez que otro juzgado madrileño certificó que la propiedad de los ordenadores era del PP, tras una denuncia de Bárcenas por robo, el dueño puede hacer lo que estime oportuno con ellos.

El juez Pablo Ruz. (EFE)
El juez Pablo Ruz. (EFE)

Cuando el PP entregó los dos ordenadores a Ruz, con toda la información utilizada por el extesorero borrada, explicó que se hizo en base a la Ley de Protección de Datos, al tratarse de información sensible. Sin embargo, es cierto que cuando se procedió a su borrado ya estaba la investigación en curso y es precisamente por esa razón por la que el magistrado consideró la posibilidad de que se hubieran cometido delitos.

El PP también alegó que se procedió a su borrado para que esos ordenadores pudieran ser utilizados de nuevo por algún otro trabajador del partido, pero el último informe pericial informático de la policía asegura que ninguno de esos portátiles ha vuelto a ser utilizado por ningún trabajador. Sólo uno de ellos tenía un nuevo disco duro y fue únicamente utilizado para instalar un sistema operativo y nunca más fue encendido. Concretamente, estuvo operativo menos de media hora.

Dos ordenadores manipulados

Ruz había requerido al PP los dos ordenadores empleados por Bárcenas después de que este entregara una memoria USB con la presunta contabilidad B del partido, y que según su versión había extraído de esos aparatos. El partido los entregó, pero uno de ellos no tenía disco duro y el otro había sido modificado. En un escrito, el letrado del partido explicaba que los discos duros habían sido destruidos en abril de ese año, después de que un juzgado de Madrid hubiera archivado la denuncia interpuesta por Bárcenas por el robo por parte del PP de esos ordenadores, al negarse a devolvérselos tras su salida del partido.

Una vez que el juzgado número 21 de Madrid le dio la razón al PP al entender que eran de su propiedad, la formación procedió a la destrucción de su contenido, al tratarse de información sensible, por un lado, y para que otro trabajador pudiera disponer de ellos.

La juez madrileña deberá decidir si atiende al informe fiscal y da carpetazo al asunto o, de lo contrario, sigue adelante con la causa con el apoyo de Izquierda Unida, que presentó una querella para que se investiguen estos hechos.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios