Rubalcaba le da la puntilla a Zapatero y Caldera al liquidar la Fundación IDEAS
  1. España
EL PESO IDEOLÓGICO LO LLEVA RAMÓN JÁUREGUI

Rubalcaba le da la puntilla a Zapatero y Caldera al liquidar la Fundación IDEAS

“A nadie le va a dar mucha pena empezar a recortar por la Fundación Ideas”. Rubalcaba anuncia en Toledo la desaparición de la Fundación en 2014.

Foto: Jesus Caldera, presidente de la Fundación Ideas (EFE)
Jesus Caldera, presidente de la Fundación Ideas (EFE)

“A nadie le va a dar mucha pena empezar a recortar por la Fundación IDEAS”. La frase, esgrimida por un miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE, anunciaba ya, hace seis meses, tal y como publicó este diario entonces, el cierre de la Fundación IDEAS, el proyecto de retiro dorado ideado por José Luis Rodríguez Zapatero para Jesús Caldera, en el 37 Congreso Federal del PSOE en 2008. Los recortes presupuestarios y, sobre todo, el escándalo de la falsa articulista Amy Martin han dado la puntilla final a una fundación que, a partir de enero de 2014, tal y como anunció ayer el propio Pérez Rubalcaba, quedará vacía de contenido.

El PSOE dio por amortizada a la fundación y, por ende, a su presidente, Jesús Caldera, hace un año, cuando la falsa Amy Martin, apodo bajo el que se escondía la escritora Irene Zoe, exmujer del entonces director, Carlos Mulas, terminó por hundir el crédito de la institución. Desde entonces, tanto la entidad como el propio Caldera habían quedado fuera de juego para el partido. De hecho, el PSOE ha estado inmerso durante todo el 2013 en un proceso de renovación ideológica que culminará en la próxima conferencia política y que, sin embargo, no ha estado liderado por el exministro de Trabajo de Zapatero, sino por una persona de la máxima confianza de Rubalcaba, el diputado y exministro de la Presidencia Ramón Jáuregui.

El líder del PSOE anunció ayer, en Toledo, el resultado de la restructuración largamente esperada. Así, el área de América Latina quedará en manos de la Fundación Pablo Iglesias, mientras que el laboratorio de IDEAS y el área de formación se integrarán en un nuevo organismo del que todavía no se conoce el nombre y que empezará a funcionar a partir de enero del año que viene. Rubalcaba no ha detallado cuál será el futuro de Caldera, pero el reconocimiento de que en el pasado no funcionaron los mecanismos de control, que se reforzarán en el nuevo organismo que está por crearse, es un reproche implícito de que Caldera no controlaba lo que pasaba en su propia casa ni estaba al tanto de la gestión de su número dos, Carlos Mulas.

La falsa escritora Amy Martin llegó a percibir hasta 3.000 euros por artículos en los que se hacía pasar por experta. En total, la exmujer de Mulas facturó a la fundación textos por valor de 34.973 euros que devolvió después tras la difusión del escándalo en varios medios de comunicación.

Amy Martin ha sido la puntilla, pero no es la única causa que explica el portazo definitivo del PSOE a IDEAS. Los recortes del Ejecutivo a los partidos y a las fundaciones políticas (un 20% menos) y la pérdida de poder y de escaños del PSOE en las últimas elecciones habían abocado a la fundación a una restructuración interna de su personal que la había dejado muy mermada. De hecho, en la actualidad trabajan para IDEAS 23 personas, según datos de la propia fundación, que desarrollaban labores simultáneas para la fundación y para el PSOE.

En cuatro años se había situado, según un informe de la Universidad de Pensilvania, en el décimo puesto en el ranking de instituciones vinculadas a partidos políticos. El PSOE admite que ese modelo de think tank, con la plantilla y el presupuesto que llegó a tener durante los años de gobierno del PSOE, no es sostenible ni recuperable con los viajes y los invitados que, durante esos años, se manejaban.

En 2012, último año del que se tienen datos, la Fundación IDEAS ingresó 1.293.039 euros distribuidos de la siguiente manera: un 44% (570.934 euros) provino de la financiación pública (de una subvención del Ministerio de Cultura de 332.424 euros más una subvención del Ministerio de Asuntos Exteriores de 238.510 euros) y el resto, un 56% (722.105 euros), de la financiación privada de las donaciones de socios de la Fundación que van de 30 a 150 euros cada una, más convenios de colaboración con entidades privadas. El presupuesto de ese ejercicio, sin embargo, supuso una reducción en la financiación pública de más de un 70% y de un 54% si se tienen en cuenta tanto la financiación pública como la privada.

El redactor recomienda