el ministro censura no haber sido informado

La medalla de Cosidó al policía de la Gürtel desata la caza de brujas en Interior

La concesión de la medalla al Mérito Policial a Manuel Morocho, desvelada por El Confidencial, ha provocado una verdadera caza de brujas en Interior.

Foto: El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz (i), y el director general de la Policía, Ignacio Cosidó. (EFE)
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz (i), y el director general de la Policía, Ignacio Cosidó. (EFE)

La publicación en El Confidencial de la concesión de la Medalla al Mérito Policial con distintivo blanco al policía de la Gurtel, Manuel Morocho, ha desencadenado una primera consecuencia. El Ministerio del Interior ha destituido al jefe de la Policía Judicial, José García Losada. El comisario principal, un policía con una dilatada experiencia en el Cuerpo - jefe superior de Galicia, comisario de la Brigada de Estupefacientes y director del CICO, entre otros destinos- fue el responsable de la inclusión de Morocho en la lista de los policías condecorados en contra de la posición del ministro del Interior. Cuando fue recriminado, Losada plantó cara al director de la Policía y se negó a excluirlo de la relación de premiados

Desde la publicación de la noticia, se desató una verdadera caza de brujas en la cúpula policial del Ministerio del Interior. La condecoración al policía de la Gürtel, considerado por un amplio sector de Génova como la bestia negra del PP, ha acrecentado al mismo tiempo las divergencias entre el ministro Jorge Fernández Díaz y el director de la Policía, Ignacio Cosidó. Fuentes de Interior ya elevan las discusiones entre el ministro y su director a la categoría de bronca. Algunos, incluso, señalan que los dos máximos responsables de la Policía apenas se hablan. Y que, desde junio pasado, las relaciones entre ambos son inexistentes.

El titular de Interior censura a su colaborador no haberle informado de la inclusión de Morocho en la lista de los policías condecorados durante las celebraciones de la Festividad de los Ángeles Custodios, los patronos del Cuerpo Nacional de Policía. Para él, toda una indisciplina y una ofensa, sobre todo, cuando antes del verano pretendió apartarlo de las investigaciones, según él, por su comportamiento sesgado.

El inspector de la UDEF, Manuel Morocho, que fue acusado por Cosidó cuando era diputado de ser uno de los miembros policiales del "comando Rubalcaba", se ha erigido para los populares en el azote de Génova durante la instrucción del sumario Gurtel y la pieza separada de Bárcenas. Algunos de los compañeros del inspector, que fue premiado por el Gobierno con la Cruz Roja, la máxima distinción de la Policía premiada con el diez por cien del salario, no ocultan las inclinaciones de Morocho hacia los intereses del PSOE. 

Un exmiembro de la UDEF señaló a El Confidencial que nunca habia visto en su unidad una carrera policial tan meteórica como la de Morocho: "Con sólo tres o cuatro años en el Cuerpo asistía a las reuniones privadas y secretas con el director adjunto operativo de la Policía (DAO), Fernández Chico, y con el comisario de la Policía Judicial Juan Antonio González, durante los mandatos de Rubalcaba y Camacho, para tratar los temas de la Gürtel. Al mismo tiempo, disfrutaba de hilo directo con Garzón, con quien compartía la obsesión de investigar a la familia Aznar".

Morocho, que tiene la formación de economista, a lo largo de la instrucción de la Gürtel ha disfrutado de total autonomía para desarrollar sus pesquisas. Algunos de sus informes judiciales han sido considerados por la cúpula del PP como ataques a la línea de flotación de su partido. El tono y la dureza de sus comentarios en los escritos judiciales llevaron al ministro del Interior a protestar ante el director de la Policía. Le pidió que pusiera orden en la UDEF, pero el departamento policial contestó que Morocho era un experto que sólo tenía la obligación de responder de sus informes ante el juez de la Audiencia Nacional.

Las primeras imágenes de Morocho fueron vistas cuando declaró como testigo en la causa contra Baltasar Garzón en el Tribunal Supremo. Compareció a propuesta de los abogados del magistrado y avalaron la versión de Garzón. En aquella sesión, según uno de los imputados de la Gürtel, el policía balbuceaba de manera torpe ante los miembros del alto tribunal, sin la energía que derrochaba durante los interrogatorios contra los colaboradores de Correa. En las maratonianas indagaciones, el inspector de la UDEF, caracterizado por su tez cetrina y su exceso de peso, no se esforzaba en disimular que Correa era su puente para llegar a las arcas de Génova.

Por todo ello, la información de El Confidencial ha provocado sorpresa en la sede de Génova. Algunos de los dirigentes del PP no comprenden que Cosidó haya premiado al policía que él mismo acusó de filtrar informes reservados sobre las finanzas irregulares del Partido Popular a la oposición y a la prensa.

Los teléfonos de la Comisaría Central de Policía Judicial de Canillas, del Ministerio del Interior y de la Dirección General de la Policía no cesaron de sonar durante toda la jornada del lunes y de la mañana del martes. El objetivo final: descubrir el responsable de la filtración a los periodistas de la concesión de la medalla a Morocho que, en un principio, había pasado desapercibida en la Orden del director general entre una larga lista de compañeros.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, entrega 22 cruces al mérito policial. (EFE)
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, entrega 22 cruces al mérito policial. (EFE)
Resulta difícil disimular que las relaciones entre el ministro Fernández y el director de la policía, Cosidó, no pasan por sus mejores momentos. Primero fue el caso Interligare, que provocó la salida del jefe de Gabinete de la Dirección de la Policía, Pedro Agudo Novo; después la comparecencia del infiltrado de ETA en el juicio del caso Faisán, que rubricaba la versión del anterior equipo de Interior, y ahora el escándalo de las medallas que ha motivado una denuncia del Sindicato policial SUP.

Para el sindicato mayoritario de la Policía, detrás de todos estos escándalos subyace "la guerra declarada" entre Fernández y Cosidó. Sobre el asunto de las medallas, en el que se incluye la concedida a Morocho, el SUP mantiene que todo se debe a "una pura corrupción".

El lunes pasado El Confidencial publicó que Morocho había recibido su segunda Medalla al Mérito Policial en menos de cuatro años, en esta ocasión con Distintivo Blanco, por sus investigaciones sobre los casos de corrupción de Correa, Bárcenas y el Partido Popular. La primera condecoración le fue concedida en 2009 por el anterior Gobierno de Rodríguez Zapatero, tras estallar el caso Gürtel. El entonces ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, lo condecoró con la Medalla al Mérito Policial con Distintivo Rojo.    

Entonces, el diputado Cosidó recriminó a Rubalcaba carecer del más "mínimo pudor" por condecorar con las Cruz Roja a los policías que habían elaborado los informes contra el partido de la oposición y que, según él, habían llegado antes a los periódicos que a los juzgados. Y añadió: "Usted prefiere premiar antes el servilismo en algunos despachos que el heroísmo, la abnegación y el sacrificio".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios