limita LA CONVOCATORIA DE PLAZAS PARA 2014

Hacienda fuerza un nuevo descenso de las plantillas de Policía y Guardia Civil

El número de efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado volverá a descender en 2014 por quinto año consecutivo. El Ministerio del Interior

Foto: Efectivos de la policia nacional en la T-4 de Barajas. (EFE)
Efectivos de la policia nacional en la T-4 de Barajas. (EFE)

El número de efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado volverá a descender en 2014 por quinto año consecutivo. El Ministerio del Interior llevaba semanas negociando con el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas las ofertas de empleo público para la Policía y la Guardia Civil del próximo ejercicio. Según ha podido saber El Confidencial, Interior solicitó que se incorporaran a cada uno de estos cuerpos alrededor de 1.000 agentes, una cifra que permitiría cubrir casi por completo las tasas de reposición de sus plantillas (el porcentaje de bajas por jubilación, enfermedad y fallecimiento que se producen a lo largo de un año sobre el total de efectivos).

Sin embargo, Hacienda manifestó a Interior que las arcas del Estado todavía no están en condiciones de asumir su propuesta y sólo ha autorizado la convocatoria de plazas equivalentes al 10% de la tasa de reposición de Policía y Guardia Civil, igual que en los últimos años. Finalmente, en 2014 se incorporarán a la Policía 140 nuevos agentes. En el caso del Instituto Armado, la oferta aún no se ha concretado, pero su número será similar al de la Policía.  

La posición de Hacienda enfría las expectativas de ambas instituciones, que esperaban que en el próximo ejercicio concluyeran las restricciones a las que han estado sometidas sus plantillas por la política de contención del gasto impuesta por el Gobierno de Mariano Rajoy para frenar el déficit. En los foros frecuentados por opositores también se daba por hecho que, después de cuatro ejercicios seguidos en los que las probabilidades de conseguir una de las pocas plazas disponibles eran ínfimas, el número de ingresos iba a volver en 2014 a los niveles anteriores a la crisis. Sin embargo, Hacienda considera que aún es pronto para dar ese paso.

Entran menos de los que salen

La decisión de la cartera que comanda Cristóbal Montoro prorrogará la caída de efectivos en ambos cuerpos. De media, cada uno pierde al año en torno a 2.500 agentes, en su mayoría por jubilaciones. Pero las últimas promociones sólo garantizan la reposición de una pequeña parte de las vacantes. En el caso de la Policía, este año han ingresado en el cuerpo 203 nuevos agentes, los mismos que en 2012. En 2011 la convocatoria fue aún más modesta, con 153 plazas. Lejos quedan las oposiciones de 2007 y 2008, con ingresos récord de 5.500 y 5.000 plazas, respectivamente.

Visita a la comandancia de la guardia civil de intxaurrondo
Visita a la comandancia de la guardia civil de intxaurrondo

Las incorporaciones a la Guardia Civil están sufriendo las mismas limitaciones. Este año sólo ha recibido 134 nuevos agentes. En 2012, esa cifra se quedó en 126 y, en 2011, en 162. En 2008, sin embargo, la convocatoria de oposiciones al Instituto Armado ascendió a 5.000 plazas, alcanzado también una cifra sin precedentes en su historia reciente.

El departamento que dirige Jorge Fernández Díaz confía en tener más éxito en el caso de las oposiciones al cuerpo de funcionarios de Instituciones Penitenciarias. La cúpula de Interior ha pedido a Hacienda que autorice nuevas incorporaciones después de dos ejercicios seguidos sin celebrar una sola convocatoria. En este caso, según las fuentes consultadas, el equipo de Montoro sí habría dado su visto bueno. La oferta, que también está por concretar, rondaría el centenar de plazas.

Las plantillas envejecen

Los sindicatos de la Policía y la Guardia Civil llevan tiempo advirtiendo de que las plantillas se acercan a una situación límite que puede poner en riesgo la calidad del servicio si no se aprueba pronto la convocatoria de promociones numerosas. Por un lado, la falta de reemplazos para los agentes que se jubilan reduce las plantillas. Y, por otro, provoca un envejecimiento generalizado por la escasez de efectivos jóvenes. En la provincia de Zamora, por ejemplo, la media de edad de los agentes de la Policía se sitúa ya en los 51 años. Según datos proporcionados por el Sindicato Unificado de Policía (SUP), se prevé que en la próxima década abandonen el cuerpo 20.000 agentes pertenecientes a las grandes promociones que se incorporaron a la Policía con la llegada de la democracia.

Los representantes de los funcionarios de Instituciones Penitenciarias también piden la aprobación urgente de una convocatoria de plazas. De hecho, llevan semanas manifestándose para denunciar que algunos centros se encuentran en una situación límite por la falta de efectivos.

Interior recuerda que la calidad se mantiene      

El Ministerio del Interior siempre ha intervenido en este debate puntualizando que, a pesar de los recortes de personal, salarios e infraestructuras provocados por las restricciones del gasto público, las estadísticas demuestran que la eficacia de las Fuerzas de Seguridad del Estado no sólo no se ha deteriorado por estas circunstancias, sino que ha mejorado.

En el caso de los funcionarios de prisiones, Interior alega que aunque es cierto que la plantilla ha descendido por la ausencia de reemplazos, el fuerte descenso que ha experimentado en los últimos tres años la población reclusa ha permitido que el ratio de internos por empleado haya experimentado una mejoría. Así, según las estadísticas que maneja Instituciones Penitenciarias, de los 2,99 internos por funcionario que había en 2008 se pasó en 2012 a una tasa más favorable de 2,54 reclusos por funcionario. 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios