LA OPOSICIÓN PIDE EXPLICACIONES

El nuevo comisario de la Policía Judicial llega con la misión de remodelar la UDEF

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha optado por promover el tercer relevo desde que está en el cargo en la Comisaría General de Policía Judicial.

Foto: El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, entre dos policías (EFE)
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, entre dos policías (EFE)

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha optado por promover el tercer relevo desde que está en el cargo en la dirección de la Comisaría General de Policía Judicial (CGPJ) de la Policía Nacional, la división de las Fuerzas de Seguridad del Estado que ha ascendido al olimpo de la agenda política por sus competencias en materia de lucha contra la corrupción, la lacra que más preocupa a los ciudadanos y, por tanto, también a los políticos. El nuevo responsable de esa comisaría, José Santiago Sánchez Aparicio, tiene el encargo de reorganizar todas las unidades de la Policía Judicial, entre ellas, la célebre Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), encargada de la investigación de los casos Gürtel y Bárcenas.

El comisario que hasta ahora ocupaba la dirección de la Policía Judicial, José García Losada, sólo ha durado 15 meses en el puesto. Como máximo responsable de la CGPJ, ha dirigido las investigaciones policiales vinculadas a esos dos casos de corrupción que han puesto contra las cuerdas al Partido Popular durante los 20 meses que lleva en el poder, la misma formación que le promovió para ocupar ese cargo en julio de 2012. Pese a ello, las pesquisas de los agentes que estaban a su cargo han generado numerosos dolores de cabeza en Moncloa y Génova. Losada asumirá a partir de ahora la jefatura de la División Económica y Técnica de la Subdirección de Logística de la Policía, un encargo de segundo orden para un agente con un historial intachable que había pasado antes por la dirección del Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado (CICO) y por la CGPJ en una etapa anterior.

Un sucesor experto en inteligencia

Su sustituto tendrá que convivir con una situación similar. Sánchez Aparicio tomará posesión el lunes en la sede del Ministerio. Nacido en 1951 y licenciado en Ciencias de la Información, llega avalado por una trayectoria que incluye, además de la jefatura de División de Formación y Perfeccionamiento que ocupaba hasta ahora, la jefatura de la Unidad de Análisis y Tratamiento de la Información, la jefatura de la Unidad de Documentación de Españoles y el cargo de consejero técnico de la Subdirección de Gestión y Recursos Humanos, entre otros destinos.

A la izquierda, José Santiago Sánchez Aparicio.
A la izquierda, José Santiago Sánchez Aparicio.
Sánchez Aparicio posee una medalla al mérito policial con distintivo rojo, otra con distintivo blanco y una cruz de plata de la Guardia Civil. Ascendió a comisario principal en 2008. En su última etapa se ha encargado de la reorganización de la Academia de Ávila, que afronta un momento complicado por la reducción al mínimo de las plazas de ingreso en el cuerpo. Pero el nuevo comisario general de Policía Judicial es aún más conocido por haber sido el encargado de desarrollar el GATI, la unidad encargada de gestionar y procesar la inteligencia policial. Su entorno asegura que es un agente metódico y trabajador, que siempre ha sabido ganarse el respeto de los compañeros con los que tratado. Fuentes consultadas por este diario aseguran que ha recibido el nombramiento con ilusión por el reconocimiento que implica, aunque también le inquietan las circunstancias que rodean a esta decisión.  

La nueva fase del caso Bárcenas

Jugará a su favor el tiempo en el que está a punto de entrar el caso Bárcenas. La aparición de los papeles del extesorero el pasado mes de enero provocó el relanzamiento de la investigación sobre la presunta trama de financiación irregular vinculada al PP y terminó motivando la apertura de una pieza separada del caso Gürtel centrada en esos documentos. Está previsto que la instrucción de la pieza principal concluya el próximo mes de noviembre. Al caso Bárcenas le queda más recorrido, pero las pruebas reveladas hasta ahora por el exresponsable de las finanzas de los populares están comenzando a desinflarse. El proceso judicial parece haber entrado en un callejón sin salida. Aunque la UDEF aún tiene informes que aportar al sumario y nuevos datos que analizar, Sánchez Aparicio tendrá que lidiar en principio con una fase del caso Bárcenas más liviana que la afrontada por su predecesor.

Es cierto que tendrá menos margen de maniobra. El Gobierno no puede permitirse más relevos al frente de esta comisaría. Sería el cuarto cambio en menos de dos años en una  división de la policía que se está encargando de investigar los casos de corrupción relacionados con los partidos políticos. De hecho, a Moncloa ya le está resultando difícil explicar este último cese sin convocar la sospecha de que, en el fondo, sólo intenta controlar el trabajo de la Policía.  

Eso es lo que intuyen los partidos de la oposición. PSOE y UPyD registraron este viernes en el Congreso de los Diputados preguntas dirigidas al Gobierno solicitando  una aclaración del cese del hasta ahora comisario de la Policía Judicial. También han pedido la comparecencia urgente en la Comisión de Interior del director general de la Policía, Ignacio Cosidó, y de Fernández Díaz, respectivamente.  

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios