Los catalanes de Berlín se quejan a Pujol de que 'su embajadora' no habla alemán
  1. España
MAR ORTEGA, DELEGADA DE CATALUÑA en alemania

Los catalanes de Berlín se quejan a Pujol de que 'su embajadora' no habla alemán

Su nombramiento, entre acusaciones de nepotismo, fue polémico y su permanencia en el cargo, como ‘embajadora’ de Cataluña en Berlín sin saber alemán, sigue siendo especialmente

placeholder Foto: La vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega, en el centro.
La vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega, en el centro.

Su nombramiento, entre acusaciones de nepotismo, fue polémico y su permanencia en el cargo, como ‘embajadora’ de Cataluña en Berlín sin saber alemán, sigue siendo especialmente irritante para los sectores más catalanistas que viven en la capital alemana. Su queja contra Mar Ortega ha llegado ya hasta los oídos del expresident Jordi Pujol, a quien entregaron la semana pasada una carta en la que le pedían que actúe “para solucionar este problema”.

Como ya informó este diario, la actual delegada del Gobierno de la Generalitat de Cataluña en Alemania, Mar Ortega, accedió al cargo en enero del 2012 sin hablar alemán.Nacida en 1980 en Barcelona, esta especialista en Relaciones Internacionales y Comercio Exterior aterrizó en Berlín para encargarse de reforzar la acción exterior de Cataluña sin hablar alemán y, pese a que lleva ya casi dos años en el cargo, sigue desenvolviéndose con poca destreza en el idioma. Y eso, a pesar de que se matriculó, nada más llegar, en un curso intensivo de alemán.

“No habla, sino que se limita a leer sin soltura y con clara dificultad los textos que le preparan cuando tiene algún acto”, aseguraban a El Confidencial en agosto fuentes cercanas a la 'embajadora' catalana.

Ahora, el malestar y las quejas de los sectores catalanistas más directamente afectados por su gestión han dado un paso más al llevar sus quejas al propio Jordi Pujol, que el pasado 11 de septiembre celebró la Diada de Cataluña con los catalanes de Berlín.

Varios miembros de la Asamblea Nacional Catalana (ANC Deutschland) le entregaron al veterano expresidente una carta a la que ha tenido acceso este diario en la que le informaban por escrito de su malestar hacia la ‘embajadora’. ANC Deutschland es, precisamente, uno de los principales colectivos que más trabaja en Alemania a favor de la independencia de Cataluña. “Hacemos nuestra humilde labor de promoción política con los medios de comunicación alemanes, colaboramos activamente con el Colectivo Emma y Help Catalonia”, razonaban por escrito a Pujol en su misiva. “Desgraciadamente, no tenemos constancia de que desde la Delegación esta tan importante función se realice adecuadamente”.

Los miembros de ANC centraban sus críticas, de nuevo, en la escasa preparación de Ortega que, sin un nivel de alemán adecuado, no puede, en su opinión, seguir ejerciendo el cargo de tan alta representación.

“Apelando a su brillante y dilatada trayectoria política como Presidente de la Generalitat, siempre especialmente cuidadoso en las relaciones internacionales, y amparándonos en el momento de protagonismo político exterior que vive nuestro país, también queremos haceros llegar nuestro malestar por la tarea que se está realizando de manera insuficiente, en nuestro punto de vista, desde la Delegación del Gobierno de la Generalitat en Alemania y Austria”, reza la carta.

“Nos preocupa especialmente el escaso dominio de la lengua alemana de la Delegada del Gobierno, Doña Mar Ortega. No podemos entender como el gobierno de la Generalitat haya elegido alguien que no está capacitado para expresarse fluidamente en alemán para representarlo en Alemania y Austria. Es muy decepcionante”, añaden. “Sin ir más lejos, en el último acto público donde hemos visto la señora Delegada, el pasado 31 de agosto, durante la inauguración de la "Lange Nacht der Museen", junto al Senador Wowereit, alcalde de Berlín, hizo un pequeño discurso en catalán, que tuvo que ser traducido al alemán por otro, como si fuera una mandataria venida de Cataluña de visita en Berlín, en lugar de tratarse del representante permanente del Gobierno de la Generalitat en Alemania y Austria”, explican. “Vemos como en un momento de ajustes presupuestarios se invierte en un alto cargo que no demuestra la preparación necesaria”.

Estos mismos miembros de ANC se han dirigido, con idéntico motivo, al secretario de Asuntos Exteriores de la Generalitat, Roger Albinyana, y al conceller de Presidencia y portavoz del Govern, Francesc Homs, sin que sus quejas hayan sido atendidas. “Por eso lo hacemos ahora a usted, con la esperanza de que podrá ayudar a solucionar este problema”, concluye la carta.

80.000 euros de sueldo

Cataluña comenzó a tener presencia en Alemania en 2008. Ortega sustituyó en el cargo al periodista Martí Estruch, que podía presumir de hablar un alemán bilingüe. El polémico comunicador fue puesto en la delegación alemana por Josep-Lluís Carod-Rovira.

El argumento oficial que se utilizó para cambiar a Estruch y colocar a Mar Ortegaera una reorientación de las oficinas hacia la promoción económica en detrimento del perfil político que, hasta ese momento, tenían los delegados. Con rango de director general, el sueldo de un delegado supera los 80.000 euros, con dietas y gastos incluidos.

Cataluña mantiene una red diplomática que se extiende por los barrios más lujosos de Nueva York, Berlín, Londres, París y Bruselas y que supera los 30 millones de euros.

Cataluña Berlín Independencia Jordi Pujol Francesc Homs
El redactor recomienda