La Administración liquida el 60% de la oferta de plazas en los últimos seis años
  1. España
estado y ayuntamientos, los más afecetados

La Administración liquida el 60% de la oferta de plazas en los últimos seis años

Ha sido el primer sector en sufrir los recortes pero los expertos advierten que no cubrir las plazas libres traerá una futura "administración envejecida"

Todos los días lidiamos con ellos yes normal escuchar a alguien quejarse de que “hay demasiados”. Pero por mucho que pueda pesar, son quienes hacen que la administración siga -mejor o peor- en pie. Los empleados públicos españoles han conocido directamente el peso de los recortes, algo que dejará huella en la administración de los años que vendrán. Y que ya lo está haciendo, según se desprende de la evolución de las convocatorias publicadas en el Boletín Oficial del Estado. El número de plazas destinadas a empleos públicos en España ha disminuido un 60% entre 2006 y 2012.

Cuando Carolina Mateo, opositora desde hacía cinco años, oyó a Mariano Rajoy anunciar que quedaba congelada la convocatoria de empleo público para 2012, lo tuvo muy claro: “Lo dejo”. Licenciada en Historia del Arte, desistió de seguir estudiando ocho horas al día al ver que ya no había posibilidad de conseguir una plaza en ningún museo público.

Con 31 años se había presentado a tres exámenes con una media de ocho plazas para 200 aspirantes. “En la última convocatoria se ofertaron cuatro vacantes para el Museo del Ejército, algo extraordinario porque el Ministerio de Cultura ya no realizaba convocatorias públicas”. Se despidió de sus seguidores en el blog que había creado (Vida de una opositora) con un “Hasta luego” y decidió montar AreaEstudiantis,una web destinada a estudiantes.

El caso de Carolina no es anecdótico: la oposición ya no es la opción que siempre queda de un camino tortuoso pero seguro hacia un trabajo fijo. El portal buscaoposiciones.es se dedica, desde hace más de diez años, a rastrear las convocatorias de empleo público en todos los boletines estatales. Según su base de datos, a la que ha tenido acceso El Confidencial,el panorama al que se encaran los opositores es desolador: en 2012 se realizaron algo más de 3.000 convocatorias en toda España para asignar 25.597 plazas. En 2006 habían sido casi el doble: 5.800 ofertas públicas para 65.000 empleos.

Sector público español: como en Europa

¿Eran entonces ‘demasiados’ los empleados públicos? Los datos indican que no.Koldo Echebarría, profesor del Departamento de Dirección General y Estrategia de Esade, ha comparado el sector público español con el de otros países europeos antes de la crisis, en 2008.Y nuestro país no salía mal parado. Pese a la percepción social, España no tenía un sector público mayor que el resto de sus vecinos europeos. Según Echebarría, que ha elaborado varios informes analizando este ámbito, el coste del empleo público sí es, pese a todo, relativamente alto teniendo en cuenta los salarios y las horas trabajadas. Y esta idea se ratifica en otro análisis realizado hasta 2011.

La disminución en la oferta de plazas se ha notado sobre todo en los despachos de funcionarios del Estado y en los Ayuntamientos: el 74% en el caso de la administración estatal yel 66% en la local.

“En la mayoría de los casos, en el Estado se opta por no reponer las jubilaciones”, explica Carles Ramió, Catedrático de Ciencia Política y de la Administración en la Universidad Pompeu Fabra. “Con una consecuencia directa: sin repuestos, vamos hacia una administración más envejecida, a la que no se da recambio”, añade.

Los recortes son la cara más visible del 'aldelgazamiento' del sector público, y acompañanla disminución en la oferta de plazas. Pero, en opinión de muchos expertos, entre los que se encuentra el mismo Ramió, se están llevando a cabo sin un proyecto concreto (aún cuando necesario) de reforma de la administración. “Se llega así a llevar la reducción de personas a los servicios básicos, que al fin y al cabo forman los tres pilares de nuestro estado de bienestar: salud, educación y servicios sociales”, explica.

Las listas de espera más largas y las aulas escolares saturadas están ahí para demostrarlo: “Aunque mejorable, la administración estaba bastante bien dimensionada. Ahora, sin embargo, está por debajo de las necesidades objetivas de los servicios”

El discurso cambia ligeramente al llegar a las autonomías, quetambién están empezando a notar de forma directa los recortes en sus empleados públicos.En 2012 hubo 176.00 asalariados menos en el sector público que en el año anterior, yuno de cada dos fue en la administración autonómica. Según Ramió, “las administraciones locales y autonómicas son muy jóvenes: experimentaron su gran crecimiento de personas en los últimos años”.

50 puestos, 4.000 aspirantes

Pese a los malos datos, Mar Buendía, unabarcelonesa de 27 años,espera aprobar, algún día, una oposición en la carrera judicial y fiscal. Tiene la suerte de dedicarse a uno de los pocos campos donde aún se siguen cubriendo plazas. Desde 2012 y hasta 2014 -de momento- sólo se cubre el 10% de las áreas de educación, sanidad, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Fuerzas Armadas y cuerpos responsables del control y lucha contra el fraude fiscal y laboral. Y, como ejemplifica el siguiente gráfico -elaborado a partir de los datos de los boletines oficiales- son los empleos públicos por los que más se sigue apostando.

La lucha para obtener una plaza sigue sin ser sencilla, pese a la buena disposición de Mar. Licenciada en Derecho y autora del blog Lo bueno de opositar, lleva tres años intentando alcanzar su objetivo. En la última convocatoria había 50 puestos para 4.000 aspirantes y las expectativas no son mucho mejores para 2014. “De momento no me planteo dejarlo, estoy centrada en lo que quiero hacer. Si no lo consigo, estudiar una oposición se valora mucho para conseguir un trabajo en un bufete”, explica

¿Qué futuro nos espera?

En junio de este año el Ejecutivo de Mariano Rajoy presentó “la madre de todas las reformas”, en palabras de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. Los datos del Gobierno en cuanto a empleados públicos apuntan a un "adelgazamiento" de la Administración General del Estado que ya ha quedado de manifiesto con la reducción de 26.200 millones de euros de gasto público y 375.000 empleos públicos durante el primer año de mandato.

Se trata de un adelgazamiento que “no es temporal, ni siquiera una consecuencia última de la crisis, sino que desde el comienzo de la legislatura se está propiciando un cambio estructural en la Administración apoyado en criterios de eficiencia", según el documento de esta reforma.

Sanidad Recortes Empleo Crisis Funcionarios Sector público Gasto público Administración
El redactor recomienda