POR EL CIERRE DE LA DISCOTECA MOMA

La juez Coro Cillán, condenada por prevaricación a 15 años de inhabilitación

El TSJM ha condenado a la juez Coro Cillán por un delito de prevaricación a 15 años de inhabilitación por el cierre de la discoteca Moma de Madrid

Foto: La juez Coro Cillán (Efe)
La juez Coro Cillán (Efe)

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha condenado a la juez Coro Cillán por un delito de prevaricación a 15 años de inhabilitación por el cierre de la discoteca Moma. Esta magistrada, conocida por intentar reabrir la causa del 11M e por investigar al expresidente catalán Jordi Pujol por amenazas, también debe pagar una multa durante 18 meses con una cuota diaria de 15 euros.

La Sala considera que la instructora tomó resoluciones injustas en el cierre para favorecer a una persona con la que mantenía relaciones íntimas de amistad y a quien le nombró administrador único de la discoteca tras su cierre. A esta persona le legó a fijar unos honorarios de 2.500 euros mensuales, "algo que no era sostenible jurídicamente mediante ningún método aceptable de interpretación de la ley". Sus resoluciones no cumplían los "mínimos parámetros de motivación, constitucionalmente exigible".

En una sentencia, los magistrados son tajantes a la hora de señalar que los autos dictados sobre ese caso "carecían de una fundamentación jurídica razonable distinta de la voluntad de su autora, con claras contradicciones internas".

Es decir, el tribunal concluye que la juez precintó el local adoptando resoluciones "arbitrarias" para favorecer al denunciante "y al propio novio amigo con el que mantenía una íntima relación de amistad, impidiendo o dificultando el conocimiento del procedimiento a las secretarias judiciales y el fiscal, llegando incluso a no convocarle para la comparecencia de la que se derivó el auto de nombramiento de administrador".

 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios